Control de plagas en cultivos con ozono

Descubre los avances fascinantes sobre agricultura ecológica y medicina en esta charla TED del experto Ángel Llerena. ¡No te lo puedes perder!

Hola, ¿has escuchado alguna vez hablar sobre el uso del ozono en la agricultura? ¡Yo acabo de descubrirlo y es realmente fascinante! Recientemente vi una charla TEDx impartida por Ángel Llerena, un investigador ecuatoriano que ha revolucionado la forma en que se cultiva el banano utilizando esta tecnología innovadora. Déjame contarte todos los detalles.

El origen de una idea innovadora

La historia comienza en Alcalá de Henares, España, donde Ángel Llerena estaba dando una conferencia sobre su investigación en la Universidad de La Habana. Después de escuchar su ponencia, los directivos de la universidad se acercaron a él con una propuesta emocionante: ¿qué tal si utilizaban el ozono para controlar la sigatoka negra, una enfermedad que afecta al banano y que se combate con químicos tóxicos?

Este fue el punto de inflexión que cambió completamente el rumbo del pensamiento en La Habana. Con el apoyo financiero de Europa y otras instituciones académicas, Ángel y su equipo diseñaron tratamientos utilizando ozono para combatir la sigatoka negra.

Un viaje hacia Estocolmo

Después de años de investigación y trabajo duro, finalmente llegó el momento culminante: participar en un prestigioso concurso internacional en Estocolmo. Imagina codearse con investigadores y científicos destacados de todo el mundo siendo el primer ecuatoriano en tener esa oportunidad tan increíble.

Leer también:  Migrantes vs. extranjeros: Explorando la diversidad cultural

Pero antes del gran evento, Ángel y su equipo realizaron una serie de pruebas utilizando diferentes tratamientos de ozono en las plantaciones de banano. Utilizaron frecuencias de aplicación específicas, como cada 4 u 8 días, e incluso probaron con aspersores mínimos y convencionales.

Los resultados fueron sorprendentes: las plantas tratadas con ozono mostraron un crecimiento vigoroso y no presentaban ningún rastro de sigatoka negra durante los cuatro años que duró el estudio. Además, el diámetro del fuste era mucho más robusto que en las plantas no tratadas.

El impacto del uso del ozono

Ángel nos muestra los equipos que ellos mismos producen en la Facultad Técnica de la Universidad Católica para aplicar el ozono en las plantaciones. Y lo más impresionante es ver cómo esta tecnología ha transformado por completo la forma en que se cultiva el banano.

Gracias al uso del ozono, se logró un control efectivo de la sigatoka negra y se obtuvieron racimos más grandes y pesados. Además, se observó un aumento significativo tanto en el número de hojas como en el diámetro del fuste.

Un descubrimiento revolucionario

Pero eso no es todo: Ángel nos explica que el poder oxidante del ozono va mucho más allá del control de enfermedades. También tiene la capacidad única de liberar elementos insolubles presentes en el suelo, haciéndolos disponibles para las plantas.

En una diapositiva nos muestra cómo los tratamientos con ozono logran liberar los elementos que están unidos a las partículas del suelo, como la arcilla y la materia orgánica. Esto se traduce en un mejor crecimiento y desarrollo de las plantas tratadas.

Leer también:  Comprendiendo el cambio y conectando generaciones: La brecha generacional

Investigación continua

A pesar de los limitados recursos económicos para la investigación en su universidad, Ángel nos cuenta que él y su equipo continúan investigando y encontrando nuevos usos para el ozono en la agricultura.

Por ejemplo, han descubierto que mezclando el ozono con un aceite vegetal, pueden encapsularlo durante 30 días. Esto ha sido especialmente útil para controlar enfermedades en cultivos como papayas, palmas de aceite y cacao.

Incluso han desarrollado una metodología utilizando drones y avionetas para aplicar el ozono en grandes extensiones de tierra. Los resultados preliminares son prometedores y demuestran una vez más el potencial del uso del ozono en la agricultura.

El futuro es sostenible

Ángel concluye su charla destacando la importancia de difundir estas ideas innovadoras. El planeta ya no puede soportar niveles tan altos de contaminación causados por pesticidas químicos. Es hora de buscar alternativas sostenibles como el uso del ozono en la agricultura.

Nuestra supervivencia depende de ello. Así que ¡vamos a compartir esta información con todos aquellos involucrados en la actividad agropecuaria! Juntos podemos hacer del mundo un lugar más saludable y respetuoso con nuestro entorno natural.

El uso del ozono en la agricultura es una innovación revolucionaria que ha transformado la forma en que se cultiva el banano. Ángel Llerena, un investigador ecuatoriano, ha demostrado los increíbles beneficios de utilizar el ozono para controlar enfermedades y mejorar el crecimiento de las plantas.

A través de años de investigación y pruebas, Ángel y su equipo han encontrado resultados sorprendentes: plantas más vigorosas, racimos más grandes y pesados, así como una mayor resistencia a enfermedades. Además, han descubierto que el poder oxidante del ozono también puede liberar elementos insolubles en el suelo, haciéndolos disponibles para las plantas.

Leer también:  Conservación y participación: protegiendo la biodiversidad en Patagonia

Este descubrimiento tiene un impacto significativo en la agricultura sostenible y nos muestra cómo podemos reducir el uso de químicos tóxicos sin comprometer la productividad. Es hora de difundir estas ideas innovadoras y trabajar juntos para construir un futuro más saludable para nuestro planeta.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.