Canicross: El deporte que une a personas y perros

¿Sabías que existe un deporte único donde las personas corren en equipo junto a sus perros? En su iniciativa llamada CanRun, Diego nos muestra cómo estas compañías peludas pueden llegar a ser nuestros mejores amigos. Descubre todo lo que aprendí en esta emocionante charla TEDx.

La fidelidad de los perros

Hoy quiero compartir con ustedes algo que vi en un video de una charla TEDx. Se trata de una historia inspiradora sobre la relación entre un hombre y su perro, y cómo juntos descubrieron el mundo del canicross. El protagonista de esta historia es Diego Guevara Sánchez, quien nos cuenta cómo su vida cambió gracias a la lealtad y fidelidad de su compañera canina, Erika.

Un sujeto de seis patas

Diego comienza diciendo que nunca ha sentido que su perro sea simplemente una sombra. Para él, tener un perro no se trata solo de tener una mascota, sino de ser parte de un equipo. Según datos estadísticos, el 62% de las personas en Córdoba tienen perros, pero eso no significa que todos sean sujetos de seis patas. ¿Qué significa ser un sujeto de seis patas? Significa tener una conexión tan profunda con tu perro que llegan a convertirse en uno solo.

Erika es la compañera fiel y aventurera de Diego. Juntos han vivido muchas experiencias emocionantes: recorridos por montañas, exhibiciones para niños e incluso momentos inolvidables como el día en que Diego le presentó a su hijo. Pero lo que más tiempo comparten es practicar canicross.

Leer también:  Empoderamiento empresarial: Descubre cómo Disfruta lidera el camino

El deporte del canicross

El canicross es un deporte federado derivado del mushing (deportes con trineo). En este deporte, el perro debe ir adelante mientras Diego va conectado a él con una correa. Es un deporte que requiere de mucha confianza mutua, ya que durante la carrera no se ven a los ojos. Erika está atenta a cada comando de Diego, mientras él está atento a las decisiones que ella va tomando.

Diego nos cuenta cómo comenzó en el canicross en un día frío y lluvioso. Aunque al principio no entendía lo que Erika quería, decidió seguir su instinto y salir a correr juntos como solían hacerlo. Fue en ese momento cuando comprendió la importancia de compartir tiempo con su perro.

La importancia de compartir tiempo

Diego reflexiona sobre la vida de su abuela, quien pasa sus días encerrada mirando el mundo desde una ventana. Al preguntarle cómo se siente estar todo el día encerrada, su abuela responde: “Es como perder la voluntad”. En ese momento, Diego comprende que el tiempo compartido con nuestros perros es invaluable. No importa si son 15 minutos o una hora, lo importante es estar juntos y ser parte de esa manada para ellos.

Así fue como Diego y Erika fueron sumando experiencias en el canicross: primero carreras callejeras, luego sudamericanos y finalmente llegaron al mundial en Polonia. Para muchos amigos de Diego, viajar en avión era emocionante, pero para él lo más importante era poder entrar a lugares junto a Erika. Si ella no podía entrar a un lugar, él tampoco podía hacerlo.

El momento más bonito

Llega el día del mundial y Diego está emocionado por mejorar su tiempo. Luego de una cuenta regresiva, Erika sale a toda velocidad y Diego la sigue detrás. Fue la carrera más bonita de su vida porque descubrió que lo importante no era estar en un lugar específico, sino correr juntos y disfrutar del momento.

Leer también:  Emprender y correr: claves de éxito en un apasionante viaje

La superación personal

Diego nos confiesa que siempre ha tenido el problema de perder el objetivo cuando está cerca de alcanzarlo. Pero desde que vive estas experiencias con Erika, sus miedos e inseguridades han desaparecido. Ha encontrado en ella una motivación para superarse y muchos otros corredores de canicross también han experimentado esto. Los perros pueden ser grandes motivadores para bajar de peso, dejar de fumar o cruzar límites personales.

El momento difícil

Llega un momento en la vida de todo perro donde hay que decir adiós a las carreras. Hace dos meses, Diego tuvo que jubilar a Erika como corredora profesional. Fue un momento duro porque implicaba separarse físicamente, pero lo más hermoso es que Erika sigue siendo parte de su familia y siempre estará en su corazón.

La historia de Diego y Erika nos enseña la importancia del vínculo entre humanos y perros. No se trata solo de tener una mascota, sino de tener un compañero fiel con quien compartir aventuras y momentos inolvidables. Los perros son animales sociales que necesitan formar parte de una manada liderada por nosotros. A través del canicross, Diego descubrió no solo la perseverancia, sino también la superación personal y la importancia de vivir el presente.

La próxima vez que llegues a casa, tómate un momento para mirar a los ojos a tu perro. Descubrirás en ellos un compañero leal, un amigo y un pilar en tu vida. Recuerda que la familia nunca se abandona, y eso incluye a nuestros queridos amigos peludos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.