Cicatrizando el corazón: sanar el dolor y encontrar la fuerza interior

No te pierdas esta increíble charla TEDx de una optimista emprendedora. Descubre su pasión por la vida, la música y el poder de “Siempre se puede”. ¡Vale la pena!+

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo algo muy impactante que acabo de ver en un video de una charla TEDx. Se trata de la historia de Iris González, una valiente mujer que decidió romper el silencio y enfrentar la violencia de género que vivía en su vida cotidiana. Su relato es tan conmovedor y revelador que no puedo dejar de contártelo.

La voz silenciada

Iris comienza su charla hablando sobre cómo desde pequeña aprendió a callar para sobrevivir a las autoridades en su hogar. Siendo la menor de cuatro hermanos, sintió la necesidad de adaptarse y aceptar cualquier tipo de control o maltrato para evitar conflictos mayores. Esta dinámica familiar, aunque dolorosa, se convirtió en su forma habitual de relacionarse con el mundo.

Pero poco a poco, Iris comenzó a darse cuenta de que algo no estaba bien en su vida. Sentía un vacío constante, como si estuviera presente físicamente pero emocionalmente ausente. Los susurros del silencio se volvieron más fuertes en su corazón y ya no podía ignorarlos.

El despertar

Fue entonces cuando Iris comprendió que estaba atrapada en una relación tóxica basada en el control psicológico y emocional. Aunque al principio creyó erróneamente que eso era amor, pronto se dio cuenta del amargo sabor y del vacío que le dejaba.

Se adaptaba constantemente a las demandas y expectativas del otro por miedo a perder todo lo que había construido, su hogar, sus hijos. Pero en ese proceso, se fue perdiendo a sí misma. Se sentía invisible, humillada y sin voz.

Leer también:  Desata tu mente: aprende en minutos con charlas TED

El camino hacia la libertad

Afortunadamente, Iris encontró apoyo en grupos de ayuda y profesionales comprometidos que entendieron su dolor y le mostraron el camino hacia la salida. A través de ellos, descubrió la valentía necesaria para enfrentar su situación y buscar ayuda legal y emocional.

Sin embargo, Iris reconoce que el camino no es fácil. La justicia puede ser lenta e indiferente a veces. Pero ella sabe que es un camino necesario para encontrar la paz interior y recuperar su vida.

La historia de Iris González nos muestra cómo muchas mujeres viven situaciones de violencia de género en silencio, creyendo erróneamente que eso es amor o simplemente aceptando las circunstancias por miedo a perderlo todo.

Pero hoy debemos tomar conciencia de que no podemos naturalizar estas situaciones ni mirar hacia otro lado. Debemos involucrarnos, escuchar nuestro corazón y buscar ayuda cuando sea necesario.

Tomemos acción contra la violencia de género. Escuchemos nuestro latir y recordemos a todas aquellas víctimas cuyos corazones ya no están con nosotros pero cuyo latir sigue presente en cada uno de nosotros.

No olvidemos los moretones del corazón. Basta. Podemos parar la violencia si tomamos conciencia y actuamos juntos.

Escucha tu corazón.
Gracias.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.