Descubre el camino hacia una sexualidad auténtica

¿Sabías que la forma en la que vemos la sexualidad está influenciada por la iglesia, los medios y otros agentes externos? En su charla TEDx, Francesca Gnecchi nos desenmascara y empodera para explorar nuestra propia sexualidad auténtica. Descubre las revelaciones de Francesca en “El Camino del sexo”. No te arrepentirás de seguir leyendo!

Hoy quiero compartir contigo algo que he descubierto en una charla Tedx muy interesante. Se trata de un video presentado por Francesca Gnecchi, una joven de 18 años que nos cuenta su experiencia personal sobre la falta de deseo sexual en las relaciones de pareja.

Una realidad común

Francesca nos relata cómo al inicio de su relación, cuando tenía 18 años, estaba llena de hormonas y deseaba tener sexo en cualquier momento y lugar. Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo y empezó a convivir con su pareja, sus ganas disminuyeron considerablemente. Al investigar un poco más sobre el tema, se dio cuenta de que no era la única persona con este problema.

Según los informes y estudios que encontró en Google, aproximadamente el 40% de las personas con vulva experimentan falta de deseo sexual. Esto la llevó a reflexionar sobre las posibles causas y soluciones para esta situación tan común.

El papel del cerebro y la piel

Francesca propone cambiar nuestra forma de pensar sobre el sexo. En lugar de centrarnos únicamente en el coito, la penetración o alcanzar el orgasmo, sugiere poner atención en otros aspectos del encuentro íntimo.

Leer también:  Rompiendo fronteras con sombrero y pollera: la revalorización de la identidad cultural

Nos invita a cerrar los ojos por un momento e imaginar enfocarnos en nuestros órganos sexuales más importantes: el cerebro y la piel. ¿Qué pasaría si dejáramos atrás todas las expectativas y presiones relacionadas con el rendimiento sexual? ¿Y si buscáramos encuentros donde primara la intimidad emocional, la conexión y el placer mutuo?

Las causas de la falta de deseo

Francesca también nos habla sobre las posibles causas físicas y psicológicas de la falta de deseo. Entre ellas menciona el consumo de medicamentos como anticonceptivos o antidepresivos, el estrés, la autoestima y la educación sexual tradicional.

Nos cuenta que en su educación no se le enseñó sobre su propio cuerpo ni sobre temas como el clítoris o la importancia de la masturbación para conocerse a uno mismo. Tampoco se le habló acerca de los inhibidores y activadores del deseo sexual, así como del deseo reactivo versus el espontáneo.

El papel de la pareja

Un dato interesante que Francesca comparte es un estudio realizado por el doctor Francisco Cabello, quien concluyó que solo un 5% de las mujeres pueden ser diagnosticadas con falta real de deseo. Esto significa que muchos casos están influenciados por factores externos, siendo uno muy importante: nuestra pareja.

Nuestra relación con nuestra pareja puede tener un impacto significativo en nuestro deseo sexual. Por lo tanto, es fundamental considerar este aspecto al analizar nuestras propias experiencias.

A través del relato personal e investigaciones compartidas por Francesca Gnecchi en esta charla Tedx, podemos aprender varias cosas importantes:

  • No estamos solos si experimentamos falta de deseo sexual en una relación.
  • Muchas veces enfocamos demasiado nuestra atención en el coito y en alcanzar el orgasmo, dejando de lado la intimidad emocional y el placer mutuo.
  • Existen diversas causas físicas y psicológicas que pueden influir en nuestro deseo sexual, como los medicamentos, el estrés o la educación sexual deficiente.
  • Nuestra pareja también juega un papel importante en nuestra vida sexual. Es fundamental considerar su influencia al analizar nuestras propias experiencias.
Leer también:  Descubre el impacto del cambio climático de la mano de una joven activista

En lugar de buscar soluciones rápidas como pastillas o consejos genéricos, Francesca nos invita a reflexionar sobre una nueva forma de vivir nuestra sexualidad. Un mundo donde nuestro cuerpo sea visto como sagrado, donde busquemos la intimidad sin presiones y disfrutemos plenamente cada etapa de nuestra vida.

Aunque este camino puede ser más largo y requiere un esfuerzo consciente, vale la pena recorrerlo para encontrar una verdadera conexión emocional y experimentar un placer más profundo en nuestras relaciones íntimas. ¡Así que te animo a explorar esta perspectiva fresca y liberadora!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.