Cómo la educación impulsa la sostenibilidad y equidad

¿Te has preguntado cómo el cambio climático y la desigualdad están interconectados? Descubre soluciones creativas en una charla TEDx impactante.

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo las ideas más importantes que he aprendido de una charla Tedx muy interesante sobre la desigualdad y la pobreza, y cómo podemos abordar estos problemas desde la educación y la economía conductual. El autor de esta charla, Marino Rengifo García, nos cuenta que un grupo de universidades se reunieron con el objetivo de encontrar soluciones innovadoras para reducir estos flagelos que afectan a nuestras sociedades.

El peso del cambio climático en la desigualdad y la pobreza

Rengifo García nos explica que el fenómeno del cambio climático tiene un impacto significativo en países como los nuestros, especialmente en América Latina. Debido a nuestra ubicación geográfica, siendo países tropicales con muchas ciudades costeras, los aumentos de temperatura pueden llevar a un aumento del nivel del mar. Se estima que en los próximos 100 años el mar podría elevarse al menos dos metros sobre las playas, lo cual afectaría gravemente a estas ciudades y sus poblaciones.

Además, América Latina es considerada como una de las regiones más desiguales del mundo. Esto significa que las instituciones encargadas de brindar seguridad y atención a los ciudadanos tienen dificultades para responder rápidamente ante este tipo de problemas relacionados con el cambio climático debido a los problemas económicos y sociales existentes.

Leer también:  Comunidad y Seguridad: Claves para un futuro resiliente

El papel de la producción y el consumo en el cambio climático

Otro aspecto importante mencionado por Rengifo García es cómo tanto la producción como el consumo contribuyen al cambio climático. Los países que más contaminan son aquellos que utilizan más recursos y materias primas, especialmente combustibles fósiles. Esto tiene un impacto negativo en la liberación de CO2 y otros gases de efecto invernadero.

Desafortunadamente, algunos países, como China, no se adhieren a los protocolos internacionales para combatir el cambio climático. Además, existe un problema con el consumo excesivo en los países desarrollados. El 80% del consumo se realiza en estos países, y muchas veces no están dispuestos a tomar medidas que contribuyan a resolver esta problemática.

Otro factor que agrava la situación son las grandes multinacionales que utilizan su poder económico para influir en los gobiernos y evitar la implementación de medidas contra el cambio climático. Estas empresas destinan alrededor de 200 millones de dólares anuales para este propósito.

La importancia de la educación y la economía conductual

Ahora bien, ¿qué podemos hacer nosotros como sociedad civil para abordar este problema? Rengifo García nos presenta una idea interesante: utilizar la educación y elementos de la economía conductual.

Nuestro comportamiento está influenciado por tres tipos de efectos según la economía conductual: nuestros sistemas de creencias, nuestras conductas prácticas y cómo procesamos información. Aunque nos gusta pensar que nuestras decisiones son racionales, lo cierto es que gran parte de ellas están guiadas por nuestras emociones.

Richard Thaler, premio Nobel de Economía Conductual, habla sobre “pequeños empujones” o “nudges” en inglés. Esto significa que podemos ser guiados hacia decisiones beneficiosas tanto para nosotros como para nuestras comunidades. Un ejemplo de esto es un programa de conservación del agua en la ciudad de Belem, Costa Rica.

Leer también:  Turismo Inteligente: Descubre las Nuevas Perspectivas

Atacando el sesgo cognitivo

Rengifo García nos menciona que uno de los sesgos cognitivos que se aborda en este programa es la sobrecarga de información. Muchas veces no entendemos las facturas o no sabemos cómo interpretar nuestros consumos. En este caso, se utilizan imágenes para mostrar a los hogares que están por encima o por debajo del promedio en cuanto al consumo de agua.

Además, se utiliza el efecto rebaño y el efecto boomerang para influir en nuestro comportamiento. Cuando vemos que estamos fuera de la norma, tendemos a adecuarnos al promedio culturalmente establecido. Por otro lado, si alguien consume menos agua que el promedio, puede aumentar su consumo debido al efecto boomerang.

Otro aspecto importante es simplificar las cosas para las personas. Muchas veces queremos hacer lo correcto pero no sabemos cómo hacerlo. La educación juega un papel vital en ayudarnos a tomar decisiones correctas y beneficiosas.

En esta charla hemos aprendido sobre la importancia del cambio climático en relación con la desigualdad y la pobreza. También hemos visto cómo tanto la producción como el consumo contribuyen a este problema global.

Sin embargo, podemos utilizar herramientas como la educación y la economía conductual para influir positivamente en nuestras decisiones y lograr cambios significativos en nuestra sociedad. Pequeños empujones pueden llevarnos hacia decisiones beneficiosas tanto para nosotros como para nuestras comunidades.

Recuerda que la educación no solo cambia el mundo, sino que también cambia a las personas que lo transformarán. Todos podemos contribuir a solucionar los problemas del cambio climático y construir un futuro sostenible.

¡Gracias por leer este artículo! Espero que te haya resultado interesante y motivador. Recuerda compartir estas ideas con otras personas para crear conciencia sobre la importancia de actuar frente al cambio climático.

Leer también:  Energía Social: Transformación Sustentable y Colaborativa

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.