Descubre el impacto de la fotosíntesis en TEDxRafaela

¿Sabías que las plantas son las únicas que pueden hacer fotosíntesis y crear biomasa? Yo tampoco lo sabía, hasta que vi la charla TED de Juan Pablo, ingeniero químico y defensor de la bioeconomía. Después de escuchar su apasionante ponencia, me quedé maravillado con las posibilidades que ofrece el uso de biomasa en tiempo real para generar oportunidades de desarrollo regional.

Hace un tiempo le pedí a mi hijo de 10 años que me hiciera un dibujo de fotosíntesis, y vaya cómo son los chicos, no para qué, pero después de un rato me hizo este dibujo. Después le dije: “Siéntate y vamos a conversar sobre cambio climático”. Otra vez no para qué, pero apagó su videojuego y se sentó. Ahí me contó que en el colegio le habían hecho ver una película que se llama “El viaje de Gaia”. Trata de una niña más o menos de su misma edad que vive en un futuro gris y horrible. Los únicos seres vivos son los seres humanos, quienes todo el tiempo usan mascarillas para respirar (ojo, nosotros no estamos con las mascarillas). El abuelo de la niña es inventor y le envía al pasado, unos 50 o 60 años atrás (2021), en una máquina que él mismo diseñó junto con una carta para repartir en nuestro presente. En esa carta les pide a las personas influyentes que cambien ese futuro tan feo en el que están viviendo.

Cuando llega a nuestro presente, la niña se sorprende por los colores vibrantes de las flores y los animales reales que solo había conocido a través de libros encontrados en basurales. En esta charla quiero compartir algunas cosas sobre lo que hablé con mi hijo esa tarde y sobre este dibujo.

La importancia de la fotosíntesis

Vamos a aprovechar el dibujo para recordar nuestra época escolar y hablar sobre la fotosíntesis. ¿Cuántas veces vimos fotosíntesis en clase y no entendíamos para qué servía? Resulta que las plantas son las únicas capaces de tomar energía del sol, agua y minerales del suelo, y el dióxido de carbono que nosotros exhalamos (y las máquinas lo convierten en oxígeno). Además, generan biomasa. La fotosíntesis es un proceso vital para la vida en nuestro planeta.

Leer también:  Protege tu privacidad online: Controla tus datos

La cadena trófica

Otro concepto escolar importante es el de la cadena trófica. ¿Se acuerdan? La plantita es consumida por el herbívoro, quien a su vez es consumido por el carnívoro. Esta cadena permite transferir y almacenar energía del sol a través de la biomasa. Es decir, la energía pasa de los vegetales a los animales.

Cómo llegamos hasta aquí

Ahora quiero hablarles sobre cómo llegamos hasta esta situación actual con respecto al cambio climático. Durante miles de años, los seres humanos utilizaron todo lo que tenían al alcance para alimentarse y obtener energía y materiales. Pero hace 250 años, con la revolución industrial, comenzamos a utilizar intensivamente carbón mineral como fuente de energía. Y hace menos de 120 años descubrimos el petróleo como una fuente casi inagotable.

Estos dos compuestos (carbón y petróleo) son biomasa generada a través de la fotosíntesis hace millones de años. Sin embargo, hoy sabemos que son los principales responsables de los gases de efecto invernadero. Generamos tanto dióxido de carbono que las plantas no pueden procesarlo y convertirlo nuevamente en oxígeno. Además, sintetizamos nuevos materiales a partir del petróleo, como los plásticos, que no se degradan y se acumulan en el medio ambiente.

El desafío del cambio climático

Afortunadamente, la humanidad se dio cuenta de que si seguimos por este camino vamos a terminar muy mal. Por eso surgieron estrategias de solución:

  1. Reciclaje: Pasar de una economía lineal (extraer, consumir y desechar) a una economía circular (recuperar, reutilizar y reciclar los materiales).
  2. Eficiencia energética: Optimizar el uso de energía fósil en nuestras casas y oficinas, además de promover la movilidad eléctrica con autos, monopatines y motos eléctricas.
  3. Energías limpias: Utilizar fuentes renovables como la eólica, hidráulica y solar para reducir las emisiones de dióxido de carbono.
  4. Bioeconomía: Un nuevo paradigma económico mundial que propone utilizar biomasa generada en tiempo real en lugar de biomasa ancestral generada hace millones de años. Esto implica aprovechar cada parte de la biomasa en su lugar para generar productos con valor agregado.
Leer también:  Construcción del satélite SAOCOM 1-A: La increíble odisea

Pero aquí vienen los dilemas asociados al cambio climático. La misma planta que utilizamos como alimento también puede ser utilizada como combustible. ¿Vamos a alimentar máquinas cuando hay gente que no come? Para generar más biomasa, necesitamos utilizar fitosanitarios y pesticidas, pero su uso irracional e indiscriminado está envenenando nuestro entorno. Además, el desmonte de selvas y bosques para aumentar la producción atenta contra la biodiversidad que necesitamos para nuestra supervivencia.

Hay muchos debates sobre estos dilemas: omnívoros contra veganos, desarrollo regional contra conservación ambiental. Es necesario discutir maduramente, encontrar límites y desafíos en cada acción que tomemos. Si no discutimos estas cuestiones, caeremos en la inacción y eso nos llevará inexorablemente hacia un futuro gris como el de Gaia.

La importancia de la bioeconomía

A pesar de estos dilemas, quiero destacar las oportunidades que ofrece la bioeconomía. Como ingeniero, he trabajado en proyectos relacionados con este tema sin siquiera saberlo. Por ejemplo:

  • Una empresa cercana utiliza los desechos de la industria frigorífica, queserías y cervecerías para obtener productos de alto valor proteico. Exportan la mitad de su producción y dan trabajo a 120 personas.
  • Una emprendedora local está estudiando cómo aprovechar las colillas de cigarrillos para crear nuevos materiales o cultivar hongos comestibles utilizando las colillas como sustrato.
  • Otro proyecto se dedica a fabricar bioplásticos a partir de los efluentes de la industria láctea utilizando bacterias y levaduras.
  • Y también hemos trabajado en la generación de energía práctica a partir de los desechos agrícolas y productos de la industria, obteniendo biogás y biodiesel a partir del aceite de soja.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo podemos aprovechar la biomasa generada en tiempo real para generar soluciones sostenibles. La bioeconomía nos ofrece enormes oportunidades de desarrollo regional.

Leer también:  Memorias capturadas: Fotografías del tsunami en Otsuchi, Japón

Pasemos a la acción

Pero todo esto no tiene sentido si no actuamos como individuos. Reciclar, ahorrar energía, utilizar biomateriales y biocombustibles son acciones importantes que todos podemos llevar a cabo en nuestra vida diaria. Es fundamental interiorizarnos sobre estos temas y ponerlos en práctica, además de contagiar al resto con nuestras acciones.

Ahora quiero plantearles un desafío: ¿han escuchado hablar del concepto “emprendimiento de triple impacto”? Estos emprendimientos generan ganancias económicas, beneficios sociales para sus empleados, clientes y proveedores, y tienen un impacto ambiental positivo. ¿Se imaginan tener su propio emprendimiento alineado con sus valores? Muchos proyectos no requieren una gran inversión inicial, solo una buena idea que se pueda adaptar. Además, existen líneas de financiamiento que apoyan este tipo de proyectos.

Por eso les digo: si quieren ayudar al medio ambiente, combatir el cambio climático y están pensando en emprender algo propio, ¡háganlo! Piensen en fotosíntesis y en cómo pueden contribuir a un futuro mejor.

El cambio climático es una realidad que debemos enfrentar. Pero no podemos quedarnos en la inacción o en debates polarizados. La bioeconomía nos ofrece soluciones sostenibles, pero también presenta dilemas que debemos discutir y encontrar límites. Como individuos, podemos tomar acciones concretas para reducir nuestro impacto ambiental y contagiar al resto. Además, el emprendimiento de triple impacto nos brinda la oportunidad de generar ganancias económicas mientras contribuimos al bienestar social y ambiental.

No dejemos pasar otra vez la oportunidad de cambiar el rumbo hacia un futuro más verde. Hagamos nuestra parte y construyamos un mundo mejor para las futuras generaciones.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.