Construyendo redes de apoyo para liberarnos y ser nosotras mismas

¿Te has sentido alguna vez juzgado por otras mujeres? ¿Has notado que a veces nosotras mismas socavamos la dignidad de nuestras compañeras? Es un problema que nos impide avanzar hacia el feminismo que tanto anhelamos. Pero no todo está perdido. He visto una charla TED que creo que puede ayudarnos.

Hola, te contaré una historia impactante que escuché en una charla Tedx. Imagínate a una niña de 12 años, llena de ilusiones y energía, con amigos en la escuela y buenas calificaciones. Era popular y se sentía invencible. Pero un día todo cambió.

Una compañera celebraría su cumpleaños en Cuernavaca y la niña estaba emocionada por ir. Mientras buscaba su traje de baño entre las maletas, encontró algo inesperado: una botella de vodka. Sorprendida por la presencia del alcohol, decidió probarlo junto a sus amigas. Tomaron fotografías divertidas e incluso llegaron a tomar una imagen comprometedora con el torso desnudo de la niña.

Lo que parecía un momento inocente se volvió un desastre cuando esa foto se filtró entre sus compañeros de escuela. La violencia hacia las mujeres no tardó en manifestarse, especialmente por parte de otras mujeres. Los comentarios hirientes no se hicieron esperar.

La violencia entre mujeres

En esta charla Tedx, Natalia Rivera Díaz expone el crecimiento alarmante de la violencia entre mujeres. Es común escuchar comentarios despectivos hacia otras mujeres y eso es precisamente lo que quiero destacar hoy.

No puedo evitar recordar cómo me han dicho cosas similares a mí o a mis amigas miles de veces. Las redes sociales están llenas de este tipo de comentarios negativos provenientes del género femenino.

Leer también:  La influencia de los hermanos mayores en nuestra vida

Pero volvamos al caso específico de esta niña: su foto se esparció por toda la escuela. La directora decidió visitar a su madre para mostrarle la imagen y contarle lo sucedido, pero le dio una versión distorsionada de los hechos. La niña se sintió atacada e invadida en todos los aspectos.

El acoso no tardó en llegar a través de mensajes en su celular, hasta el punto en que la niña decidió tomar una caja completa de analgésicos con el objetivo de dejar de leer esos mensajes ofensivos. Afortunadamente, sobrevivió después de pasar unas noches en el hospital.

El crecimiento del ciberbullying

Natalia nos habla también sobre el fenómeno del ciberbullying o acoso a través de internet. En México, 4 millones de jóvenes entre 6 y 19 años afirman haber enviado contenido sexual explícito por redes sociales o conocer a alguien que lo ha hecho. Además, cerca del 16% han sido víctimas de alguna forma de acoso virtual.

La historia más cercana ocurrió a solo 20 kilómetros de aquí: una niña descubrió que había sido violada al ver un video circulando por las redes sociales. Es importante entender que esto lleva al hostigamiento y bullying hacia la persona afectada.

Aprender y crecer

Afortunadamente, esta niña logró superar esa etapa oscura gracias al apoyo y amor incondicional de su madre. Pero eso no es suficiente para poner fin a este problema tan arraigado en nuestra sociedad mexicana.

Natalia nos invita a construir redes de apoyo, a acercarnos y conocernos entre mujeres. Debemos dejar de juzgarnos por nuestra forma de vestir o comportarnos. Debemos ser libres y cómplices en lugar de competir.

El feminismo no puede avanzar si nosotras mismas nos atacamos. Necesitamos unirnos para ayudarnos mutuamente, porque si no lo hacemos nosotras, ¿quién lo hará?

Leer también:  Allanando el camino de las científicas en América Latina

La violencia entre mujeres es una realidad que debemos enfrentar y erradicar. No podemos permitir que siga creciendo el acoso virtual ni los comentarios hirientes hacia nuestras compañeras.

Necesitamos construir redes de apoyo sólidas, basadas en la solidaridad y el respeto mutuo. Solo así podremos lograr un cambio real en nuestra sociedad.

No quiero que más niñas pasen por lo que yo viví o lo que vivió esta niña valiente. Es hora de poner fin a la violencia entre mujeres y crear un mundo donde todas podamos ser libres y felices.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.