Desafíos de ser maestro post-pandemia: adaptándose al cambio y disfrutando

Oye, amigo! Hoy he estado viendo una charla TED de Mary Pelcastre y déjame decirte que fue realmente interesante. Ella nos habló sobre los cambios necesarios en la práctica docente después de la pandemia. Con esa chispita de entusiasmo y conocimiento, Mary nos muestra la importancia de adaptarnos al cambio y disfrutarlo. Como maestra, coach ontológico y experta en Desar

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo algo que acabo de descubrir en un video de una charla TEDx. Se trata de una conferencia impartida por Mary Pelcastre, en la cual nos habla sobre el impacto del coronavirus en la educación y cómo esto puede ser una oportunidad para impulsar un cambio exponencial necesario en la humanidad.

Un acelerador del cambio

Mary comienza su charla mencionando que cuando pensamos en el coronavirus, lo asociamos con medicamentos, hospitales y enfermedades. Pero ella nos invita a verlo desde otra perspectiva: como un acelerador del cambio exponencial. Nos dice que durante los últimos 50 años hemos sido testigos del impacto de la tecnología en nuestras vidas, pero no hemos prestado suficiente atención a su influencia en la educación.

Mitos y realidades

Nos explica que hemos adoptado ciertos mitos sobre la tecnología, como el de los “inmigrantes digitales”, creyendo que las generaciones más jóvenes nacen sabiendo cómo utilizarla. Sin embargo, esto no es cierto. La tecnología es interactiva y ha modificado nuestros patrones de relación con ella. Además, también nos vendimos el mito de los “inmigrantes digitales” al pensar que no era necesario asumir responsabilidad sobre su uso.

Leer también:  Promoviendo la lectura en comunidades rurales: Una revolución educativa

Otro mito al cual nos aferramos fue el de considerar a la tecnología como algo ajeno a nosotros mismos, dejando así pasar cuatro generaciones sin aprender a utilizarla para el aprendizaje. También justificamos nuestra falta de conocimiento bajo el pretexto de ser inmigrantes digitales y pedimos ayuda a los más jóvenes para manejarla.

La nueva normalidad

Mary nos invita a comprender que no hay una “anormalidad” a la cual regresar, sino que todos juntos debemos construir una nueva normalidad. Y en este nuevo contexto, la educación juega un papel fundamental. Según la ONU, 1.6 mil millones de jóvenes y niños quedaron fuera de los procesos educativos debido al coronavirus. Además, esta migración hacia la educación en casa está generando nuevas brechas de conocimiento y desarrollo cognitivo.

Hacia una transición educativa

Ante este panorama, Mary nos propone cinco pasos para impulsar una transición educativa hacia el siglo XXI:

Paso 1: Suelta saberlo todo

En la era de la información y comunicación, es imposible saberlo todo. Debemos aprender a encontrar la información correcta y trabajar con ella.

Paso 2: Crear comunidad

No podemos seguir trabajando solos como docentes. Necesitamos aprender a colaborar en comunidad, recibir retroalimentación y buscar lo que realmente funciona para nuestros alumnos.

Paso 3: Fluir ante el cambio

Debemos aprender a fluir en medio de la realidad cambiante y compleja que nos rodea. El cambio será constante en el mundo actual, por lo que no podemos aferrarnos al control absoluto.

Paso 4: Correr riesgos

Si no transformamos nuestra forma de enseñar, seguiremos obteniendo los mismos resultados. Debemos estar dispuestos a correr riesgos y explorar nuevas prácticas educativas.

Paso 5: Dirigente

Este es un escenario inédito para la humanidad, y debemos asumir la responsabilidad de hacer una diferencia. Debemos ser ligeros y divertirnos en medio del cambio, tomando en cuenta que somos parte de algo más grande: la vida y el mundo.

Leer también:  Descubre los Clubes TED-Ed: una revolución educativa

El coronavirus ha acelerado el cambio exponencial necesario en la educación. Es momento de dejar atrás los mitos sobre la tecnología y asumir su uso de manera sustentable. La escuela del futuro será híbrida y adaptativa, trabajando proyectos desde una perspectiva transversal mientras se enfoca en el desarrollo socioemocional, las comunicaciones, las relaciones, las artes y los deportes. Para impulsar esta transición educativa hacia el siglo XXI, debemos soltar saberlo todo, crear comunidad, fluir ante el cambio, correr riesgos y tomar liderazgo en este escenario inédito.

Así que te invito a ser parte de esta transformación educativa y a aprovechar esta oportunidad para hacer una diferencia en nuestras vidas y en la historia de la humanidad.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.