Desbloquea Tu Potencial: Sé Extraordinario

¿Te gustaría marcar la diferencia en la sociedad y convertirte en una leyenda? Tenemos mucho que aprender de Julio Alberto Ríos Gallego, un ingeniero civil que ha logrado impactar positivamente a través de su trabajo y dedicación extraordinaria.

Después de años de enseñar matemáticas y física, Julio decidió llevar su pasión por la educación a otro nivel. En 2009,

En mi búsqueda por encontrar charlas inspiradoras y motivadoras, me topé con un video de una charla Tedx que realmente capturó mi atención. El título era “Cómo ser extraordinario: descubriendo nuestros dones y dejando huella en el mundo”. El autor de esta charla se llama Julio Alberto Ríos Gallego, y déjenme decirles que su forma de expresarse y transmitir sus ideas es simplemente cautivadora.

La charla comienza con una metáfora muy interesante. Julio compara nuestra llegada al mundo con hacer check-in en un hotel lujoso, llenos de expectativas y situaciones por vivir durante nuestra estancia en este lugar del universo. Desde la niñez hasta la adultez, vamos recorriendo diferentes etapas como el colegio, la universidad, el trabajo, enamorándonos, viajando y experimentando tanto la alegría como el dolor de perder a seres queridos. En medio de todo esto surge una pregunta inevitable: ¿cuál es nuestro propósito en esta vida? ¿Cuál es nuestra misión?

Julio nos invita a mirarnos frente al espejo para descubrir nuestras fortalezas y cualidades únicas. Todos tenemos dones y cosas positivas para aportar al mundo, eso no está en discusión. La verdadera pregunta es cómo podemos contribuir haciendo uso de esos dones.

Aquí viene lo interesante: Julio nos dice que para ser extraordinarios debemos estar dispuestos a hacer cosas que la mayoría de las personas no están dispuestas a hacer. No se trata necesariamente de realizar acciones extravagantes o llamar la atención con locuras sin sentido. Ser extraordinario implica poner nuestros dones al servicio de los demás.

Leer también:  Sanando heridas profundas: los milagros ocurren

Pero claro, siempre habrá personas que intentarán descalificarnos o criticarnos por atrevernos a ser diferentes. Nos llenamos de miedos y excusas para no empezar y hacer aquello que está en nuestro ideal. Sin embargo, Julio nos cuenta su propia experiencia como ejemplo de cómo dar ese primer paso puede marcar una gran diferencia.

En el año 2009, siendo profesor de matemáticas y física en un colegio y una universidad en Cali, Colombia, Julio decidió abrir un canal en YouTube llamado “Julio Profe”. Su objetivo era publicar videos explicando ejercicios para apoyar a sus estudiantes presenciales. Al principio, grababa los videos durante la noche cuando reinaba el silencio absoluto. Pero lo sorprendente fue cómo el poder de internet comenzó a esparcir su mensaje y más estudiantes llegaron buscando ayuda.

Julio entendió que había una necesidad real en las personas por aprender matemáticas y superar sus miedos hacia esta materia tan temida históricamente. Lo más increíble es que no hizo nada extraordinario en cuanto a la forma de explicar los temas. Simplemente plasmó su estilo organizado y detallado en un formato audiovisual.

La magia ocurrió cuando más personas empezaron a llegar y pedirle más explicaciones sobre cálculo, trigonometría y física. El canal creció rápidamente gracias al apoyo de aquellos que encontraron valor en sus enseñanzas.

Por supuesto, también hubo momentos difíciles como problemas de salud o comentarios negativos por parte de los críticos. Pero Julio aprendió a protegerse con una coraza contra las críticas destructivas y se enfocó en aquellos que realmente apreciaban su trabajo y se beneficiaban de él.

Lo más bonito de todo esto es que Julio descubrió la satisfacción de transformar vidas con lo que sabe y es capaz de hacer. Utilizando recursos comunes como un teléfono celular y las redes sociales, pudo inspirar a otras personas a compartir su conocimiento y experiencia en temas educativos a través de YouTube y otras plataformas tecnológicas.

Leer también:  Viajar y cambiar el mundo: revoluciona tu experiencia con Vicente Ferreyra

La charla concluye con una invitación a todos nosotros para ser ciudadanos solidarios, comprometidos con los demás y con el planeta. Julio nos anima a brillar con luz propia sin opacar la luz de los demás. Nos recuerda que si podemos ser extraordinarios en nuestra breve estancia en este mundo, dejaremos una huella duradera.

En resumen, esta charla me ha enseñado la importancia de descubrir nuestros dones y ponerlos al servicio de los demás. Ser extraordinario no requiere acciones extravagantes o locuras sin sentido, sino más bien consiste en aprovechar nuestras cualidades únicas para marcar una diferencia positiva en el mundo. Así que ¿por qué no dar ese primer paso? Vale la pena intentarlo, porque nunca sabemos cuántas vidas podemos transformar simplemente siendo nosotros mismos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.