Descubre la alegría de ser dominicanos

¿Qué tal, amigo? Hoy he encontrado una charla TED fascinante que no puedo esperar para contarte. La charla fue dada por un cantautor increíblemente talentoso, reconocido por sus 5 discos editados y por ser nominado como Artista de Rock en 2010 y Album del Año en 2015 en los Premios Soberano. Descubre todos los detalles interesantes que descubrí!

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo algo que acabo de descubrir en un video de una charla Tedx. Se trata de una conferencia impartida por Janio Lora, un artista dominicano, quien nos habla sobre la importancia y la grandeza de ser dominicano. Me pareció tan interesante y revelador que no puedo esperar a contarte todo lo que aprendí.

Descubriendo nuestra identidad

Janio comienza su charla contándonos sobre su experiencia trabajando con un productor argentino para grabar su cuarto álbum. El productor le dijo algo que cambió por completo su perspectiva: “Olvida el rock y lo que tienes en mente. Necesito que te muestres como dominicano”. Esto hizo que Janio mirara hacia adentro por primera vez en su vida, explorando la riqueza cultural y musical de su país.

Nos cuenta cómo República Dominicana es el resultado de una mezcla entre españoles, esclavos africanos y taínos, creando una nueva raza con influencias directamente relacionadas a estas culturas. Y fue esta mezcla la que dio origen a la música propia del país: el merengue.

El nacimiento del merengue

Rafael Chaljub Mejía explica en su libro ‘Los caminos del merengue’ cómo nace este género musical. Todo comenzó cuando Baudilio Grullón, un empresario exitoso, visita el pueblo de Juan Gómez en La Vega montado en su caballo. Allí se encuentra con un grupo de muchachas machacando semillas para chupar la miel. Inspirado, le dedica un poema a una de ellas, Dolores Pérez (mejor conocida como Lola). Aunque al principio se burlaron de él, Baudilio no se rindió y regresó con una canción que conquistó a Lola y terminó casándose con ella. Así nació el primer merengue completo de la historia.

Leer también:  Innovate and Empower: Unleashing Our Inner Inventors

El merengue tenía una particularidad: era incómodo escucharlo en fiestas y campos debido a la falta de amplificación. Sin embargo, todo cambió cuando llegó un barco desde Alemania con un acordeón. Un campesino dominicano descubrió este instrumento y lo llevó al Cibao, donde su sonido cautivó a la gente. El acordeón se convirtió en parte esencial del merengue, dándole una nueva sonoridad pero también limitando su capacidad creativa.

La alegría dominicana

Janio nos habla sobre cómo los tonos mayores del merengue reflejan esa alegría característica del pueblo dominicano. Incluso cuando cantamos sobre desgracias o dificultades, lo hacemos con alegría porque somos capaces de enfrentar cualquier obstáculo con optimismo y temeridad inocente.

Nuestro país ha enfrentado grandes desafíos históricamente, como derrocar dictaduras o resistir invasiones extranjeras. Pero siempre hemos salido adelante gracias a nuestra solidaridad y unidad como pueblo.

Ser dominicano es…

Janio reflexiona sobre lo que significa ser dominicano. Ser dominicano es bailarle a la muerte, enfrentar cualquier adversidad con alegría y valentía. Es sufrir amarguras como nadie más, pero también demostrar de lo que somos capaces cuando nos unimos.

El orgullo de ser dominicano trasciende las fronteras y las banderas. Nos define esa esencia única que llevamos en el alma, una pieza que forma un rompecabezas y nos hace poderosos y capaces de cambiar el mundo.

La charla de Janio Lora nos invita a mirar hacia adentro y descubrir nuestra verdadera identidad como dominicanos. Nos muestra cómo la música del merengue refleja nuestra alegría innata y nuestra capacidad para superar cualquier obstáculo con optimismo.

Ser dominicano no se trata solo de tener una bandera o unas fronteras, sino de llevar en el alma esa fuerza que nos une como pueblo solidario y trabajador. Somos capaces de celebrar cualquier cosa por más pequeña que sea, pero también enfrentamos los desafíos más grandes con determinación.

Leer también:  Revolución por la igualdad: La lucha incansable de Carmen por los derechos de las mujeres

Entonces, te invito a sentirte orgulloso/a de ser dominicano/a y compartir la alegría contagiosa que llevamos dentro. Porque ser dominicano es mucho más que eso: es un privilegio lleno de historia, cultura e identidad.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.