Cómo distinguir la verdad de la mentira en tiempos electorales

¿Quieres distinguir la verdad de la mentira en elecciones? Descubre en la charla de Eliana Álvarez en TEDx los valiosos consejos sobre fact-checking ¡No te la pierdas!

En un mundo lleno de información, ¿cuántas veces nos hemos preguntado si lo que nos dicen los políticos es realmente cierto? Eliana Álvarez, en su charla Tedx, nos invita a cuestionar y verificar las afirmaciones que escuchamos en el discurso público. Para ello, nos presenta ejemplos con tres reconocidos políticos uruguayos: el presidente Tabaré Vázquez, el líder de la oposición Luis Lacalle Pou y el líder del Partido del Agente Edgardo Novick.

Álvarez comienza exponiendo algunas frases que estos políticos han dicho en distintas ocasiones. Por ejemplo, Vázquez afirmó que “el tabaco mata año a año a más personas que lo que mataron las dos guerras mundiales juntas”. Lacalle Pou aseguró que “la mutualista del estado perdió un 20% de usuarios desde la reforma hasta la actualidad”. Y Novick mencionó que “en Salto se calcula que hay más de un 20% de gente sin trabajo”.

Sin embargo, Álvarez revela la verdad detrás de estas afirmaciones. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 7 millones de personas mueren cada año por consumo o exposición al tabaco, mientras que en las dos guerras mundiales fallecieron aproximadamente 60 millones. Respecto a Lacalle Pou, el Sistema Nacional de Salud perdió solo un 4% de usuarios desde la reforma en 2007 hasta hoy. Y según el Instituto Nacional de Estadísticas, en Salto hay un desempleo del 9.9%, no del 20%.

Estos ejemplos nos hacen reflexionar sobre la importancia de verificar la información que recibimos. Álvarez señala que informarse conlleva un costo alto en tiempo y conocimientos, ya que implica buscar información, leer informes y documentos, e incluso saber dónde encontrarlos. Sin embargo, nuestra actitud suele ser pasiva y no cuestionamos lo que escuchamos.

Leer también:  Afrontando el VIH: Impacto del Color en la Vida

Es en este contexto donde surge el proyecto Widgets, una organización de la sociedad civil dedicada a la verificación del discurso público en Uruguay. Su objetivo es corroborar si las afirmaciones políticas son verdaderas o falsas utilizando una metodología rigurosa y siete calificaciones que van desde lo más verdadero a lo más falso.

Pero Widgets no está solo en esta tarea. A nivel mundial existen alrededor de 150 sitios dedicados a la verificación del discurso público. Esto demuestra la importancia de tener acceso a información confiable y contrastada para tomar decisiones informadas.

En su charla, Álvarez nos brinda algunas pautas para prestar atención cuando escuchamos un discurso político. En primer lugar, debemos analizar quién dice qué y por qué lo dice. Es fundamental conocer los argumentos detrás de las afirmaciones políticas.

En segundo lugar, debemos prestar atención a los números, cifras, porcentajes y estadísticas utilizadas. Estos datos suelen ser verificables y existen numerosos sitios donde podemos encontrarlos.

En tercer lugar, es importante analizar las comparaciones realizadas entre países o ciudades. ¿Por qué se eligió esa comparación? ¿El fenómeno descrito es igual en ambos lugares?

Por último, debemos considerar el factor temporal. ¿La información presentada es actual o se basa en datos de hace años? ¿Existen mejores datos a los que podemos acudir?

Álvarez nos invita a ser ciudadanos activos y críticos, tanto con lo que dicen los políticos como con lo que nos transmiten los medios de comunicación. Incluso nos anima a cuestionar la veracidad de su propio proyecto, Widgets. La idea es convertirnos en ciudadanos de primera fila, observando el discurso público desde cerca y tomando decisiones informadas.

Leer también:  Cómo nuestras decisiones moldean el futuro cercano

En resumen, la charla de Eliana Álvarez nos enseña la importancia de verificar la información que recibimos en el discurso público. Nos muestra ejemplos concretos de afirmaciones falsas realizadas por políticos uruguayos y nos invita a ser ciudadanos activos y críticos. Al final del día, depende de nosotros qué tipo de ciudadanos queremos ser: pasivos o informados.

¡Así que no te quedes atrás! Verifica, cuestiona y sé un ciudadano de primera fila.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.