Cambiando perspectivas: Tecnología e innovación para un futuro transformador

¿Cómo combinar tecnología y conocimientos universitarios para impactar socialmente? Descubre las ideas de Fernando Pose en esta apasionante charla TEDx.

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo una charla Tedx que vi recientemente y que me dejó realmente impresionado. Fue presentada por Fernando Pose, un ingeniero argentino, quien compartió su experiencia en el desarrollo de un proyecto final durante sus estudios universitarios. El objetivo de este proyecto era crear algo más allá de lo académico, algo que pudiera realmente ayudar a las personas. Y déjame decirte que lo logró con creces.

El inicio del proyecto

Fernando y su compañero se encontraban en busca de una idea para su proyecto final cuando tuvieron la oportunidad de hablar con un docente que estaba comenzando un grupo de investigación. Este docente tenía una idea muy clara: desarrollar una herramienta para ayudar a personas con dificultades para comunicarse naturalmente.

Con esta motivación en mente, Fernando y su compañero aceptaron el desafío y se les asignó la tarea de crear un programa que mostrara dos palabras a una persona y esta debía concentrarse en una de ellas. El programa debía ser capaz de identificar en cuál palabra se estaba concentrando la persona.

La búsqueda del conocimiento

Ambos estudiantes comenzaron a investigar cómo obtener las señales cerebrales necesarias para llevar a cabo este proyecto. Encontraron videos e información sobre electroencefalogramas, pero no encontraban exactamente lo que necesitaban. Además, descubrieron que los cascos especializados para obtener estas señales eran muy costosos y difíciles de conseguir debido a problemas con importaciones.

Leer también:  Descubre los increíbles superpoderes de la evolución

A pesar de estos obstáculos, no se dieron por vencidos y continuaron buscando alternativas. Finalmente, tuvieron la suerte de que les prestaran un casco para poder completar su proyecto en diciembre.

La evolución del proyecto

Una vez terminado el primer programa, Fernando y su compañero decidieron seguir participando en el grupo de investigación. Sin embargo, ya no querían limitarse a mostrar solo dos palabras a las personas. Su objetivo era permitir una comunicación más completa.

El siguiente paso fue desarrollar un programa que mostrara seis figuras a la persona y esta debía concentrarse en una de ellas destellantes secuencialmente. El programa debía ser capaz de identificar en cuál figura se estaba concentrando la persona.

La búsqueda de alternativas

A medida que avanzaban en el proyecto, surgió otro desafío: necesitaban encontrar una forma más accesible y económica de obtener las señales cerebrales sin depender del casco prestado. Fue entonces cuando descubrieron un proyecto llamado OpenBCI (Open Source Brain-Computer Interface), que consistía en una placa con sensores para obtener estas señales cerebrales.

Decidieron imprimir un casco utilizando impresoras 3D y montaron la placa con los sensores marcados en él. De esta manera, lograron tener un casco muy similar al comercial pero a un costo mucho menor.

Hacia nuevos horizontes

Fernando nos cuenta emocionado que actualmente se encuentran trabajando en la tercera etapa del proyecto: mostrar 36 figuras a las personas para permitirles escribir oraciones completas y números de teléfono. Pero, ¿para qué sirve todo esto?

La respuesta llega cuando Fernando menciona una enfermedad poco conocida llamada Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). Esta enfermedad afecta a miles de personas en todo el mundo y provoca la parálisis progresiva de los músculos, incluyendo los necesarios para hablar.

Leer también:  El futuro de la medicina: revolución tecnológica y personalización

El proyecto de Fernando y su equipo no es una cura para esta enfermedad, pero sí puede mejorar la calidad de vida de quienes la padecen. Les brinda la posibilidad de comunicarse y realizar acciones mediante la concentración en las figuras mostradas por el programa.

Fernando Pose nos muestra con su historia que un proyecto académico puede trascender más allá del aula y tener un impacto social significativo. Nos enseña que no hay obstáculos insuperables cuando se tiene pasión por lo que se hace.

Su dedicación y perseverancia han permitido desarrollar una herramienta accesible, económica y efectiva para ayudar a personas con dificultades para comunicarse debido a enfermedades como la ELA. Y lo más importante, nos invita a todos nosotros a buscar proyectos en los cuales podamos aplicar nuestras capacidades y recursos para generar un impacto positivo en nuestra sociedad.

Estoy seguro de que esta charla te inspirará tanto como me inspiró a mí. Te animo a ver el video completo y reflexionar sobre cómo puedes utilizar tus habilidades para hacer una diferencia en el mundo.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.