Cómo nuestras creencias moldean nuestra vida

Hey amigo! Hoy te traigo un artículo imperdible sobre una charla TED que acabo de ver. En esta charla, el reconocido sociólogo y filósofo estadounidense John Millburgh nos hace reflexionar de manera contundente y poco convencional sobre los fundamentos de nuestras creencias.

La sorprendente investigación de Millburgh fue realizada en colaboración con Manuel “Mamo” Gutiérrez

¡Wow! Acabo de ver un video de una charla TEDx que me dejó completamente sorprendido. El orador, John Millburgh, plantea una pregunta intrigante desde el comienzo: ¿cuál de estas dos personas es más confiable? ¿Cuál es más espiritual? Y luego añade un giro inesperado al decir: “una de estas dos personas robó en el supermercado”. Mi curiosidad estaba en su punto máximo y no podía esperar a descubrir qué nos quería transmitir.

Millburgh comienza hablando sobre la importancia de las primeras impresiones y cómo nuestra mente toma decisiones rápidas sobre las personas en menos de un segundo. Es increíble pensar que en tan poco tiempo nuestro cerebro ya ha decidido si nos gusta alguien o no, si confiamos en esa persona o no. Pero lo más interesante es que esta decisión está basada en una gran cantidad de argumentos acumulados a lo largo de nuestras vidas.

Nuestro modo de interpretar la realidad está condicionado por nuestras experiencias pasadas, vivencias, relatos, conversaciones e incluso mitos y leyendas. Es como si lleváramos un filtro mental que nos hace ver el mundo desde nuestra propia perspectiva única.

Recuerdo una frase que escuché recientemente aquí en Argentina: “el que se quema con leche ve una vaca y llora”. Me hizo reflexionar sobre cómo nuestras predisposiciones mentales influyen tanto en la forma en que interpretamos las situaciones cotidianas.

Nuestras fuentes de información

Pero aquí viene lo realmente impactante. Millburgh menciona que gran parte de lo que creemos conocer no lo hemos experimentado en primera persona, sino que nos lo han contado. Encendemos el mundo a partir de imágenes, relatos, notas de prensa y películas. Y sobre todo, los medios masivos de comunicación juegan un papel fundamental en nuestra forma de entender el mundo.

Leer también:  Prohibición y libertad: Explorando nuevos horizontes

Y aquí viene la mala noticia: según un estudio realizado por la Universidad Montes, tres de cada cuatro artículos en la prensa contienen serias inconsistencias. ¡Increíble! ¿Cómo podemos confiar en las noticias si están llenas de errores? Pero eso no es todo, otro artículo afirma que siete de cada diez periodistas prefieren ver Netflix en lugar de investigar. Esto pone en duda aún más la calidad y veracidad de las noticias que consumimos.

Pero esto no acaba aquí. Resulta que hay un estudio que sostiene que los estudios podrían no ser del todo confiables. ¡Vaya ironía! Incluso hay una investigación realizada por la Universidad World Fund que asegura que ninguno de los datos ofrecidos durante esta charla son ciertos y revela detalles sorprendentes sobre el orador.

¿Quién es John Millburgh?

Según este estudio, John Millburgh no tiene 80 años como afirmó durante su discurso, sino 33 años. Además, nació en Argentina y no en Estados Unidos como se había mencionado anteriormente. Y para sorpresa de todos, resulta ser un actor y no un académico como muchos pensábamos.

Esto me hace reflexionar sobre cuántas veces damos por sentado algo sin cuestionarlo realmente. Vivimos demasiado convencidos de que nuestro modo de ver el mundo es la verdad absoluta, cuando en realidad estamos influenciados por nuestras experiencias y las fuentes de información que elegimos.

Esta charla TEDx me ha dejado pensando en la importancia de cuestionar nuestras creencias y fuentes de información. No podemos dar por sentado todo lo que nos dicen sin investigar por nosotros mismos. Debemos ser críticos y estar dispuestos a abrir nuestra mente a nuevas perspectivas.

Leer también:  Justicia Restaurativa: Resolviendo conflictos con empatía y paz

Así que la próxima vez que escuches una noticia o te encuentres con alguien nuevo, recuerda que tu primera impresión puede estar basada en prejuicios y estereotipos acumulados a lo largo del tiempo. Mantén una mente abierta y dispuesta a cuestionar lo establecido.

No permitas que tus creencias limiten tu visión del mundo. Explora, investiga y descubre por ti mismo qué es real y qué no lo es. Solo así podremos construir un futuro más informado, libre de prejuicios y lleno de posibilidades.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.