Aprende de nuestros ancestros para optimizar los recursos hídricos

¿Te imaginas cómo aprovechar el conocimiento ancestral para solucionar problemas con el agua? Te cuento todo en esta fascinante charla TED que acabo de ver. ¡No te lo puedes perder!

Hace algunos días tuve la oportunidad de ver un video de una charla Tedx muy interesante. El autor, Boris Ochoa-Tocachi, nos habló sobre el valor del conocimiento ancestral y cómo este puede ayudarnos a resolver problemas actuales, como la escasez de agua en Lima, Perú.

El conocimiento ancestral y los extraterrestres

En el video, Ochoa mencionó que desde que era niño aprendió a valorar el conocimiento indígena gracias a sus padres. A lo largo de los años, ha descubierto que las civilizaciones antiguas han logrado grandes hazañas sin necesidad de ayuda extraterrestre. Es cierto que se han encontrado evidencias en pirámides y monumentos ancestrales que podrían sugerir la presencia alienígena en la Tierra, pero científicos e historiadores han desmentido estas teorías.

El problema radica en que muchas veces subestimamos el conocimiento indígena y lo consideramos menos valioso que el conocimiento científico occidental. Sin embargo, cada vez más se reconoce la importancia del saber tradicional para enfrentar desafíos ambientales y sociales actuales.

El papel del agua en las culturas indígenas

Ochoa destacó cómo diversas comunidades indígenas han desarrollado prácticas basadas en su relación con el agua. Por ejemplo, mencionó los sistemas de canadá utilizados para cosechar agua subterránea en zonas áridas del norte de África y Medio Oriente. También habló sobre cómo los habitantes de la isla de Pascua sobreviven gracias a fuentes de agua dulce y filtros costeros.

Leer también:  La evolución cultural: clave para el éxito

En distintas zonas montañosas del mundo, como los Andes, se han utilizado técnicas para desviar agua desde ríos y quebradas hacia zonas de alta permeabilidad. Estas prácticas ancestrales están siendo reconocidas por organizaciones ambientales y las Naciones Unidas como medios potenciales para proveer agua en un mundo cada vez más poblado.

El desafío del agua en Lima

Ochoa explicó que Lima, la capital de Perú, se encuentra en medio de un desierto. La escasez de agua es un problema grave debido a la larga temporada seca y a los volúmenes insuficientes durante la temporada de lluvias. Durante el último siglo se han construido presas, canales y otros tipos de infraestructura para almacenar agua, pero aún así no es suficiente.

El autor mencionó cómo las montañas funcionan como torres de agua gracias al rendimiento (cuánto del agua que cae se convierte en caudal) y a la regulación (cuánto tiempo el agua permanece almacenada). Sin embargo, muchas veces malentendemos estas dinámicas. Por ejemplo, sembrar árboles puede reducir la producción hídrica cuando son especies consumidoras excesivas como pinos o eucaliptos.

La solución ancestral: El Manteo

Ochoa presentó una solución ancestral utilizada en Huamantanga, una zona montañosa cerca de Lima. Desde hace 1.400 años, sus habitantes han utilizado el suelo como un reservorio natural para almacenar agua durante la temporada de lluvias y utilizarla durante la estación seca.

Este sistema, conocido como “Manteo”, utiliza canales que desvían el agua a zonas de alta infiltración en el suelo. El agua viaja lentamente dentro del suelo y es recuperada pendiente abajo en manantiales después de semanas o incluso meses. Un grupo de científicos ha investigado este sistema y demostró que funciona.

Leer también:  El milagro santandereano: la verdad detrás del desarrollo regional

El potencial del Manteo

Ochoa planteó la pregunta: ¿qué pasaría si se replicara el sistema del Manteo en toda la parte alta del río Rímac, que abastece de agua a Lima? Según estimaciones, esta práctica podría desviar e infiltrar casi 100 millones de metros cúbicos de agua durante la temporada de lluvias. Esto es más del doble de lo que Lima necesita actualmente.

Además, esta solución ancestral se podría combinar con otras infraestructuras existentes como presas y canales, generando una mayor disponibilidad hídrica para la ciudad. Ochoa destacó cómo soluciones basadas en la naturaleza pueden ser estudiadas y aplicadas en otros lugares del mundo para enfrentar problemas similares.

La charla Tedx impartida por Boris Ochoa-Tocachi nos mostró cómo el conocimiento ancestral puede ser invaluable para resolver problemas actuales. En lugar de subestimar las tradiciones indígenas o creer en teorías extraterrestres, debemos reconocer el valor de estas prácticas y aprender de ellas.

El caso del Manteo en Huamantanga es un claro ejemplo de cómo las comunidades indígenas han desarrollado soluciones ingeniosas y sostenibles a lo largo de los siglos. Estas prácticas basadas en la naturaleza pueden ser aplicadas en otros lugares del mundo para enfrentar desafíos ambientales y sociales.

Espero que este artículo haya logrado transmitir la importancia del conocimiento ancestral y el potencial que tiene para resolver problemas actuales. No debemos subestimar el valor de las tradiciones indígenas, sino más bien aprender de ellas y trabajar juntos para construir un futuro sostenible.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.