Descubre el arte de la dispersión y enriquece tu vida

Descubre el arte de la dispersión y cómo puede enriquecer nuestras vidas. ¡Sigue leyendo para explorar nuevas perspectivas!

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo algo que me ha dejado realmente impactado. Acabo de ver un video de una charla Tedx muy interesante, impartida por Andrés Palacios, en la cual habla sobre el refrán “mucho abarca, poco aprieta”. Seguramente has escuchado este refrán antes, ¿verdad? Yo también lo había escuchado muchas veces, pero nunca le había prestado mucha atención hasta ahora.

Descubriendo el verdadero significado

Andrés comienza explicando cómo cuando era niño imaginaba a alguien con pies apretados por unas barcas grandes cada vez que escuchaba ese refrán. Pero luego descubrió que su interpretación estaba completamente equivocada. Resulta que este refrán no tiene nada que ver con barcas o pies apretados, sino más bien con el enfoque para tener éxito en la vida.

En nuestra sociedad industrializada y especializada, se nos enseña desde muy temprano que para tener éxito debemos seguir un camino singular y convertirnos en expertos en un campo específico. Y si bien esto funciona para muchas personas, hay otras como Andrés y yo que tenemos una diversidad de intereses y pasiones.

No limites tu potencial

Durante años, Andrés pensó que era una persona dispersa sin capacidad de enfocarse y creía que nunca lograría hacer algo serio en su vida. Pero ahora se da cuenta de que esa dispersión no es una desventaja sino todo lo contrario: es una pluralidad de conocimientos.

Leer también:  Explorando la animación: descubre un mundo lleno de posibilidades

Andrés nos presenta el concepto de “polimatía” o “generalismo”, que es la capacidad de tener conocimientos y habilidades en diversas disciplinas. Ser un polímata significa ir en contra de la especialización y abrazar nuestra diversidad de intereses.

La importancia del aprendizaje constante

El proceso de convertirse en un polímata implica dos tipos de acercamiento al conocimiento. El primero es el aprendizaje dirigido, donde los intereses o disciplinas están conectados entre sí. Por ejemplo, Andrés menciona que es diseñador industrial, pero también trabaja en diseño gráfico, moda y arte plástico. Todas estas disciplinas están conectadas por su pasión por el diseño y el arte.

El segundo tipo de acercamiento al conocimiento es el aprendizaje oportunista, donde los intereses o disciplinas no están necesariamente conectados entre sí. Por ejemplo, una persona puede ser ingeniero civil y también músico, o pediatra e historiador. Hay muchos casos históricos de polímatas como Leonardo da Vinci, quien era escultor, pintor, ingeniero, arquitecto e historiador.

No todos son genios

Pero ser un polímata no significa ser un genio en todas las disciplinas. No todos los polímatas son genios ni todos los genios son polímatas. Todos tenemos la capacidad de ser generalistas en mayor o menor grado.

Los aportes del generalismo

Entonces te preguntarás: ¿cuál es la importancia del generalismo en nuestra vida cotidiana? Bueno, resulta que los generalistas tienen una curiosidad profunda y constante. Viven en un constante aprendizaje y esto les permite tener una mente flexible, evitando estancarse en ideas arcaicas o puntos de vista intolerantes al cambio.

Además, los generalistas aportan una perspectiva única en equipos de trabajo complejos. Aunque puede haber especialistas que sepan más sobre temas específicos, el aporte del generalista radica en su experiencia y conocimientos diversos, lo cual los convierte en puentes de colaboración y mediación entre diferentes disciplinas laborales.

Leer también:  Descubriendo tu voz interior: Lecciones de una artista multifacética

El nuevo milenio de la polimatía

Hoy día, gracias a internet, tenemos acceso inmediato a herramientas para aprender nuevos oficios, actualizar nuestra información y ampliar nuestro conocimiento. Plataformas como Tedx y otras plataformas educativas gratuitas nos abren las puertas a una nueva era de polimatía.

Andrés finaliza su charla contándonos que actualmente trabaja como diseñador y desarrollador de productos para uno de los museos más grandes del mundo: el Museo Metropolitano de Arte en Nueva York. Su trabajo requiere muchos de sus intereses y habilidades como diseñador e ilustrador. Y cree que ha llegado hasta ahí por la pasión y dedicación que ha puesto en sus intereses durante toda su vida.

A través del ejemplo inspirador de Andrés Palacios, podemos ver cómo la diversidad de nuestros intereses no es una desventaja sino un potencial enorme. Todos tenemos la capacidad de ser polímatas o generalistas en mayor o menor grado. La clave está en vivir con curiosidad constante, estar dispuestos a aprender constantemente y confiar en nuestra capacidad de lograr todo lo que nos propongamos. Así que no limites tu potencial, abraza tus intereses diversos y descubre hasta dónde te pueden llevar tus sueños.

Recuerda, el refrán “mucho abarca, poco aprieta” no tiene por qué ser desalentador. En cambio, puede ser una invitación a explorar todas nuestras pasiones y habilidades sin miedo al fracaso. ¡Así que aprieta con fuerza todo lo que abarques en la vida!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.