Descubre cómo los algoritmos moldean tu realidad

Descubre cómo los algoritmos web alteran nuestra realidad y aumentan nuestra ansiedad en una charla TED fascinante. ¡Acompáñame a desentrañar sus secretos!

Hoy quiero compartir con ustedes una charla TEDx muy interesante que vi recientemente. La ponente, Olivia Gamarra, nos habló sobre un tema que creo que a todos nos afecta de alguna manera: los sesgos cognitivos. ¿Qué son exactamente? Bueno, según Olivia, son una forma recortada de ver la realidad y se generan a partir de nuestras experiencias y vivencias relacionadas con ciertos elementos o colores.

Para ilustrar este concepto, Olivia nos mostró una foto de chicles y caramelos de diferentes colores. Nos invitó a observar detenidamente la imagen y notar si había una predominancia de algún color en particular. Resulta que no hay un color dominante, pero si comenzamos a tener experiencias intensas o significativas relacionadas con el color amarillo, por ejemplo, podríamos llegar a pensar que el mundo es más amarillo de lo que realmente es. Esto es lo que conocemos como sesgo cognitivo.

La mente humana: maravillosa y enamorada

Nuestra mente es maravillosa y está enamorada del procesamiento selectivo de información. Desde el momento en que nacemos (y tal vez incluso antes), nuestro cerebro está constantemente filtrando la enorme cantidad de datos e información para ayudarnos a tomar decisiones importantes en nuestra vida diaria.

A lo largo de nuestra vida, desarrollamos mecanismos de aprendizaje basados en asociaciones entre experiencias y elementos neutros. Estas asociaciones adquieren un valor importante cuando las experiencias son intensas o significativas para nosotros. Un ejemplo clásico es el experimento en donde se le pregunta a las personas si pueden asignar un nombre a una figura geométrica. Es interesante ver cómo nuestra mente asigna significado de manera arbitraria y automática.

Leer también:  Descubriendo el Cuidado Animal: Activista apasionado revela sus logros

En el mundo de los sesgos cognitivos, no percibimos la realidad tal cual es. Lo que percibimos es aquello que consideramos importante para nosotros. Dentro de estos sesgos, encontramos pensamientos distorsionados, como la abstracción selectiva, donde prestamos atención exclusiva a ciertos elementos y dejamos de lado el contexto o el resto de la información disponible.

La influencia de la Big Data en nuestras vidas

Ahora bien, ¿qué tiene que ver todo esto con la Big Data? Resulta que pasamos mucho tiempo en internet, navegando por nuestras redes sociales, haciendo búsquedas en Google y consumiendo contenido digital. Todo esto genera una enorme cantidad de datos que son procesados por algoritmos complejos para ofrecernos una experiencia personalizada.

Lo que vemos en nuestras redes sociales o en nuestro correo electrónico no es lo mismo que ve nuestro vecino o incluso nuestros amigos más cercanos. Cada uno tiene una experiencia personalizada basada en sus intereses y preferencias. La Big Data funciona de manera similar a cómo opera nuestra mente: selecciona selectivamente aquello que considera relevante para nosotros.

Pero aquí viene lo interesante: cuando comenzamos a buscar información sobre algo que nos preocupa o nos interesa, los algoritmos registran estas búsquedas como elementos importantes y comienzan a ofrecernos más contenido relacionado con ese tema. Esto puede llevarnos a creer erróneamente que esa realidad está cada vez más presente y se magnifica ante nuestros ojos.

La ansiedad y el poder de nuestras búsquedas

Un ejemplo claro de esto es la ansiedad. La ansiedad es una emoción normal que nos ayuda a evaluar los peligros y calcular los riesgos en nuestra vida diaria. Si tenemos un examen importante, por ejemplo, es natural sentir ansiedad y eso nos motiva a estudiar y prepararnos.

Leer también:  Inteligencia Artificial: ¿Héroe o Amenaza? Descubre la verdad aquí

Sin embargo, cuando nuestros pensamientos se vuelven demasiado catastróficos, creyendo que todo saldrá mal y lo peor sucederá si algo sale mal, eso puede convertirse en un trastorno de ansiedad. Y aquí es donde entra en juego la Big Data: cuando comenzamos a buscar información sobre enfermedades o situaciones preocupantes, estamos alimentando ese sesgo cognitivo y creando una realidad distorsionada.

Por lo tanto, ¿qué podemos hacer al respecto? Olivia nos propone una fórmula sencilla pero efectiva: tener conciencia de que aquello que vemos en nuestras redes sociales o en nuestro correo electrónico puede estar sesgado por nuestros intereses y búsquedas previas. Es importante dudar de esa realidad presentada y buscar evidencias a favor y en contra para obtener una visión más realista.

Nuestro teléfono móvil o nuestra computadora pueden ser fuentes de salud si aprendemos a utilizarlos adecuadamente. En lugar de limitarnos a buscar información relacionada con nuestras preocupaciones actuales, debemos ampliar nuestros intereses e investigar otros temas para equilibrar nuestra percepción del mundo.

Nuestros sesgos cognitivos nos ayudan a procesar la información de manera selectiva, pero también pueden generar malestar si se exageran. La Big Data, por su parte, nos ofrece una experiencia personalizada en internet, pero puede magnificar nuestras preocupaciones si solo consumimos contenido relacionado con ellas.

Por eso es importante tener conciencia de cómo nuestra mente y la tecnología interactúan para moldear nuestra percepción del mundo. Debemos aprender a cuestionar lo que vemos en nuestras redes sociales y buscar evidencias tanto a favor como en contra de nuestras preocupaciones. De esta manera, podremos obtener una visión más equilibrada y realista del mundo que nos rodea.

Así que la próxima vez que abras tu Facebook o revises tu correo electrónico, recuerda: no todo lo que ves es la realidad; es solo aquello que estás buscando. Amplía tus intereses y busca nuevas perspectivas para tener una visión más completa del mundo.

Leer también:  La inspiradora historia de Estrella: desafiando los límites de la ciencia

Espero que este artículo te haya resultado interesante y útil. ¡Hasta la próxima!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.