Desafía tus límites y alcanza metas imposibles con Mariel Hawley

¿Listo para sumergirte en el mundo de la natación de aguas abiertas? Descubre la inspiradora historia de Mariel Hawley y cómo superar tus propios obstáculos en su fascinante charla TEDx. ¡No te lo pierdas!

¡Hola! Hoy quiero compartir con ustedes algo que vi en un video de una charla Tedx. Se trata de una mujer llamada Mariel Hawley, quien nos invita a acompañarla en un nado muy significativo para ella. Pero antes de sumergirnos en esta historia, déjenme contarles un poco sobre la isla de Molokai.

Molokai: Una isla con significado

Molokai es conocida como “La Isla Contraria”. Durante mucho tiempo fue utilizada como lugar de destierro para las personas que tenían enfermedades terminales o no tenían esperanza de vida. Sin embargo, para Mariel, esta isla tiene otro significado: vida y bendición.

En una tarde especial, con un mar azul espectacular y llena de ilusión y sueños, Mariel se dispone a nadar hacia la vida y la bendición. Con cada brazada deja atrás todo lo que podría representar tristeza, deterioro o muerte.

Nadando durante toda la noche

Mariel comienza su travesía nadando durante toda la noche. A medida que avanza, surgen pensamientos atemorizantes y físicamente enfrenta las picaduras molestas e invisibles del agua mala. Pero ella sigue adelante guiándose por una pequeña luz: el faro que representa su objetivo.

Cuando finalmente amanece después de 12 horas nadando sin descanso, Mariel piensa que podrá ver las famosas playas tan esperadas. Sin embargo, se da cuenta de que el mar sigue agitado y lleno de olas. A pesar de ello, el amanecer le indica que está cada vez más cerca de su objetivo.

Leer también:  Desbloqueando súper poderes para mamás trabajadoras

El encuentro con un tiburón

En medio de este amanecer, Mariel escucha un grito: “¡María! ¡Un tiburón!”. En ese momento, la película de su vida pasa por su mente y recuerda una frase que le da fuerzas: “Caminar sobre las aguas”. Pero cuando el kayakista a su lado le pregunta qué pasa, ella responde con determinación: “No te distraigas y sigue nadando”.

Mariel comparte con nosotros que los peores tiburones no están fuera del agua, sino en nuestra mente. Son esos miedos y pensamientos negativos los que nos frenan y nos alejan de nuestros objetivos. Sin embargo, ella nos invita a seguir adelante sin permitir que nada nos distraiga de nuestros sueños.

Atravesando tormentas

Mariel también comparte algunas experiencias pasadas en las que tuvo que enfrentar tormentas emocionales y físicas. Recuerda cómo después de cada caída o tormenta logró levantarse más fuerte y seguir adelante. Nos dice que debemos aprovechar estas dificultades para fortalecernos y continuar caminando hacia nuestros objetivos.

Nadando hacia la vida y la bendición

Después de 14 horas y 28 minutos nadando ininterrumpidamente, Mariel finalmente sale del agua. Su travesía ha sido todo un desafío, pero ha logrado completarla con éxito. Y nos invita a todos a nadar hacia la vida y la bendición, a levantarnos ante las adversidades y a perseguir nuestros sueños.

Mariel Hawley nos ha dejado una gran enseñanza con su historia. Nos muestra que, aunque enfrentemos tormentas en nuestra vida, debemos aprovecharlas para fortalecernos y seguir adelante. Los peores tiburones están en nuestra mente, pero no debemos permitir que nos distraigan de nuestros sueños. Nadar hacia la vida y la bendición es un privilegio que todos tenemos, solo debemos decidir hacerlo. Así como Mariel logró completar su travesía nadando durante toda la noche, nosotros también podemos alcanzar nuestros objetivos si nos mantenemos enfocados y perseverantes.

Leer también:  Enfrentando retos: Cáncer y discapacidad, una charla inspiradora

Recuerda siempre tener un corazón en paz, incluso en medio de las tormentas. Y no importa lo grande que sean tus sueños, nunca permitas que alguien te diga que son una locura. ¡Levántate con determinación y sigue dando pasos hacia ellos!

¡Gracias por acompañarme en esta historia inspiradora! Ahora te invito a reflexionar sobre tus propios objetivos y sueños, ¿qué estás dispuesto(a) a hacer para alcanzarlos?

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.