Descubre el poder de la confianza en esta charla TED

Imagínate que eres un curioso empedernido, un ávido devorador de conocimiento. Y para satisfacer tu apetito intelectual, ¿qué mejor que sumergirte en una charla TED? Yo, como buen amigo tuyo que soy, me he tomado la molestia de ver una de estas charlas y ahora estoy aquí para contártelo todo, en pocas palabras!

Hola, ¿alguna vez te han dicho que debes confiar en ti mismo para lograr grandes cosas? Seguro que sí, pero cuántas veces realmente has puesto eso en práctica. La confianza es un ingrediente poderoso que puede llevarte lejos en la vida. Mi nombre es Rosa Reyna González Cancino y tengo 23 años. Hoy quiero convencerte de que con el poder de la confianza puedes alcanzar tus metas.

El primer voto de confianza

Recuerdo cuando decidí estudiar ingeniería aeroespacial, la misma cara de sorpresa y preocupación la hicieron mis padres cuando les dije mi elección. Muchos me decían que no tendría éxito o que no encontraría trabajo. Pero yo decidí confiar en mí misma y perseguir mis sueños.

Aunque sabía que no sería fácil, tuve una oportunidad única al ser seleccionada para asistir a un campamento de la NASA en Houston. Durante este campamento, tuvimos que planificar una misión a Marte y presentarla ante los asesores de la NASA. Me preguntaron por qué quisiera trabajar con México y no supe cómo responderles.

Al regresar a México, descubrí un proyecto en colaboración con la NASA y la Agencia Espacial Mexicana en el cual quería participar. Gracias a la confianza otorgada por mi universidad, fui parte del equipo responsable del éxito de esa misión.

Leer también:  Descubre los secretos de éxito y actitud que te motivarán a perseguir tus sueños

La segunda forma de confianza

Esta experiencia me mostró el impacto transformador que puede tener alguien al recibir confianza. A veces, esa confianza puede cambiar la vida de una persona. Y todo comienza con un voto de confianza.

En el proyecto, aprendí la importancia del trabajo en equipo. Si un equipo no funciona bien, nada del proyecto funcionará correctamente. Fui elegida como líder estudiantil a pesar de haber estudiantes más avanzados que yo. Esto me enseñó que ser un buen líder implica confiar en tu equipo y asignar tareas según las virtudes individuales.

No todo es color de rosa

A medida que avanzaba el proyecto, surgieron momentos difíciles y cuestionamientos sobre mi capacidad para lograrlo. Pero rodearme de personas que confiaban en mí fue clave para superar esos obstáculos.

La lección más valiosa que aprendí fue a confiar en el valor de mi trabajo. Si no veo el valor en lo que hago, nadie más lo verá.

Inspirando a otros

Después del éxito del proyecto, tuve la oportunidad de representar al equipo en eventos y entrevistas relacionadas con nuestro satélite mexicano lanzado desde la Estación Espacial Internacional. Comprendí entonces el tercer tipo de confianza: inspirar a otros para perseguir sus sueños.

Quería ayudar a más personas a creer en sí mismas y perseguir sus metas. Los días siguientes fueron increíbles: visitamos las instalaciones de la NASA y presenciamos el lanzamiento del cohete Falcon 9 llevando nuestro satélite al espacio.

A través de mi experiencia, he aprendido que confiar en uno mismo es el primer paso para lograr grandes cosas. Sin embargo, también es importante rodearse de personas que confíen en ti y te brinden apoyo. La confianza puede transformar vidas y permitirte contagiar esa confianza a otros.

Leer también:  Cómo lidiar con la inquietud en la vida: La inspiradora historia de Chiara

Así que te animo a que confíes en ti mismo y sigas persiguiendo tus sueños. Recuerda, el poder de la confianza está dentro de ti, solo tienes que explotarlo.

Gracias por leer mi historia y espero haberte inspirado a creer en ti mismo. ¡Confía en ti y lo vas a lograr!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.