Descubre cómo la serendipia puede impulsar tu éxito

Imagina viajar por el mundo y capturar los paisajes más impresionantes. Descubre el secreto de Guillermo, un fotógrafo apasionado que te sorprenderá.

Hola, ¿cómo estás? Hoy quiero contarte sobre un video que vi recientemente en una charla Tedx. El autor de la charla se llama Guillermo Giagante y habló sobre su experiencia como fotógrafo y cómo descubrió la importancia de encontrar un equilibrio entre la planificación y la serendipia en su trabajo. Fue una charla realmente interesante llena de aprendizajes y reflexiones.

La búsqueda del complemento perfecto

Guillermo comenzó explicando que su primera aproximación a la fotografía fue como la mayoría de nosotros: buscando documentar momentos, lugares y personas. Sin embargo, pronto se dio cuenta de que sus fotos necesitaban algo más para transmitir lo que él quería: el complemento de las palabras habladas o escritas. Las imágenes por sí solas no eran suficientes para expresar lo que sentía o pretendía hacer sentir a los demás al verlas.

En su camino hacia mejorar sus habilidades técnicas, estudió el manejo de la luz, el color y otros aspectos técnicos relacionados con la fotografía. Sus fotos mejoraron gradualmente, pero aún sentía que le faltaba algo.

La influencia del arte

Fue entonces cuando Guillermo comenzó a prestar más atención a las fotos de otros fotógrafos y también a las obras de pintores que lograban emocionarlo e inspirarlo. Quería lograr esa misma conexión emocional con sus propias fotos. A medida que seguía explorando esta idea, notó cómo algunas personas respondían emocionalmente a sus imágenes, sintiendo como si hubieran estado allí en el momento de la toma. Esto le hizo darse cuenta de que estaba en el camino correcto.

Leer también:  Descubre los secretos de un nadador de aguas abiertas y alcanza tus sueños

Con más experiencia y situaciones vividas, Guillermo decidió dar un gran paso adelante: realizar su primera muestra individual con casi 30 obras propias. La respuesta del público fue fabulosa, y él se sintió feliz al ver cómo sus fotos lograban interactuar con las personas y hacerles sentir emociones.

La importancia de la planificación

A pesar de los avances en su trabajo fotográfico, Guillermo se dio cuenta de que muchas veces las imágenes que tenía en mente eran difíciles de capturar si no había una planificación previa. Comprendió que no se trataba solo de tener habilidades técnicas, sino también estar preparado logística y operativamente para aprovechar ciertas oportunidades.

Para ello, debía saber cuándo y dónde podía conseguir determinada foto, qué equipo llevar consigo y cómo estar preparado para capturar la imagen deseada. A través de esta planificación meticulosa, pudo capturar momentos únicos como la Vía Láctea sobre el Cono Arita en Salta o las auroras boreales en Islandia.

El descubrimiento de la serendipia

Sin embargo, a medida que seguía perfeccionando su técnica y buscando mejorar sus fotos, Guillermo comenzó a darse cuenta de que a veces estaba perdiendo oportunidades valiosas al aferrarse demasiado a su plan original. Se encontró con situaciones inesperadas donde tuvo que tomar decisiones rápidas para aprovechar lo que surgía frente a él.

Recuerda una ocasión en la que estaba fotografiando el Glaciar Perito Moreno en El Calafate, y de repente vio nubes lenticulares teñidas por la luz del sol. Dejó todo lo que estaba haciendo y corrió hacia una playa cercana para capturar esa imagen que tenía en su mente. En el camino, se encontró con otro fotógrafo caminando por la colina. A pesar de su primera reacción negativa, decidió tomar la foto y se dio cuenta de que la presencia humana agregaba dramatismo y potencia a la imagen.

Leer también:  Descubriendo la resiliencia aymara: el poder de AMUKIND

Otro ejemplo ocurrió mientras fotografiaba delfines frente a Puerto Madryn. Tenía un plan cuidadosamente elaborado para capturar fotos de estos animales marinos, pero cuando los delfines comenzaron a saltar lejos del bote, tuvo que cambiar rápidamente su objetivo y ajustar su equipo para capturar un salto inesperado de un delfín muy cercano.

El equilibrio entre planificación y serendipia

A partir de estas experiencias, Guillermo reflexionó sobre la importancia de encontrar un equilibrio entre la planificación rigurosa y estar abierto a las oportunidades imprevistas. Si bien tener un plan es esencial para lograr nuestros objetivos, también debemos estar dispuestos a adaptarnos y aprovechar las sorpresas que nos brinda el entorno.

Guillermo concluye diciendo que este equilibrio entre planificación y serendipia no solo se aplica a la fotografía, sino también a otros aspectos de nuestra vida. Nos invita a reflexionar sobre las oportunidades que estamos dejando pasar por aferrarnos demasiado a nuestros planes y nos anima a estar siempre alerta y sensibles a lo que sucede a nuestro alrededor.

La charla de Guillermo Giagante nos enseña la importancia de encontrar un equilibrio entre la planificación y la serendipia en nuestra vida y trabajo. A través de su experiencia como fotógrafo, descubrió que tener un plan es esencial para lograr nuestros objetivos, pero también debemos estar abiertos a las oportunidades inesperadas que pueden llevarnos por caminos aún mejores. Nos invita a buscar ese equilibrio en todas las áreas de nuestra vida, aprovechando cada oportunidad para crecer y aprender.

Espero que hayas disfrutado este artículo tanto como yo disfruté viendo el video. ¡Hasta la próxima!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.