Descubre el poder transformador de nuestras miradas: Cambia tu vida y la de los demás

¿Te imaginas cambiar el mundo al cambiar tu forma de mirar? Descubre el poder transformador de nuestras miradas en esta inspiradora charla de Aldana. ¡Sigue leyendo!

Imaginen una mirada, no una mirada de amor, sino una mirada de odio o terror. Una mirada indiferente que te hace sentir diferente al resto, como si te rechazaran a tu alrededor y a su vez te miraran con cara de asombro. Eso es lo que sentí cuando me di cuenta de cómo la gente se comportaba alrededor mío y mis amigas.

No podía entender por qué las miraban así, si eran personas tan maravillosas como yo. Hasta que me detuve a observar más detenidamente a una de ellas y me di cuenta de que la miraban así porque tenía una forma diferente de caminar y utilizaba un andador. Mi amiga tiene una diversidad funcional.

¿Qué es la diversidad funcional?

La expresión “diversidad funcional” es utilizada para evitar señalar a las personas con discapacidad utilizando frases que los hacen sentir inferiores. Esta idea nos invita a reconocer que cada persona puede hacer las cosas de manera distinta, sin ser ni mejor ni peor que lo considerado “normal”.

En el caso particular de mi amiga, su diversidad funcional se debe a su nacimiento con hemiparesia, lo cual significa que los músculos del lado izquierdo de su cuerpo no funcionan tan bien como deberían.

Una experiencia reveladora

Recuerdo una vez en la cual fuimos invitadas a la fiesta de quince años de una amiga en común. Como aún no teníamos decidido qué ponernos, decidimos juntarnos antes para elegir nuestros atuendos. Al no encontrar algo que nos convenciera, decidimos optar por algo sencillo: un short, un top y unos zapatos cómodos.

Leer también:  Prevención del suicidio: cómo salvar vidas y encontrar esperanza

En la fiesta, bailamos el vals y nos divertimos como todos los demás invitados. Sin embargo, hubo una mujer que nos miraba de manera diferente. No se acercó a hablarnos ni nos trató mal, pero su forma de tratarnos era infantilizante. Actuaba como si fuéramos unas niñas pequeñas.

En ese momento no entendí muy bien su actitud, pero con el tiempo comprendí que esas reacciones son las que hacen sentir a mi amiga diferente. Esas pequeñas acciones pueden afectar profundamente la autoestima de una persona con diversidad funcional.

No te quiero acompañar

Otra experiencia dolorosa fue cuando mi amiga me contó lo que le había sucedido en su nuevo colegio. Debido a su andador, necesita compañía para ir a la cantina y comprar comida. Un día le pidió ayuda a una compañera y esta desde lejos le gritó: “No te quiero acompañar”.

Cuando ella me contó esto, sentí cómo se me partía el corazón en mil pedazos. Me di cuenta de lo injusto e hiriente que puede ser el trato hacia las personas con diversidad funcional.

Mirada del corazón

Por todo lo vivido junto a mi amiga y todas las experiencias compartidas, les propongo algo: si alguna vez se cruzan con alguien que tenga diversidad funcional, no los excluyan. A esa persona le importa mucho lo que piensas de ella, al igual que a todos nosotros en la adolescencia.

No dejemos que la mirada de los ojos nos engañe. Miremos con el corazón y brindémosles la oportunidad de ser conocidos por quienes realmente son. Es hora de incluir a las personas con diversidad funcional en nuestra sociedad y valorar su enorme potencial.

Leer también:  Enfermedad mental: desafíos y formas de enfrentar

Nuestra forma de caminar, hablar o movernos puede ser diferente, pero eso no nos hace menos valiosos como personas. La diversidad funcional es una realidad presente en nuestro mundo y debemos aprender a aceptarla y valorarla.

No permitamos que las apariencias nos engañen ni que los prejuicios nos alejen de conocer a personas increíbles. Abracemos la diversidad con amor y comprensión, porque solo así podremos construir una sociedad inclusiva donde todos tengan igualdad de oportunidades.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.