3 consejos efectivos para combatir la ansiedad

Descubre cómo combatir la ansiedad y mejorar tu vida con los consejos de Marcelo Ríos Fuentes en su apasionante charla TEDx. No te arrepentirás.

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo algo que acabo de descubrir en un video de una charla Tedx que me dejó realmente impactado. Se trata de cómo nos sobreexigimos constantemente y cómo eso afecta nuestra vida de manera negativa. El autor de la charla, Marcelo Ríos Fuentes, aborda este tema desde una perspectiva psicológica y nos invita a reflexionar sobre nuestras propias experiencias.

En el video, Marcelo comienza hablando sobre cuánto nos exigimos a diario para cumplir con las expectativas que nosotros mismos nos imponemos. Nos sentimos atormentados por no alcanzar las metas y objetivos que creemos necesarios para tener éxito en la vida. Esta presión constante nos lleva a perder la empatía hacia nosotros mismos y a castigarnos cuando no logramos lo que esperamos.

El problema es que al sobreexigirnos establecemos parámetros más allá de nuestras posibilidades reales. Sembramos la semilla del descontento, ya que es obvio que no podremos cumplir con esos estándares tan altos. Terminamos frustrados con nosotros mismos e irritados con el mundo por no alcanzar esa cima inalcanzable.

Lo curioso es que mientras menos aceptación tenemos hacia nosotros mismos, más tendemos a sobreexigirnos. Esto genera inseguridad y una sensación de falta de control sobre nuestra propia vida. Y mientras menos control tengamos, más necesidad sentiremos de querer controlarlo todo, lo cual puede llevarnos al fracaso ya que hay situaciones inevitables e incontrolables en la vida.

Marcelo menciona también cómo esta falta de aceptación y la inseguridad que genera nos predispone a sentir miedo y vulnerabilidad con mayor frecuencia. Esto nos lleva a pensar que simplemente no podemos enfrentar los desafíos de la vida, adoptando una actitud defensiva ante cualquier situación que consideremos una amenaza.

Leer también:  Descubre el verdadero aprendizaje: no se trata de ti

La ansiedad es el resultado final de este círculo vicioso. Marcelo comparte su experiencia como psicoterapeuta y cómo ha visto cómo las personas se sienten atrapadas en un laberinto de sobreexigencia, inseguridad y ansiedad. Este bucle parece no tener fin, ya que la falta de aceptación alimenta las sobreexigencias y viceversa.

Pero ¿cómo podemos darnos cuenta de que nos estamos sobreexigiendo? Marcelo sugiere prestar atención a señales como acumular niveles altos de frustración y descontento hacia nosotros mismos. Muchas veces nos rechazamos, maltratamos y evaluamos negativamente, minimizando nuestros logros y maximizando nuestros fracasos.

Si te identificas con esta dinámica, es probable que hayas caído en la trampa de la sobreexigencia. Es importante analizar si parte de esa exigencia tiene que ver con querer controlar cosas fuera de nuestro alcance. Aceptar esto puede ser liberador.

Otra señal es sentirnos constantemente vulnerables debido a nuestra inseguridad. La ansiedad se alimenta precisamente del sentimiento permanente de vulnerabilidad. Para contrarrestarlo, debemos recordar situaciones difíciles en las cuales hemos salido adelante anteriormente. Tenemos recursos internos para enfrentar los desafíos, aunque a veces subestimemos nuestras capacidades.

Por último, Marcelo plantea la importancia de construir una relación sana con nosotros mismos. No podemos seguir desvalorizándonos, maltratándonos o castigándonos. La aceptación es clave en este proceso. Aceptarnos implica valorarnos de manera realista, reconociendo nuestras cualidades y recursos, pero también nuestras debilidades. Ampliar nuestra forma de vernos a través de los ojos de otras personas puede ser revelador.

En resumen, la sobreexigencia nos aleja de la aceptación y nos sumerge en un círculo vicioso que genera inseguridad y ansiedad. Para prevenir y afrontar esta situación, debemos dejar de sobreexigirnos permanentemente, recordar situaciones en las cuales hemos salido adelante antes y construir una relación sana basada en la aceptación.

Leer también:  Descubrir tu propósito: ¿Estás listo?

Espero que este artículo te haya resultado interesante y te haga reflexionar sobre tus propias experiencias. Recuerda que el camino hacia una vida más plena comienza por aceptarnos tal como somos y dejar atrás las exigencias desproporcionadas.

Cuéntame, ¿cuánto piensas sobreexigirte mañana?

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.