Descubre el poder de tu raíz interior: cómo encontrar tu propia voz en un mundo globalizado

Descubre cómo los músicos encuentran su propia voz en un mundo globalizado. Jorge Moreno nos lleva en un viaje musical fascinante. ¡No te lo pierdas!

Hace siete años tuve la gran oportunidad de entrevistar a un músico vasco llamado Kepa Junkera. Durante nuestra conversación, él me comentó lo sorprendente que le resultaba que el ukelele se hubiera vuelto tan popular en ese momento. Le parecía curioso que en nuestro país, teniendo instrumentos como el timple canario, se recurriera al ukelele o que este último se hubiera vuelto universal. Es interesante cómo en determinados momentos podemos ver cómo nuestras ciudades tienden cada vez más a parecerse entre sí y cómo esa universalidad también se extiende a otras cuestiones como la comida que comemos, los restaurantes a los que vamos o las camisetas que decidimos comprar.

Podemos ir a una misma tienda en cualquier ciudad del mundo y comprarnos la misma camiseta, o incluso pedir que nos la traigan a casa sin tener que salir. Esto puede ser una experiencia estandarizada, pero posiblemente también menos memorable y humana. Junkera decía en aquella conversación que él no sería el mismo si hubiera nacido en el centro de Bilbao en lugar de haber crecido en el barrio de Rekalde.

Nuestros orígenes siguen definiéndonos y siendo parte de ese cóctel único que nos hace humanos. Nuestra unicidad y originalidad son características inherentes a cada uno de nosotros y nos distinguen del resto de las personas.

La necesidad de transmitir mensajes

Además de nuestra unicidad, otra característica importante es nuestra necesidad innata de transmitir mensajes y comunicarnos con los demás. Buscamos trascender y crear cultura. Sin embargo, en un mundo cada vez más globalizado y uniforme, ¿cómo podemos seguir generando mensajes originales y encontrando nuestra propia voz?

Leer también:  Descubriendo nuestra conexión: Potencia tu red de contactos

Existen varias opciones para abordar esta cuestión. Una de ellas sería buscar siempre la última tendencia y estar al día con las modas actuales para intentar acercarnos a lo que está de moda en cada momento. Sin embargo, esto puede resultar agotador y poco auténtico, ya que las modas pasan rápidamente y estar pendientes de cuál será la siguiente tendencia nos impide mantener una voz propia constante.

Otra opción sería aislarnos por completo del mundo e intentar vivir como ermitaños sociales, pensando solo en nosotros mismos sin tener en cuenta nuestra sociedad. Pero esto también nos hace perder algo esencialmente humano: la tribu, esa red en la que aprendemos, enseñamos, protegemos y nos sentimos cuidados.

Buscar nuestras raíces

Entonces ¿cómo podemos seguir buscando mensajes originales? Una opción interesante es mirar hacia atrás, hacia nuestras raíces culturales. Cada vez más músicos se están fijando en los orígenes y las músicas de tradición oral para encontrar nuevos mensajes que transmitir al mundo. Tenemos ejemplos como Ti Granja Macián con su música armenia fusionada con jazz contemporáneo o Vetusta Morla en su último disco inspirado en las músicas de raíz ibérica.

La música popular tradicional tiene un poder único para generar unidad e identidad colectiva. Antiguamente, cada canción estaba pensada para momentos específicos de la vida y se percibía como un hechizo o encantamiento. Aunque hemos perdido en gran medida esa tradición de comunicación oral y el sentido funcional de la música, también hemos ganado acceso a grabaciones y cancioneros que nos permiten recuperar estas músicas tradicionales.

Además, ahora tenemos más conocimientos musicales al alcance de nuestra mano que nunca antes. Podemos aprender teoría musical, componer e incluso tocar diferentes instrumentos con facilidad. No renunciemos a esta oportunidad.

Leer también:  Descubre el camino hacia la felicidad

Encontrando una voz propia

Cada uno de nosotros tiene una visión personal y única de la música y la cultura en general. No todos somos músicos tradicionales, pero podemos acercarnos a las músicas de raíz desde nuestra perspectiva actual. Podemos buscar nuestras propias visiones y versiones de estas canciones tradicionales, fusionándolas con nuestros estilos musicales e influencias.

Como ejemplo personal, vengo del jazz y la música clásica. Me acerco a la música tradicional desde esa mirada particular y trato de aportar mi propia visión y voz única en mis interpretaciones. No soy un gran cantante ni provengo directamente del folclore madrileño, pero he descubierto ideas compositivas complejas e instrumentos poco conocidos en las músicas tradicionales madrileñas.

A través del estudio e interpretación de estas músicas populares podemos encontrar nuevos mensajes que transmitir al mundo sin perder nuestra identidad individual ni olvidar nuestro patrimonio cultural diverso.

La globalización y la uniformidad cultural pueden hacer que nos sintamos cada vez más parecidos entre nosotros. Sin embargo, no debemos olvidar que nuestros orígenes definen nuestra unicidad y originalidad como seres humanos. Tenemos una necesidad innata de transmitir mensajes y comunicarnos con los demás.

Para seguir generando mensajes originales, podemos mirar hacia nuestras raíces culturales y encontrar en ellas nuevas formas de expresión. No renunciemos a las nuevas herramientas que tenemos a nuestro alcance para preservar y fusionar nuestra cultura tradicional con nuestra visión actual.

Cada uno de nosotros tiene una voz propia, una perspectiva única desde la cual podemos acercarnos a la música y la cultura en general. No importa si no somos músicos tradicionales o si venimos de diferentes escuelas musicales; lo importante es buscar nuestra propia visión y voz en este contexto globalizado.

Leer también:  Transformación personal: Vínculos en la era moderna

No perdamos esa diversidad cultural que nos hace únicos. Sigamos buscando mensajes originales, conectándonos con nuestras raíces y transmitiendo nuestra identidad colectiva al mundo.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.