Cómo la IA está cambiando nuestras vidas: Descubre las reveladoras ideas de Marcelo Rinesi

Tienes que ver esta charla TED de Marcelo Rinesi. ¡Es alucinante! Descubre cómo la IA y las redes sociales están cambiando nuestra forma de relacionarnos y acceder a la información. No te lo pierdas.

Hola, ¿alguna vez te has preguntado cómo funcionan las redes sociales? ¿Cómo es que pasamos tanto tiempo en ellas sin siquiera darnos cuenta? Hoy quiero compartir contigo lo que he aprendido de una charla Tedx muy interesante impartida por Marcelo Rinesi, donde nos revela los efectos secundarios y la adicción que generan estas plataformas.

El lado oscuro de las redes sociales

Marcelo Rinesi comienza su charla explicando que la mejor forma de entender un truco de magia es desde el punto de vista del mago. De esta manera, nos invita a imaginar que estamos creando una red social y nuestro modelo de negocios se basa en mantener a la gente el mayor tiempo posible en nuestro sitio para vender más publicidad. Parece sencillo, ¿verdad?

Pero aquí viene lo interesante: mientras más tiempo pasa la gente en nuestra red social, más dinero ganamos. Y para lograr esto, utilizamos algoritmos y big data para automatizar todo el proceso. Nuestro objetivo principal es captar la atención del usuario y ofrecerle contenido entretenido o polémico.

Ahora bien, cuando los psicólogos y sociólogos empiezan a analizar qué sucede realmente con las personas en estas plataformas, descubren algo sorprendente: hay efectos secundarios negativos como depresión, polarización política e incitación a la violencia. Estos no estaban contemplados en el plan original del negocio.

Leer también:  Descubre los 5 elementos clave del periodismo en 2020

La atracción por lo negativo

Lo curioso es que lo que atrapa nuestra atención en las redes sociales no es lo útil o lo bello, sino lo que nos entretiene. Y aún más efectivamente, aquello que nos genera emociones fuertes como el enojo. Instintivamente, comentamos, compartimos y discutimos sobre temas negativos porque nos enganchan emocionalmente.

Marcelo Rinesi explica que esta combinación de emociones positivas y negativas es la clave para crear una adicción literal a las redes sociales. Cuanto más tiempo pasamos en ellas, peor nos sentimos y menos energía tenemos para hacer otras cosas importantes.

La toxicidad de la negatividad

Pero eso no es todo. Esta tecnología diseñada para captar nuestra atención también nos distrae de algo muy importante: nosotros mismos. Nos olvidamos de ser queridos y disfrutar del presente porque estamos constantemente inmersos en estas plataformas.

Además, toda esa negatividad generada por las agencias de inteligencia, marketing y trolls profesionales se vuelve tóxica tanto a nivel individual como social. Pero lo peor de todo es que esta tecnología nos hace sentir impotentes ante ella misma. La vemos como algo amenazante y ajeno a nosotros mismos porque pensamos que solo los científicos, grandes empresas o gobiernos avanzados tienen control sobre ella.

Nuestras herramientas para tomar el control

Aquí viene la parte interesante: Marcelo Rinesi asegura que podemos utilizar esta tecnología para nuestros propios fines si aprendemos a desarrollarla y controlarla. No necesariamente tenemos que ser programadores expertos para lograrlo.

Por ejemplo, si tu actividad diaria implica revisar documentos o mensajes y organizarlos en pilas o carpetas, puedes tranquilamente utilizar un programa que aprenda de ti y automatice esta tarea. Esto puede tener un impacto significativo en tus ingresos, estabilidad laboral y calidad de vida.

Leer también:  Descubriendo nuevas especies: Aristolochias

De la misma manera, si eres una persona creativa, puedes programar una herramienta para generar borradores de dibujos, planos o música. Esto te ayudará a explorar nuevas ideas y descubrir qué te inspira realmente.

Incluso es posible desarrollar inteligencias artificiales propias bajo nuestro control. No hay ningún truco secreto detrás de esto, simplemente tenemos que recordar que somos personas y las personas en general queremos ayudarnos mutuamente.

Sacúdete la indefensión aprendida

Pero aquí está el problema: cuando le decimos a alguien que algo es posible sin darle ejemplos concretos o explicaciones detalladas, es muy probable que no lo crea. Marcelo Rinesi utiliza el término “indefensión aprendida” para describir este fenómeno donde creemos que algunas cosas son demasiado avanzadas para nosotros.

En mi experiencia personal, he visto cómo las personas y los grupos que se deshacen de esta idea limitante y se arriesgan a hacer cosas imposibles rápidamente descubren la diferencia entre los futuristas y los realistas: no se trata solo de recursos sino también de actitud.

Toma el control de tu atención

Cuando tomas acción para aprender a utilizar estas herramientas tecnológicas en tu propio beneficio, tu atención se transforma. Ya no ves internet como una caja de sorpresas que te elige un menú, sino como una caja de legos con pedazos de cosas para construir tus propias creaciones.

Dejas de preocuparte por los tweets, comentarios o seguidores y te enfocas en hacer tu propia maquinaria para conectar con la de otros. Es un cambio radical que te permite tomar control sobre tu atención y utilizarla de manera más productiva.

El futuro está en nuestras manos

No tengo muchas esperanzas para el siglo XXI, ya que hay muchos problemas sin resolver y pocos signos de mejoría. Sin embargo, si nos enfrentamos a estos desafíos con nuestras propias herramientas y reglas, podemos marcar la diferencia.

Leer también:  Tecnologías Asistivas Abiertas: Mejorando la vida de personas con discapacidad

Debemos dejar atrás esa indefensión aprendida y arriesgarnos a hacer cosas imposibles. Cambiar nuestra actitud hacia la tecnología nos beneficia a todos. Así que ¡vamos por ello!

Aprendí mucho del video Tedx impartido por Marcelo Rinesi sobre los efectos secundarios negativos y la adicción generada por las redes sociales. Descubrí que lo que nos atrapa en estas plataformas son las emociones fuertes, especialmente las negativas. Sin embargo, también aprendí que podemos utilizar esta tecnología a nuestro favor si aprendemos a desarrollarla y controlarla. No necesitamos ser programadores expertos para lograrlo; simplemente debemos cambiar nuestra actitud hacia la tecnología y tomar acción para aprovechar su potencial al máximo.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.