Descubre cómo gestionar tus emociones y alcanzar la plenitud

Te presento una charla TEDx impresionante: “Ansiedad – La lucha contra tu mente”. Descubre cómo superar tus propias ansiedades

Hace poco vi un video de una charla Tedx que me dejó impactado. El autor, David Ortiz, hablaba sobre la importancia de nuestras emociones y cómo estas pueden afectar nuestra vida en todos los aspectos. Me pareció tan revelador que no puedo dejar de compartirlo contigo.

La importancia de nuestras emociones

David comienza su charla con una pregunta muy sencilla pero profunda: ¿cómo te sientes hoy? Y es interesante cómo la mayoría de las personas respondemos superficialmente con un “bien” o “mal”, sin realmente hacer una introspección profunda sobre nuestro estado emocional.

Él mismo confiesa que solía creer que todo estaba bien en su vida, tenía amigos, trabajo, salud y familia. Sin embargo, no se cuestionaba si realmente era así y por qué se sentía de esa manera. No era consciente de las emociones que se acumulaban dentro de él poco a poco.

Las emociones detrás de nuestras acciones

Durante mucho tiempo creímos que solo éramos conscientes de nuestras emociones cuando sentíamos tristeza o miedo. Pero en realidad, no somos 100% conscientes del impacto que diversas situaciones y adversidades tienen en nosotros y cómo generan diferentes emociones físicas en nuestro cuerpo.

No lograba hacer esa conexión entre las situaciones adversas y las emociones asociadas a ellas. Y esto es algo común para muchos; simplemente no somos precisos al detectar esas emociones o incluso ni siquiera nos damos cuenta de ellas.

Leer también:  Descubre las claves para transformar tu estilo con la moda del futuro

Ocho emociones básicas

Según la teoría de Robert Plutchik, existen ocho emociones básicas: ira, anticipación, júbilo o alegría, confianza, miedo, sorpresa, tristeza y repugnancia. Estas emociones existen en diferentes intensidades y su mezcla genera sentimientos más complejos que hacen de nuestra vida una experiencia única.

Tanto las emociones que catalogamos como negativas (tristeza, miedo, ira) como las positivas (alegría, confianza) son parte esencial de nuestra experiencia humana. Sin embargo, solemos evitar a toda costa aquellas emociones consideradas negativas.

La sociedad nos invita a limitar nuestras emociones

¿Por qué evitamos sentir todas nuestras emociones? La respuesta está en cómo la sociedad nos enseña a limitarlas y ocultarlas. Por ejemplo, muchos creen que un hombre llorando muestra debilidad. Los niños son animados a superar sus miedos en lugar de permitirse sentirlos momentáneamente. Y cuando terminamos una relación larga se nos dice que no vale la pena llorar por esa persona.

A corto plazo puede parecer beneficioso reprimir estas emociones “negativas”. Pero a largo plazo esto puede tener consecuencias graves para nuestra salud mental y física. Al bloquear estas emociones estamos empleando una gran cantidad de energía que se traduce en estrés.

La carga emocional acumulada

Cargar con todas esas emociones reprimidas durante mucho tiempo puede llevarnos a padecer trastornos mentales o ansiedad. Estudios han demostrado la influencia de las emociones negativas en el inicio y curso de los trastornos mentales, así como su correlación con enfermedades médicas.

David compartió su experiencia personal. Durante ocho años reprimió todas sus emociones negativas y esto le llevó a padecer un trastorno de ansiedad. Sentía que estaba al borde de la muerte, con el corazón latiendo tan rápido que le causaba miedo e inquietud. No podía concentrarse ni disfrutar la vida debido a esta carga emocional acumulada.

Leer también:  Cómo hacer realidad tus sueños: un compromiso genuino

La solución: darte permiso para sentir

Pero ¿cuál es la solución? David afirma que es muy sencilla: darte el permiso para sentir tus emociones. No pelear contra ellas ni bloquearlas, sino permitirte experimentarlas plenamente.

Nuestras emociones no son ni buenas ni malas, simplemente nos informan sobre lo que estamos experimentando en nuestra vida. Debemos aprender a escuchar nuestro cuerpo y entender qué nos quieren decir estas emociones.

Identificar nuestras emociones

Puedes preguntarte cómo identificar esas emociones reprimidas dentro de ti. La respuesta está en buscar ayuda y hablar sobre tus problemas e inquietudes con un psicólogo u otro profesional capacitado.

Hablar sobre estos temas te ayudará a llegar a la raíz de tus emociones, identificarlas y hacerte consciente de ellas. Es importante comprender que cada persona tiene mecanismos diferentes para sacar estas emociones reprimidas; puede ser escribir un diario, cantar, bailar o tocar un instrumento.

El camino hacia la plenitud

En resumen, el camino hacia la plenitud y la salud emocional comienza con una pregunta: ¿cómo te sientes hoy? A partir de ahí, es necesario hacerse mejores preguntas para llegar a la raíz de nuestras emociones y darnos el permiso de sentirlas.

No hay que temer a las emociones consideradas negativas; son parte fundamental de nuestra experiencia humana. Al permitirnos sentir todas nuestras emociones, liberamos esa carga acumulada dentro de nosotros y nos acercamos cada vez más a la plenitud.

Así que te invito a reflexionar sobre tus propias emociones. Permítete sentir sin juicio ni miedo. Solo así podrás disfrutar verdaderamente de la vida estando en paz contigo mismo.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.