Descubre cómo internacionalizar tu personalidad y destacar en el mundo

¡Oye, amigo! Hoy estuve viendo una charla TEDx súper interesante. Te contaré todo lo que aprendí de este experto internacional, con estudios en Relaciones Internacionales y Economía Internacional, y experiencia en Estrategia y Marketing de la Empresa. Sigue leyendo para descubrir esta reveladora charla.

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo lo que he aprendido de una charla Tedx muy interesante que vi recientemente. El tema principal de la charla fue la personalidad y la internacionalización, y el ponente, Amarildo Zane, nos hizo reflexionar sobre cómo estas dos cosas están relacionadas.

La importancia del arte

Amarildo comenzó su charla hablando sobre el arte y cómo todos disfrutamos de él. Mencionó un cuadro importante llamado “Un Tarde de Domingo en la Gran Isla de Chet” de Seurat, que marcó la historia del arte por su técnica puntillista. Este cuadro está compuesto por tres millones y medio de puntos y le llevó al pintor dos años completarlo.

La relación entre personalidad e internacionalización

A continuación, Amarildo nos plantea una pregunta: ¿qué tiene que ver todo esto con la personalidad y la internacionalización? Para responder a esta pregunta, primero debemos entender qué es la personalidad. Según Amarildo, podemos definirla como una estructura mental formada por rasgos únicos y comunes que se obtienen a través de nuestra observación coherente del comportamiento.

Amarildo menciona cinco factores principales que influyen en nuestra personalidad: apertura hacia nuevas experiencias, extraversión, responsabilidad, amabilidad y estabilidad emocional. Estos factores son influenciados tanto por nuestras características personales como por nuestro entorno.

Leer también:  Supera las expectativas de logros en la vida: Una charla inspiradora

Mi experiencia personal

Inspirado por las ideas presentadas en esta charla, decidí analizar mi propia vida para ver cómo estos conceptos se aplican a mí. Nací y crecí en Albania, un país que marcó mi personalidad durante los primeros 18 años de mi vida. En ese momento, mi personalidad era joven y moderada, con poca responsabilidad y un entorno definido por mi familia, amigos y ciudad.

En 2009, se me presentó la oportunidad de estudiar en Italia. Aunque fue una decisión difícil dejar atrás a mis seres queridos y entrar en un nuevo país desconocido, decidí aceptar el desafío. Al principio fue complicado adaptarse al nuevo entorno y aprender el idioma italiano, pero con el tiempo me sentí cómodo nuevamente. Amplié mi entorno social y viví nuevas experiencias que mejoraron mi personalidad.

En 2016, surgió otra oportunidad para mudarme a España tanto académica como laboralmente. A pesar de las dudas iniciales, decidimos dar el paso hacia este nuevo cambio cultural. Una vez más, los primeros meses fueron difíciles pero nos adaptamos rápidamente. Mi personalidad siguió evolucionando gracias a las nuevas experiencias y al ampliar aún más mi entorno social.

En 2018, nos mudamos a Estados Unidos por motivos laborales. Fue otro gran cambio cultural que nos enfrentó a diferentes costumbres y formas de vida. Sin embargo, gracias a nuestra mentalidad proactiva y positiva logramos adaptarnos nuevamente. Vivir en Estados Unidos amplió aún más nuestro entorno social e impulsó el crecimiento de nuestra personalidad.

El poder del cambio

Ahora estamos de regreso en España desde diciembre de 2019, esta vez sin miedo porque ya conocemos el entorno. Mi personalidad ha evolucionado a lo largo de mi vida gracias a las diferentes experiencias y cambios que he vivido en varios países.

Leer también:  Rebelión humana: una aventura inspiradora en minutos

Esta charla me ha hecho reflexionar sobre la importancia de la personalidad y cómo está influenciada por nuestro entorno y nuestras experiencias internacionales. Todos somos como artistas, capaces de crear una obra maestra llamada “personalidad”. Es nuestra responsabilidad trabajar en nosotros mismos para generar condiciones favorables para nuestro crecimiento personal.

Así que te animo a que aproveches todas las oportunidades que se te presenten para ampliar tu entorno, vivir nuevas experiencias y mejorar tu propia obra de arte: tu personalidad. ¡No tengas miedo de cambiar y crecer!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.