Claves para disfrutar cada momento: optimiza tu tiempo

¿Sabías que el tiempo y las aficiones pueden traerle más alegría y significado a tu vida? No lo digo yo, lo dice Ruben en TEDxSunchales. Acompáñame a descubrirlo juntos.

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo algo increíble que descubrí en un video de una charla Tedx. Se trata de una conferencia dada por un señor llamado Ruben Leonardini, quien nos habla sobre la importancia de aprovechar nuestro tiempo libre y cómo las aficiones y los hobbies pueden marcar la diferencia en nuestras vidas.

La valija con medio millón de horas

Ruben comienza su charla haciendo una interesante metáfora. Nos dice que cuando nacemos, llegamos al mundo con una “valija” llena de medio millón de horas, es decir, el tiempo que tenemos disponible a lo largo de nuestra vida. La clave está en cómo elegimos invertir o gastar esas horas a medida que tomamos decisiones y tenemos oportunidades.

La vida es generosa con aquellos que invierten adecuadamente su tiempo y cruel con aquellos que lo malgastan o simplemente lo desperdician. Es importante trabajar con calidad y responsabilidad, pero también darle importancia al tiempo libre, ya que esto contribuye a nuestra salud física y mental.

Aficiones: pasión compartida

Nuestro ponente nos explica que las aficiones son actividades que hacemos simplemente porque nos gusta hacerlas. Son nuestros hobbies, nuestros pasatiempos favoritos. Y si podemos compartir estas aficiones con seres queridos, se convierten en experiencias aún más placenteras.

Leer también:  Unlocking True Passion: Break Free from Societal Constraints and Embrace New Paths

El objetivo principal es vencer la procrastinación, esa tendencia a postergar tareas importantes para realizar acciones menos relevantes como ver televisión o pasar demasiado tiempo en redes sociales e internet. No está mal disfrutar de estos momentos, pero es importante hacerlo en su medida justa.

El poder de las aficiones

Ruben nos cuenta que él y su familia se dedican a hacer cerveza como hobby desde hace más de 15 años. Lo interesante es que comparten esta afición entre varias generaciones: Ruben, su padre (de 85 años) y su hijo (de 18 años). Incluso sus hijas y esposa se suman en otros momentos del proceso.

Este tiempo dedicado a la elaboración de cerveza les permite estar juntos, charlar, recordar anécdotas y disfrutar de un momento compartido. En ese momento, las fronteras entre ellos desaparecen y lo importante es aprovechar ese tiempo con algo que les gusta. No importa si estás haciendo cerveza, tejiendo escarpines o pintando cuadros; lo fundamental es aprovechar el tiempo libre con una afición significativa.

A medida que uno desarrolla sus aficiones, seguramente se encontrará con personas que comparten los mismos intereses. Estos encuentros no solo enriquecen técnicamente, sino que también pueden dar lugar a amistades sólidas basadas en la pasión compartida por esa actividad.

No todo tiene que ver con ser emprendedor

Ruben aclara que tener una afición no tiene nada que ver con ser emprendedor o buscar una fórmula financiera. Las aficiones nacen simplemente porque nos gustan y queremos hacerlas sin ninguna otra ambición más allá del placer personal.

Sin embargo, si un hobby se transforma en un emprendimiento exitoso, eso es excelente. Todos tenemos derecho a ganarnos la vida con lo que nos apasiona. Pero lo importante es no perder de vista el amor y la pasión por esa actividad, sin importar si somos los mejores o el número uno en ella.

Leer también:  Descubriendo infinitas oportunidades: La inspiradora historia de Abraham Cohen

Historias personales

Ruben comparte dos historias personales que ejemplifican cómo las aficiones pueden tener un impacto significativo en nuestras vidas.

La primera historia se trata de su tío Carlos Osaka, quien tenía una afición muy especial: fabricar vino. En una visita familiar, Ruben pudo vivir de cerca esta pasión y compartir un momento único con su tío. Aunque el vino no era precisamente delicioso, lo importante era la felicidad y orgullo que su tío sentía al compartir algo que amaba hacer.

La segunda historia es sobre su abuelo Emilio, un hombre duro acostumbrado al trabajo del campo. A pesar de eso, también tenía su propia afición: trabajar con cuero para crear implementos rústicos pero de gran calidad. Ruben recuerda cómo su abuelo se sumergía en ese galponcito oscuro durante horas y disfrutaba cada momento dedicado a esta actividad.

Ambas historias demuestran cómo estas aficiones pueden generar satisfacción personal y orgullo por hacer algo que nos gusta. Además, ofrecen oportunidades para conectar con otras personas e incluso emprender pequeños negocios basados en ellas.

El valor de hacerlo porque te gusta

Ruben concluye diciendo que no hay nada más gratificante que hacer algo simplemente porque te gusta hacerlo. No necesitas ser el mejor en ello ni tener grandes ambiciones. Lo importante es disfrutar y divertirte mientras lo haces.

Recuerda que tus aficiones y hobbies pueden estar esperándote en cualquier momento. A veces solo necesitas prestar atención, escuchar tu corazón y comenzar a explorar aquello que te apasiona. No permitas que te cuenten todas las experiencias, ¡vívelas tú mismo!

Aprovechar nuestro tiempo libre con aficiones y hobbies nos permite disfrutar de momentos significativos, conectar con otras personas e incluso emprender pequeños negocios basados en nuestras pasiones. No importa si somos expertos o principiantes en una actividad; lo fundamental es hacerlo porque nos gusta y nos divierte. Así que no pierdas más tiempo, encuentra tu pasión y comienza a vivir una vida llena de satisfacción personal.

Leer también:  El poder transformador del perdón: Descubre cómo sanar y cambiar tu vida

¡No olvides abrir esa valija con medio millón de horas y aprovechar cada minuto de ella!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.