Descubre cómo las mujeres universitarias triunfan en su carrera

¿Quieres aprender rápido y divertido? He visto una charla TEDx apasionante sobre igualdad educativa y te lo resumo en un artículo emocionante. ¡Descubre conceptos clave y disfruta del contenido educativo de primera! ¡Sigue leyendo y no te pierdas ni un detalle!

Recientemente tuve la oportunidad de ver una charla TEDx muy interesante impartida por Ljubica Fuentes. En su presentación, ella abordó un tema que es fundamental para nuestra sociedad: la violencia de género en las aulas y cómo afecta a las mujeres en su camino educativo. A través de sus experiencias personales, Ljubica nos mostró cómo el patriarcado y la violencia están arraigados en nuestro sistema educativo desde una edad temprana.

La violencia invisible

Ljubica comenzó su charla relatando una experiencia personal en la que se negó a leer un caso de violación en su clase de política criminal. A partir de ese momento, se dio cuenta de dos cosas importantes: ser mujer le ponía en desventaja desde el inicio de su carrera y que incluso dentro del ámbito educativo, existe complicidad con este tipo de violencia. Nos hizo reflexionar sobre cómo muchas veces estos actos pasan desapercibidos porque no causan escándalo como lo haría poner un ejemplo tan crudo como el caso de una violación.

Pero esta violencia no es algo aislado, sino que forma parte del sistema patriarcal en el cual vivimos. El mundo está diseñado para favorecer a un solo tipo de persona: hombre, blanco, heterosexual y adinerado. Esto excluye automáticamente a todas aquellas personas que no cumplen con estas características.

Leer también:  La conexión entre el placer y nuestra naturaleza humana

El papel clave de la educación

En este contexto, la educación juega un papel fundamental ya que es donde se reproducen los estereotipos de género desde temprana edad. Desde pequeños, nos enseñan a través de juegos y ejemplos en los libros que las niñas deben estar en la cocina y los niños en el trabajo. Estos patrones se arraigan aún más en la universidad, donde incluso los profesores pueden decirnos abiertamente que ciertas carreras son solo para hombres.

Ljubica compartió una experiencia personal en la cual un profesor le insinuó que había obtenido un puesto político a cambio de acostarse con varias personas. A pesar de haber denunciado este acto, no obtuvo justicia debido a la corrupción existente dentro del sistema educativo. Este es solo uno de muchos ejemplos que demuestran cómo la violencia de género se reproduce y perpetúa dentro de las instituciones educativas.

La responsabilidad colectiva

El objetivo principal de Ljubica al compartir su historia no es hacernos sentir culpables por no haber denunciado o alzado la voz cuando presenciamos estos actos violentos. En cambio, nos invita a reflexionar sobre el impacto profundo que tiene esta violencia en nuestras vidas y cómo podemos detenerla.

Nos recuerda que todos somos parte del problema: hemos sido víctimas y cómplices en algún momento. Pero también tenemos el poder de ser agentes del cambio. Como estudiantes, tenemos el poder de luchar por nuestros derechos y detener esta cultura de violación.

La charla TEDx impartida por Ljubica Fuentes nos mostró cómo la violencia de género está presente en nuestras aulas y cómo afecta negativamente a las mujeres en su camino educativo. Nos hizo reflexionar sobre la responsabilidad que tenemos como individuos y como sociedad para detener esta violencia.

Leer también:  Descubre el poder de la Libertad de Expresión

Es hora de que los docentes asuman su responsabilidad y dejen de reproducir estereotipos sexuales en las aulas. Es hora de que las autoridades no encubran a los acosadores y tomen medidas firmes contra ellos. Es hora de que todos nos unamos en solidaridad y apoyo a las víctimas, creando espacios seguros donde puedan denunciar sin temor.

La educación es un derecho fundamental, por lo tanto, no puede ser revictimizante ni violenta. Todos tenemos el poder de cambiar esto si nos comprometemos a desaprender lo normalizado y cuestionar nuestras propias acciones.

Recordemos que el mundo cambia cuando tenemos el valor de ser fieles a nuestros principios. Hagamos todo lo posible para erradicar la violencia de género en nuestras aulas y construir una sociedad más justa e igualitaria.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.