Descubre cómo tomar el control de tu vida y decidir por ti mismo

Descubre los valiosos conocimientos que adquirí en una impactante charla TEDx y que estoy emocionado por compartir contigo en este artículo.

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo algo que acabo de descubrir en una charla Tedx realmente interesante. Se trata de cómo tomamos decisiones y los factores que influyen en este proceso. Mauricio Torres, un profesor de la Universidad de Stanford, nos explica que cada vez que tenemos una idea, se activan ciertas neuronas en un orden específico. A esto lo llama “circuito neural”. Pero ¿qué sucede cuando debemos tomar una decisión? En ese caso, múltiples circuitos neuronales se activan al mismo tiempo y las neuronas con mayor intensidad son las ganadoras.

Es fascinante pensar en todo el caos que ocurre dentro de nuestra cabeza cuando estamos tomando una decisión aparentemente simple. Por ejemplo, si tienes mucha hambre por la mañana y vas a buscar algo para desayunar, tus neuronas están luchando entre sí para decidir si te preparas unas quesadillas o un huevo con tocino. Y aunque desde fuera parezca un proceso sencillo, dentro de nuestro cerebro se libra toda una batalla eléctrica hasta que finalmente elegimos.

Pero aquí viene lo interesante: no todas nuestras decisiones requieren este proceso consciente. De hecho, nuestro cerebro ha desarrollado la capacidad de automatizar muchas decisiones cotidianas para ahorrar energía mental. Piensa en actividades como caminar o respirar; las hacemos sin pensar conscientemente en cada paso o inhalación/exhalación.

Sin embargo, esta automatización tiene su costo: somos más susceptibles a influencias externas cuando tomamos decisiones inconscientes. Un ejemplo famoso es el experimento del psicólogo ruso Pavlov y su perro. Pavlov sonaba una campana cada vez que le daba comida al perro, y después de repetirlo varias veces, el perro comenzó a salivar solo con escuchar la campana, aunque no hubiera comida presente. Esto se llama acondicionamiento y demuestra cómo nuestras decisiones pueden ser influenciadas sin siquiera ser conscientes de ello.

Leer también:  Elegir sabiamente: el arte de tomar decisiones

Entonces, ¿hasta qué punto nuestra sociedad influye en nuestras decisiones? Si consideramos que gran parte de nuestro conocimiento proviene del exterior y lo internalizamos para tomar decisiones, podemos decir que nuestro entorno social juega un papel fundamental en cómo decidimos. Por ejemplo, si vivimos en una sociedad obsesionada con el éxito material, es probable que busquemos constantemente alcanzar metas relacionadas con el dinero o el estatus social.

Nuestro proceso de toma de decisiones es complejo y está influenciado por varios factores. Aunque automatizamos muchas decisiones para ahorrar energía mental, esto nos hace más susceptibles a los acondicionamientos sociales. Por eso es importante cuestionar nuestras creencias y acciones, aprender constantemente de diferentes perspectivas y ser críticos con la información que recibimos. Pero sobre todo, debemos ser humildes para reconocer nuestros errores y tener espacio para crecer y cambiar.

Al tomar decisiones más conscientes, ganamos tranquilidad al saber que estamos siguiendo nuestro propio camino en lugar del impuesto por otros. Así que te invito a reflexionar sobre tus propias elecciones diarias y asegurarte de estar tomando las decisiones conscientemente.

Espero que esta charla te haya resultado tan interesante como a mí. ¡Hasta la próxima!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.