Descubre la filosofía culinaria sin fronteras de un chef del mundo en TEDxPitic

Mike, un chef del mundo, desafía las fronteras de la comida. No cree en la propiedad de sabores o aromas, sino en la creación de combinaciones únicas. Después de ver su charla TEDx, estoy emocionado de compartir contigo lo que he aprendido sobre su filosofía y sus emprendimientos gastronómicos en el norte de México. Prepárate para un viaje culinario sin fron

¡Hola! Hoy quiero hablarles sobre una charla TEDx que vi recientemente y que me dejó pensando en muchas cosas. El autor de la charla se llama Mike De La Mora, y desde el principio capturó mi atención con su forma divertida de expresarse. Él compartió sus reflexiones sobre la gastronomía y cómo esta puede ser mucho más que solo un arte para enamorar los sentidos.

La búsqueda de significado

Mike comenzó hablando sobre esas preguntas filosóficas que todos nos hemos hecho alguna vez: ¿qué hacemos aquí en este mundo? ¿cuál es nuestro destino? Y en su caso particular, ¿qué hacía él estudiando gastronomía? Estas interrogantes lo llevaron a cuestionar la finalidad de esta disciplina culinaria.

Más allá del arte

Cuando Mike le preguntaba a sus compañeros qué era la gastronomía, recibía respuestas como “el arte que enamora los sentidos” o “estar a la vanguardia”. Si bien estas definiciones tenían algo de verdad, él sentía que eran un poco limitadas. Para Mike, la gastronomía era mucho más universal y abarcaba desde una simple tortilla hasta una humilde sopa que ha alimentado a generaciones enteras.

Leer también:  Recupera el placer del cuerpo con la danza

Erradicar el hambre

Fue entonces cuando recordó una conversación con un médico donde este le dijo que la finalidad de la medicina era erradicar las enfermedades. Eso hizo click en su mente y se preguntó: si esa es la finalidad de la medicina, ¿por qué no podría ser la finalidad de la gastronomía erradicar el hambre?

Hambre de innovación

Mike llegó a la conclusión de que el hambre no solo se refería a la necesidad física de alimentarse, sino también al deseo de probar algo nuevo, innovador. Así que para él, la finalidad de la gastronomía era erradicar el hambre en todas sus formas, tanto literal como metafóricamente.

La gastronomía como unificador cultural

A medida que Mike fue conociendo personas de diferentes partes del mundo a través de su comida y sus historias, se dio cuenta de que todos somos iguales. No importa nuestra procedencia o cultura, todos pertenecemos al mismo universo gastronómico. La diversidad culinaria nos une y nos enseña sobre otras culturas.

Más allá de las etiquetas

En su investigación histórica, Mike descubrió cómo las mezclas culturales dieron lugar a nuevos platillos icónicos. Por ejemplo, cuando los árabes llevaron el arroz a Italia y eventualmente nació el risotto. Esto demuestra cómo las etiquetas como “italiano” o “español” no son tan relevantes cuando se trata de gastronomía. Todo es parte del patrimonio culinario universal.

Evolución constante

Mike también resaltó cómo los ingredientes viajan por todo el mundo y llegan a manos de nuevos cocineros con visiones frescas e ideas innovadoras. La evolución natural va siempre en paralelo con el desarrollo humano. Es importante seguir abiertos a los nuevos sabores y experiencias.

Leer también:  Combina educación y cultura: la visión innovadora de Juliana Pallares

Diversidad y salud

La diversidad en la gastronomía no solo nos nutre culturalmente, sino también físicamente. Una dieta diversa, con diferentes fuentes de proteínas, carbohidratos y vitaminas, es lo más saludable que podemos consumir. La inclusión de nuevos sabores nos lleva a una mejor salud.

Aventurarse sin prejuicios

Mike concluyó su charla invitándonos a aventurarnos sin prejuicios en el mundo de la gastronomía. No debemos limitarnos a consumir solo nuestra cocina local, sino abrirnos a nuevas ideas y sabores. Debemos apoyar a los jóvenes que están creando platos vegetarianos innovadores y dar oportunidades a todos.

La gastronomía va más allá del arte para enamorar los sentidos. Su finalidad puede ser erradicar el hambre en todas sus formas: tanto literal como metafóricamente. La diversidad culinaria nos une como personas y nos nutre tanto física como culturalmente. Aventurémonos sin prejuicios en el mundo de la gastronomía y abramos nuestras mentes y paladares a nuevas experiencias.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.