Clasificación musical: ¿Por qué categorizar según función?

Imagina una charla TED que desafiará tus creencias sobre la música y cómo puede cambiar tu vida. ¡Descubre más en este fascinante artículo!

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo algo que acabo de descubrir en un video de una charla Tedx que me dejó realmente impresionado. Se trata de una reflexión fascinante sobre la música y cómo podemos clasificarla según su función. El autor del video, Pablo Ríos, plantea dos preguntas interesantes: ¿se puede clasificar la música según su función? y ¿para qué sirve la música?

La magia de las playlists

Como muchos de nosotros, Pablo también utiliza plataformas streaming para escuchar música desde cualquier dispositivo con conexión a internet. Y es aquí donde surge el primer punto clave de esta charla: las playlists. Estas son recopilaciones de canciones agrupadas bajo un título o temática específica.

Pablo menciona ejemplos como “música para cenar con amigos”, “música para salir a caminar por la montaña barilochense” e incluso “música para caminar como Peter Parker en Spider-Man 3”. Pero lo que siempre le hizo ruido fue la posibilidad de clasificar la música según su función.

Una experiencia reveladora

Pablo comparte una experiencia personal que tuvo hace varios años cuando era quiosquero. Cada vez que cobraba al principio del mes, solía pasar por una disquería antes de tomar el colectivo a casa. En esta ocasión, por recomendación de un amigo, decidió comprar un disco sin saber exactamente qué esperar.

Cuando llegó a casa y se sentó en su sillón con unos auriculares puestos, comenzó a reproducir el disco sin ninguna interrupción. Fue la primera vez que escuchó un álbum de principio a fin y quedó completamente atrapado por la experiencia. La música era diferente a todo lo que había escuchado antes, con sonidos sutiles rozando el silencio y texturas cargadas.

Leer también:  La fusión musical: clásica y moderna en TEDxVitoriaGasteizSalon

Pablo intentó clasificarla, pero no encontraba una etiqueta adecuada para describir esa experiencia única. Era como descubrir un color nuevo o golpear algo que aún no conocía. La música se volvió invisible y al mismo tiempo visible dentro de él.

La música como herramienta

A lo largo de su vida, Pablo también participó en una banda llamada “Cara de Nam”. En una ocasión, fueron invitados a tocar en un escenario principal durante una fiesta nacional. Después de interpretar dos o tres temas, el locutor del evento los despidió diciendo: “¡Muchas gracias a los chicos de Caravana y su música para reflexionar!”

Esta experiencia hizo que Pablo reflexionara aún más sobre el propósito y utilidad de la música. Él cree firmemente que la música sí sirve para algo cuando la utilizamos como herramienta para relacionarnos con ella. Cuando le prestamos atención, le damos tiempo y espacio suficiente para que nos cuente su historia.

Es en este punto donde lo invisible se vuelve visible dentro de nosotros mismos y nos sentimos un poco más seguros y protegidos.

La charla Tedx impartida por Pablo Ríos nos invita a reflexionar sobre cómo clasificamos la música según su función y qué significado tiene en nuestras vidas. La música va más allá de ser un simple adorno o entretenimiento, se convierte en una herramienta poderosa para conectarnos con nosotros mismos y encontrar seguridad en lo invisible. Así que la próxima vez que escuches música, tómate un momento para realmente disfrutarla y descubrir qué historia tiene para contarte.

¡Espero que hayas disfrutado de este artículo tanto como yo disfruté viendo el video! La música tiene ese poder mágico de transportarnos a lugares desconocidos y despertar emociones profundas. ¿Qué te parece si ahora mismo pones tu canción favorita y te sumerges en ella? ¡No olvides prestarle atención y dejarte llevar por su encanto!

Leer también:  Observar para vivir: Descubre una nueva perspectiva de apreciación del mundo

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.