Descubre el poder transformador de la fotografía en tu vida

Imagina descubrir un mundo de posibilidades y encontrar el juego en cada momento. Descubre cómo la fotografía puede cambiar tu vida.

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo algo realmente inspirador que vi en un video de una charla TEDx. En este video, el autor Fernando Serantoni comparte su experiencia personal de vivir con una enfermedad rara y degenerativa, y cómo encontró la manera de enfrentarla con alegría y buen humor.

Viviendo conectado a una máquina

Fernando cuenta que durante tres años estuvo conectado a una máquina que le ayudaba a respirar. Su movilidad se limitaba a solo 12 metros dentro de su casa debido a la manguera que lo conectaba al equipo. Para salir, utilizaba un tubo de oxígeno que inicialmente duraba 8 horas, pero conforme su enfermedad avanzaba, apenas le alcanzaba para 1 hora y media.

Ante esta difícil situación, Fernando decidió encontrar algo positivo en medio del caos. Se propuso mostrarle a su hija que es posible transitar la universidad con alegría y buen humor. Esta actitud cambió por completo su perspectiva sobre las cosas.

Encontrando belleza en las pequeñas cosas

A medida que la enfermedad avanzaba, Fernando tuvo que adaptarse a sus limitaciones físicas. Como diseñador gráfico, encontró una forma creativa de expresarse: comenzó a tomar fotografías desde casa. Aunque no podía moverse mucho, encontró diversión en fotografiar objetos cotidianos junto a sus muñequitos articulados de Star Wars.

Descubrió que cada foto era más que solo capturar un objeto; era una excusa para disfrutar del proceso lúdico de hacerla. Su habilidad como diseñador gráfico se reflejaba en cada imagen, y encontró un nuevo sentido en las cosas que le sucedían.

Leer también:  Consejos para proteger tus fotografías y evitar el plagio

El cambio de perspectiva

En la charla, Fernando comparte una anécdota de cuando estudiaba diseño. En una clase, les pidieron dibujar una botella, y aunque todos tenían el mismo objeto frente a ellos, cada dibujo era diferente porque cada persona lo veía desde su propio punto de vista. Esta experiencia le enseñó que podemos cambiar nuestra forma de ver las cosas y darles un nuevo significado.

A pesar del avance rápido de su enfermedad, Fernando decidió seguir disfrutando de las cosas que aún podía hacer. Incluso después de perder la capacidad para secarse con una toalla después de ducharse, encontró una solución: utilizar un secador de pelo.

La espera y el regalo

Fernando fue internado en terapia intensiva mientras esperaba recibir un trasplante bipulmonar. Aunque la situación era crítica, él se sentía contento porque sabía que había logrado vivir plenamente durante todo el proceso.

Finalmente, llegaron los pulmones tan esperados y hoy puede hablar sin preocuparse por respirar constantemente. Se considera privilegiado por esta segunda oportunidad que ha recibido.

La historia inspiradora de Fernando Serantoni nos enseña tres valiosas lecciones:

  1. No debemos esperar para vivir plenamente; debemos disfrutar cada momento presente.
  2. Tanto la felicidad como el sufrimiento son decisiones personales.
  3. Cambiar nuestra perspectiva nos permite resignificar las situaciones y encontrar nuevas oportunidades.

Así que, ¿qué esperas? ¡Aprovecha cada día y encuentra la belleza en las pequeñas cosas!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.