Desafía tus creencias: cómo el deporte rompe límites

Descubre el poder del deporte en esta charla TEDx que te enseñará cómo alcanzar tus metas y llevar una vida más plena. ¡No te la pierdas!

Desde que era niña, he escuchado la palabra “pasión”. Pero, ¿realmente creen que una niña de mi edad podría entender su significado? Si pensaron que no, están equivocados. No tenía ni idea de lo que eso significaba. Creo que le di sentido a esa palabra cuando vi por primera vez a mi hermano manejar los cochecitos go-karts. Esa era su pasión y se veía tan feliz que nunca más lo he vuelto a ver sonreír como lo hizo ese día. Pero también recuerdo haberlo visto llorar cuando ya no pudo hacerlo más.

Tengo un secreto: siempre he querido ser como mi hermano, pero eso queda entre nosotros. También quiero encontrar mi propia pasión. Así que empecé a probar cosas, pero en ese entonces solo me gustaba comer y dormir, y eso definitivamente no era una pasión. Intenté con el ballet, pero me corrieron porque hablaba demasiado (sí, así como lo oyen). Probé con la natación, pero mis padres me dijeron que primero debía aprender a nadar y luego decidir si realmente me gustaba. Y sí, después de aprender a nadar también dejé la natación.

Aprendí a andar en bicicleta, pero después de 5 años sin subirme nuevamente al sillín creo que perdí el interés. Un día decidí probar con la gimnasia y aunque al principio no me gustó mucho porque tuve una pelea con otra niña del grupo, algo dentro de mí hizo que regresara y descubrí algo increíble: nunca antes había disfrutado tanto de algo como ese día en la gimnasia.

Leer también:  Encuentra la felicidad en medio de la adversidad

Fui a hablar con la maestra y le pedí que me exigiera más, porque quería ser como las mejores o tal vez incluso mejor que ellas. Me transfirieron al grupo de selección, dejando atrás a mis amigas del grupo de principiantes. Muchos me decían que no podía hacerlo, pero ¿ustedes qué habrían escogido? Yo elegí el grupo de selección porque sabía que ahí aprendería más, aunque tuviera que llorar un poco.

En el camino hubo momentos difíciles y tropiezos. No hay una semana en la que no me duela algo. Pero un día sufrí una lesión grave en el cuello y estuve sin poder hacer gimnasia durante lo que sentí como una eternidad. Sin embargo, cuando volví fue como empezar desde cero otra vez y repetir niveles. Antes me arrepentía mucho de lo ocurrido, me preguntaba por qué tenía que pasar por eso. Pero ahora sé que las cosas suceden por alguna razón y si no hubiera pasado eso, no estaría aquí hoy hablándoles sobre mi experiencia.

Descubrí que la gimnasia es mi pasión cuando mi papá una vez me dijo: “Hoy solo vamos a llegar 15 minutos tarde”. Y yo le respondí: “Para ti tal vez sean 15 minutos insignificantes, pero para mí son 15 minutos menos haciendo lo que más amo en esta vida”. Creo firmemente en la importancia de encontrar nuestra pasión, sin importar dónde se encuentre. Yo la encontré en el deporte; ustedes también pueden hacerlo en cualquier otra área, ya sea la geografía, las matemáticas, las ciencias, leyendo un libro o cualquier cosa que les apasione.

Leer también:  Mejora tus habilidades matemáticas en el fútbol

A lo largo de mi vida he buscado mi pasión y he probado diferentes actividades. Desde el ballet hasta la natación, pasando por aprender a andar en bicicleta. Sin embargo, fue en la gimnasia donde encontré algo que realmente me apasiona. Aunque ha habido momentos difíciles y lesiones en el camino, cada obstáculo me ha enseñado lecciones valiosas. Ahora sé que las cosas suceden por alguna razón y estoy feliz con el futuro que estoy construyendo gracias a mi pasión.

Recuerden siempre buscar aquello que los haga sentir vivos y llenos de energía. No importa cuál sea su pasión, recuerden que los límites son mentales y pueden superar cualquier obstáculo si siguen sus sueños con determinación y entusiasmo.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.