Descubre los 3 pasos para manifestar de forma fluida, mágica y divertida

¿Sabías que todo en el universo es energía? Sí, incluso aquello que parece sólido! Esto es algo que aprendí en una charla TED que vi recientemente. El ponente nos explicó cómo, al observar un objeto sólido en el microscopio, podemos ver que en realidad está compuesto por átomos que vibran a una velocidad muy lenta.

El propósito de esta char

¡Hola! Hoy quiero contarte sobre una charla Tedx que acabo de ver y que me dejó realmente impresionado. La charla se titula “El poder de manifestación: cómo activar tu capacidad de crear tus sueños” y fue impartida por Diana Caro. En esta fascinante presentación, Diana explora la idea de que todo en el universo está compuesto por energía, incluyéndonos a nosotros mismos.

La energía que nos rodea

Diana comienza explicando cómo todo en nuestro entorno, desde un carro hasta un celular o una cama, está formado por átomos con vibraciones específicas. Nos invita a observar nuestra mano y nos revela el secreto de que lo que parece sólido en realidad está compuesto por átomos con una vibración más lenta. Esta analogía nos ayuda a entender la naturaleza energética de todo lo que nos rodea.

Pero ¿qué tiene esto que ver con el poder de manifestación? Según Diana, nuestra esencia divina nos otorga la capacidad de crear los sueños que deseamos. Y al igual que existen diferentes estados del agua (hielo, agua líquida y vapor), también existen vibraciones densas y fluidas en las cuales nos movemos en nuestra vida cotidiana.

Leer también:  Cómo alcanzar un estilo de vida saludable: consejos y enseñanzas para una alimentación consciente

Vibraciones densas vs fluidas

Diana explica cómo las mediciones científicas han demostrado que las ondas del miedo son largas y conectan con pocos puntos de contacto con el universo invisible. Por otro lado, las ondas del amor son rápidas y cortas, permitiéndonos conectar con mucha más información y posibilidades. Vibrar en amor nos permite expandir nuestro campo de conexión con el todo, volviéndonos cada vez más grandes energéticamente.

Entonces, ¿cómo sabemos si estamos vibrando en miedo o en amor? Diana nos dice que nuestras emociones son un indicador clave. Si nos sentimos angustiados, tristes o agotados, estamos vibrando en miedo y nuestro campo energético se vuelve pequeño y contaminado. Por otro lado, si experimentamos fluidez, neutralidad, gozo y gratitud, estamos vibrando en amor y nuestro campo energético se expande.

El poder de la música

Diana también menciona que la música que escuchamos es la música que bailamos. Es decir, somos responsables de elegir qué frecuencia sintonizarnos. A pesar del caos externo que nos rodea, ella comparte sus tres pasos favoritos para sintonizarnos adecuadamente:

Paso 1: Creer

El primer paso es creer en esta información y hacerla propia. Diana cuenta cómo al principio cuestionaba todo debido a su mentalidad estructurada como ingeniera química. Pero luego recordó la frase de Albert Einstein: “Locura es pretender resultados distintos haciendo exactamente lo mismo”. Decidió lanzarse sin necesidad de verlo con sus propios ojos físicos.

Paso 2: Observación

Solo cuando nos observamos a nosotros mismos podemos darnos cuenta de qué vibración estamos eligiendo a lo largo del día. Diana sugiere llevar un registro diario de nuestras emociones y pensamientos. Esto nos permite identificar patrones y contradicciones que podrían estar bloqueando nuestra capacidad de manifestación.

Leer también:  Despierta tu creatividad y explora tu potencial: la inspiradora historia de Samuel Valdez

Paso 3: Responsabilidad

El último paso es hacernos responsables de nuestra propia transformación. Diana nos invita a realizar el “embudo de la emoción”, un ejercicio en el cual nos preguntamos qué queremos lograr y luego profundizamos en nuestras motivaciones subyacentes. Al comprender nuestra verdadera motivación, podemos comprometernos plenamente con nuestro proceso de transformación.

Conclusión

En resumen, esta charla Tedx sobre el poder de manifestación me ha dejado una gran enseñanza. Nos recuerda que todo en el universo está compuesto por energía y que nosotros también somos energía. Nuestra vibración emocional determina la calidad de nuestro campo energético y, por lo tanto, nuestra capacidad para manifestar nuestros sueños.

A través del creer, la observación y la responsabilidad, podemos activar nuestro poder de manifestación y disfrutar de una vida fluida, mágica y divertida. Así como el agua puede convertirse en hielo o vapor según su vibración, nosotros tenemos el poder de elegir cómo sintonizarnos con el universo.

Entonces te invito a extender tus manos hacia los placeres de esta tierra y activar tu poder de manifestación aquí y ahora. ¡La vibración del amor está a un paso tuyo!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.