Combatir prejuicios de género y promover selección sexual: la influencia en la ciencia

Descubre cómo los prejuicios de género impactan en la ciencia en esta fascinante charla de Palestina Guevara Fioré. ¡No te lo pierdas!

Descubriendo los prejuicios de género en la ciencia

Hace unos años, tuve una experiencia que marcó mi vida y me hizo comprender la influencia de los prejuicios de género en nuestra forma de pensar y relacionarnos con los demás. Estaba en una tienda buscando asesoría para unas plantaciones departamentales cuando una joven se acercó a mí con un informe. Al principio, sentí rechazo porque esperaba que un hombre me diera las indicaciones necesarias. Sin embargo, conforme ella empezó a hablar, me di cuenta de que sabía del tema y entendí que nuestros prejuicios están arraigados en nuestra cultura y sociedad.

En esta charla Tedx, se expone cómo los prejuicios de género afectan el desarrollo del conocimiento científico en el campo de la biología del comportamiento sexual. Durante mucho tiempo, se creyó que los armamentos evolucionaban en los animales debido a su función para pelear por las hembras. Sin embargo, no se aceptaba la idea de que los ornamentos también evolucionaran debido a la elección femenina.

La teoría de la selección sexual fue olvidada durante casi todo el siglo XX debido a barreras culturales y sociales. La sociedad victoriana creía que las mujeres no podían tener poder ni tomar decisiones activas, por lo que consideraron absurdo pensar que los ornamentos masculinos evolucionaban por elección femenina.

Leer también:  Revolución digital: Tecnologías sexuales y salud sexual en la era digital

La revolución científica

Fue hasta los setentas cuando científicos como Trivers Fisher y James Harvey retomaron el estudio sobre la selección sexual en el reino animal. Durante estos cien años de retraso, se dejaron de incluir estudios que demostraban cómo la selección sexual moldea la mente, el cuerpo y el comportamiento cultural de los humanos.

Hoy en día, la selección sexual es un área reconocida y activa en la biología. Se ha reunido evidencia de que existe dirección de pareja en insectos, peces, reptiles y mamíferos. Sin embargo, los prejuicios de género siguen frenando el desarrollo del conocimiento científico.

Roles tradicionales de género

Uno de los sesgos más comunes es creer que las hembras son las encargadas de elegir a su pareja mientras que los machos compiten entre ellos. Sin embargo, se ha descubierto que estos roles no son estrictos y ambos sexos pueden competir y elegir.

El fundamento para estas diferencias radica en los procesos evolutivos que resultan en un potencial reproductivo diferente para cada sexo. Por ejemplo, pensemos en el hombre con más descendientes registrados en la historia: Genghis Khan. Por otro lado, pensemos también en las mujeres con mayor cantidad de hijos registrados: una mujer rusa que tuvo múltiples embarazos con mellizos o trillizos.

Los pájaros como ejemplo

Los pájaros han sido considerados como ejemplos ideales para explicar estas diferencias sexuales debido a su cría monógama. Sin embargo, se ha descubierto que muchas especies no son realmente monógamas y tanto macho como hembra pueden tener múltiples parejas.

Este tipo de descubrimientos demuestran que los roles tradicionales de género no son absolutos y que los sesgos culturales influyen en nuestra forma de pensar y relacionarnos con los demás. Estos prejuicios afectan tanto a hombres como mujeres, limitando el desarrollo del conocimiento científico.

Leer también:  Por qué los niños no deben guardar secretos: la impactante historia de Elena y su lucha contra la prostitución en Argentina

Conclusiones

Es importante seguir hablando y discutiendo sobre estos temas para poder identificar cuando nuestros prejuicios de género están influyendo en nuestro comportamiento. A través del diálogo y la reflexión, podremos romper con estos sesgos culturales y avanzar hacia una sociedad más igualitaria.

La charla Tedx expone cómo los prejuicios de género han afectado el desarrollo del conocimiento científico en el campo de la biología del comportamiento sexual. Durante mucho tiempo, se creyó que solo los armamentos evolucionaban debido a su función para pelear por las hembras, pero se ignoraba la influencia de la elección femenina en los ornamentos masculinos. La teoría de la selección sexual fue olvidada durante casi todo el siglo XX debido a barreras culturales y sociales. Sin embargo, gracias al trabajo de científicos como Trivers Fisher y James Harvey, se retomó el estudio sobre este tema. Hoy en día, sabemos que existe dirección de pareja en insectos, peces, reptiles y mamíferos. Los roles tradicionales de género no son absolutos y ambos sexos pueden competir y elegir. Es fundamental seguir hablando sobre estos temas para identificar cómo los prejuicios de género influyen en nuestro comportamiento y poder romper con estos sesgos culturales.

¡Sigamos luchando por una sociedad más igualitaria!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.