Cómo evitar que falle: el poder de la inteligencia emocional

¡Descubre el increíble poder de la inteligencia emocional en este apasionante artículo! ¿Listo para transformar tu vida?

Hace poco tuve la oportunidad de ver un video de una charla Tedx que me dejó impactado. La presentadora, Paula Irueste, comenzó contándonos una experiencia personal que vivió con su hijo pequeño y su auto nuevo. Resulta que dejó a su hijo en el asiento trasero del auto, junto con todas las cosas típicas que llevamos las madres: bolsos, carteras, abrigos y llaves del auto. Pero cuando se dirigió al asiento del conductor, se dio cuenta de que había cerrado el auto con cierre centralizado y no tenía forma de abrirlo. Su bebé estaba atrapado dentro.

Imagínense el miedo y la desesperación que debe haber sentido en ese momento. Pero lo más sorprendente es cómo resolvió la situación: vio un letrero de una cerrajería justo al lado del auto y decidió pedir ayuda allí. Sin embargo, el chico detrás del mostrador le dijo que no podían abrir autos en ese lugar.

Afortunadamente, Paula no se rindió tan fácilmente y le pidió al chico un ladrillo para romper la ventana del auto. Antes de hacerlo, el dueño de la cerrajería intervino y decidió observar qué estaba pasando antes de tomar medidas drásticas.

Descubriendo las inteligencias emocionales

En ese momento fue cuando Paula nos introdujo en el tema principal de su charla: las inteligencias emocionales. Nos explicó cómo estas habilidades son fundamentales para percibir nuestras propias emociones y las de los demás, comunicarlas adecuadamente y valorarlas. Nos contó que tanto ella como el chico de la cerrajería no estaban utilizando su inteligencia emocional en ese momento, ya que ninguno percibió las emociones del otro.

Leer también:  Mejorando la salud mental: consejos prácticos y motivación

Paula nos habló sobre cómo existen diferentes tipos de inteligencias y cómo la inteligencia emocional es una de ellas. Nos mencionó a Daniel Goleman, quien popularizó este concepto, pero también destacó los aportes teóricos e investigaciones previas realizadas por Masieri Salobo y otros expertos en el campo.

La presentadora nos hizo reflexionar sobre cómo nuestras emociones son como un motor que guía nuestros pensamientos y acciones. Y aquí viene lo interesante: todos conocemos más sobre inteligencia emocional de lo que creemos, especialmente después de haber vivido una pandemia durante casi dos años.

Mirando con nuevos ojos

Paula nos invitó a pensar en cómo hemos cambiado nuestra forma de mirar las cosas durante estos tiempos difíciles. Por ejemplo, muchos han tenido que adaptarse a nuevas dinámicas familiares debido al confinamiento. Padres e hijos han pasado mucho más tiempo juntos y han tenido que enfrentarse a situaciones inesperadas.

También mencionó el desafío al que se enfrentaron las escuelas para adaptarse a esta nueva realidad. Las tareas se multiplicaron y las familias estaban llenas de miedos, angustias e inseguridades. Pero Paula nos recordó algo importante: tanto para detectar potencialidades como para regular nuestras emociones, necesitamos aprender a mirar de manera diferente.

Ella compartió su experiencia de haber realizado una estancia de investigación con el Dr. Joseph Renzulli, uno de los pioneros en el estudio de las inteligencias. Pero lo más sorprendente es que Paula afirmó haber aprendido la lección más importante sobre detección de potencialidades y regulación emocional del señor cerrajero.

El poder de una mirada diferente

Volviendo a la escena del auto, Paula nos contó cómo el dueño de la cerrajería decidió observar detenidamente lo que estaba pasando antes de tomar medidas drásticas. Sin tener ninguna herramienta a simple vista, este hombre se acercó a la ventana donde estaba atrapado el hijo de Paula y le dijo: “Parece aquí, jefecito”. Y así fue como abrió la puerta sin necesidad de romper nada.

Leer también:  El cambio de paradigma en la era digital: Reflexiones inspiradoras para una vida más plena

Esa experiencia fue un gran aprendizaje para Paula. Aprendió que muchas veces subestimamos nuestras propias habilidades y las habilidades de los demás. Nos enfocamos en los problemas y en lo que falta en lugar de valorar nuestros recursos y potencialidades.

En ese momento, sentí una conexión profunda con las palabras de Paula. Todos tenemos esa capacidad innata para mirar más allá del problema y descubrir soluciones creativas e inesperadas. Todos podemos aprender a utilizar nuestra inteligencia emocional para gestionar nuestras emociones y comprender mejor a los demás.

La charla Tedx impartida por Paula Irueste nos enseña algo fundamental: nuestro futuro depende no solo del desarrollo intelectual, sino también del desarrollo emocional. Necesitamos aprender a mirar de manera diferente, valorando nuestras potencialidades y las de los demás. Necesitamos creer más en los niños y niñas, en nuestros compañeros de trabajo, en nuestras parejas y en nosotros mismos.

Los mejores lentes que podemos utilizar son los ojos del alma, aquellos que nos permiten ver más allá de lo evidente y descubrir nuevas posibilidades. Así que te invito a mirar con nuevos ojos, a creer en el poder de las inteligencias emocionales y a construir un futuro mejor para todos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.