Del aula al espacio: Explorando nuevos horizontes con el proyecto AzTechSat-1

¿Qué pasaría si estudiantes y profesores mexicanos construyeran un nanosatélite en colaboración con la NASA? Eso es exactamente lo que ha logrado Erika Sevilla, la project manager del “AzTechSat-1”.

Acompáñame en este emocionante viaje y descubramos juntos cómo México está revolucionando la exploración espacial en esta fascinante charla TEDx.

Hace poco tuve la oportunidad de ver una charla Tedx muy interesante sobre un proyecto espacial mexicano. La ponente, Erika Sevilla, nos contó cómo formó parte de un equipo que desarrolló un satélite que será lanzado al espacio. ¡Y lo más sorprendente es que este pequeño satélite cabe en la palma de su mano!

Un satélite revolucionario

Este nanosatélite mexicano, llamado “Astex-1”, fue diseñado y construido por un equipo multidisciplinario de 60 personas compuesto por profesores y estudiantes. Gracias al apoyo de la NASA y la Agencia Espacial Mexicana, el satélite será lanzado al espacio el 4 de diciembre de 2019.

Astex-1 tiene unas dimensiones increíbles: mide tan solo 10 centímetros por cada lado y pesa aproximadamente 920 gramos. A pesar de su tamaño diminuto, este tipo de satélites conocidos como “CubeSats” son capaces de realizar diversas misiones en el espacio.

Misiones espaciales

Erika nos explicó que los CubeSats como Astex-1 pueden llevar a cabo diferentes tipos de misiones. Algunas son misiones de observación terrestre, donde toman fotografías del planeta desde el espacio. También pueden ser utilizados para telecomunicaciones o demostraciones científicas y tecnológicas.

Pero ¿qué hará exactamente Astex-1 en el espacio? Su misión consiste en demostrar que puede comunicarse con otros satélites comerciales pertenecientes a una constelación llamada “Globalstar”. Una vez que el satélite llegue a la Estación Espacial Internacional, será desplegado en órbita y establecerá comunicación con otros satélites de la constelación. Los datos recopilados por Astex-1 serán enviados a diferentes estaciones terrestres y posteriormente compartidos en un repositorio en línea.

Leer también:  Inteligencia Artificial y Consciencia: Reflexiones sobre su impacto y futuro

Trabajo en equipo y superando retos

Erika nos contó cómo el equipo de desarrollo de Astex-1 se organizó en 11 equipos diferentes, cada uno con una función específica para asegurar el éxito del proyecto. También recibieron mentorías de expertos como Andrés Martínez, ejecutivo de programas espaciales de la NASA, y José Hernández, astronauta mexicano.

Uno de los aspectos más interesantes fue cómo Erika mencionó que antes no le gustaba trabajar en equipo. Sin embargo, ahora coordina a 60 personas y valora profundamente el trabajo colaborativo. Aprendió tres cosas fundamentales: identificar el talento de las personas a su alrededor para colocarlos correctamente en el equipo, valorar y motivar al equipo de trabajo.

Astex-1 es un hito importante para la ingeniería espacial mexicana. Este pequeño satélite representa el primer paso hacia una nueva era espacial mexicana llena de proyectos innovadores. El trabajo en equipo demostrado por Erika Sevilla y su equipo es inspirador e impulsa aún más nuestra pasión por explorar nuevos horizontes.

Así que recordemos siempre que incluso los proyectos más grandes comienzan con pequeños pasos. ¡Bienvenidos a la nueva era espacial mexicana!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.