3 preguntas para emprender y triunfar en el mundo empresarial

¿Quieres descubrir cómo convertirte en un empresario de éxito? Bueno, te cuento que acabo de ver una increíble charla TED protagonizada por Kevin, un ingeniero de sistemas de Guatemala. Este tipo ha cruzado metas cortas, largas y hasta visionarias para llegar donde está ahora. Y claro, también cruzó todo un océano en el proceso. ¡Imagínate!

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo lo que he aprendido de una charla Tedx muy interesante que vi recientemente. El autor de la charla, Kevin González, nos cuenta su experiencia como emprendedor y nos invita a reflexionar sobre tres preguntas clave al momento de emprender cualquier proyecto personal.

¿Qué tanto estás dispuesto a hacer?

Kevin comienza su historia hablándonos sobre el inicio de su emprendimiento hace 9 años. Recuerda cómo recibió su primer cheque a nombre de una empresa que aún no existía y vendiendo una marca que aún no había creado. Nos muestra que los emprendimientos pueden tener un camino corto o largo, pero lo importante es dar el primer paso.

Nos cuenta cómo él y su esposa tomaron la decisión de irse a vivir a China con su bebé de dos meses para completar un proyecto. Aunque no tenían muchos fondos, buscaron un lugar económico para vivir en un complejo donde eran considerados los extraños del lugar.

Pero el camino no fue fácil para Kevin. Recuerda cuando ninguna fábrica en China quiso recibir su pedido porque era muy pequeño. Sin embargo, como buen emprendedor, tenía planes alternativos y decidió ir al mercado de electrónicos más grande del mundo en busca de las piezas necesarias para completar sus productos.

Leer también:  El desafío de la Industria 4.0 en la educación: preparándonos para el futuro

Allí encontró todas las piezas por separado y tuvo que ensamblarlas él mismo en un pequeño cuartito dentro del mercado. A pesar del arduo trabajo y las largas horas dedicadas al negocio, Kevin logró ahorrar hasta un 40% del costo al hacerlo por sí mismo. Además, descubrió un nicho de mercado de clientes que buscaban producir cantidades pequeñas de productos electrónicos personalizados.

Con el paso del tiempo, Kevin y su equipo pasaron de tener una planta en tres metros cuadrados a un lugar mucho más grande y adaptado para crecer. Incluso trajeron ese conocimiento a Guatemala y comenzaron a ensamblar allí también.

¿Qué tan dispuestos están ustedes a creer?

Otra pregunta importante que Kevin nos plantea es qué tan dispuestos estamos a creer en nosotros mismos y en nuestro instinto emprendedor. Nos cuenta cómo, después de varios años trabajando, tuvo la oportunidad de abrir su primera tienda física.

A pesar de los consejos negativos que recibió sobre las expectativas poco realistas que tenía para la apertura de la tienda, decidió confiar en su sueño. Anunció la apertura en redes sociales y esperaba al menos algunas personas interesadas.

Pero lo que sucedió superó todas sus expectativas. Desde temprano en la mañana, había personas haciendo cola afuera de la tienda e incluso acampando desde la noche anterior para ser los primeros en entrar. A medida que avanzaba el día, más personas se sumaban a la cola hasta llegar a más de 300 antes de la hora oficial de apertura.

A partir de esta experiencia, Kevin aprendió una lección valiosa: siempre escuchará consejos, pero nunca dejará de confiar en su olfato emprendedor y seguirá persiguiendo sus sueños con determinación.

Leer también:  Descubriendo oportunidades de emprendimiento

¿Necesitamos tener el propósito claro?

La tercera pregunta que Kevin nos plantea es si necesitamos tener un propósito claro al emprender. Él nos cuenta que, aunque es ideal tenerlo definido desde el principio, no siempre sucede así.

Nos invita a dejarnos llevar por la corriente y asegura que con el tiempo iremos encontrando nuestro propósito. En su caso, después de seis años operando, se dio cuenta de que su negocio era rentable pero no estaba trascendiendo ni dejando un legado.

Fue gracias a los comentarios y muestras de aprecio de sus clientes que Kevin descubrió el significado real de su emprendimiento. Las fotografías, mensajes y preguntas de sus clientes le mostraron cómo estaban utilizando sus productos y lo orgullosos que estaban de tener una marca guatemalteca con diseños guatemaltecos.

Gracias a estas experiencias, Kevin decidió dar un paso más allá y transformar su negocio en algo más grande. Pasó de ser una empresa pequeña a convertirse en una marca reconocida internacionalmente.

A través del relato inspirador de Kevin González en esta charla Tedx, podemos aprender valiosas lecciones sobre emprendimiento:

  • No importa cuánto tardemos o qué obstáculos enfrentemos; lo importante es dar el primer paso.
  • Debemos confiar en nuestro instinto emprendedor y seguir nuestros sueños sin dejar que los consejos negativos nos detengan.
  • Aunque no tengamos un propósito claro al inicio, con el tiempo iremos descubriendo nuestro propósito y dejando un legado.

Así que, ¿qué estás esperando? ¡Emprende tu propio camino y haz historia!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.