Descubre los secretos de la presa de El Gasco

Imagínate un sueño de la ingeniería del siglo XVIII convertido en ruinas espectaculares, pero desconocidas para muchos. Pues bien, eso es la presa de El Gasco. Pero no te preocupes, porque yo he visto la charla TED de Eulalia Ramírez y estoy aquí para contarte todos los secretos de su construcción y cómo se ha comprometido con su defensa y divulgación.

Hola, ¿alguna vez has visto una película de Indiana Jones? Si no lo has hecho, déjame contarte un poco sobre este famoso personaje interpretado por el guapo Harrison Ford. Indiana Jones siempre descubre los tesoros más increíbles y se enamora de la chica más guapa de la película. ¿A quién no le gustaría descubrir un tesoro oculto?

Bueno, déjame contarte una historia interesante que vi en un video de una charla TEDx. Hace unos años, un grupo de caminantes decidió hacer una ruta especial por una zona desconocida. Partieron del embalse de Molino de la Hoz y comenzaron a caminar monte arriba a lo largo del cauce del río Guadarrama.

En su camino, empezaron a especular sobre lo que podrían encontrar allí. Algunos habían escuchado rumores sobre restos romanos, otros hablaban sobre eventos durante la Guerra Civil e incluso había quienes creían en la existencia de una cárcel secreta en esa área.

A medida que avanzaban cuesta arriba, alguien notó algo inusual: ¡un murallón medio taponando el río! Aunque estaba en ruinas, decidieron bajar hasta él para asomarse al lecho del río Guadarrama desde las alturas.

Desde allí podían ver las impresionantes vistas y disfrutar de los colores otoñales de la vegetación circundante. La pregunta surgió: ¿cómo es posible que haya una maravilla así tan cerca de Madrid y casi nadie la conozca?

El tesoro oculto del Canal del Guadarrama

La respuesta a esta pregunta se encuentra en la presa del Casco y el canal del Guadarrama, dos tesoros ocultos durante siglos. La presa fue construida en el siglo XVIII con el propósito de embalsar el cauce del río Guadarrama y desviar sus aguas hacia un canal que llegaría hasta Sevilla, ¡sí, hasta Sevilla!

Leer también:  Afrontando el VIH: Impacto del Color en la Vida

Este canal habría sido revolucionario para el sistema de transporte en España. Habría permitido transportar mercancías remolcadas por animales desde la orilla. Imagina gigantescos camiones de mercancías o trenes de dos pisos pasando por ahí.

El proyecto fue llevado a cabo durante el reinado de Carlos III, quien era conocido como “el alcalde de Madrid” debido a las numerosas obras que realizó en la ciudad. Carlos Lemus, un ingeniero militar francés con experiencia en otros canales y puertos importantes, fue quien diseñó este prodigio técnico.

Sin embargo, la historia toma un giro inesperado cuando Carlos Lemus aparece muerto poco después de presentar el proyecto al banco nacional para obtener financiación. Sus hijos heredaron su trabajo y continuaron con los detalles técnicos restantes.

Un sueño frustrado

Miles de personas trabajaron en la construcción de más de la mitad de la presa y varios kilómetros del canal antes de que ocurriera una tragedia. Una tormenta fuerte causó filtraciones graves en el paramento granítico y parte del muro sur se derrumbó en mayo de 1799.

Afortunadamente, no hubo víctimas mortales, pero el proyecto quedó abandonado. A lo largo del tiempo, se consideraron otras propuestas para construir el canal del Guadarrama, pero ninguna llegó a concretarse.

El canal y la presa son testigos silenciosos de la historia. Durante la guerra civil española, incluso se rumorea que el canal fue utilizado como una carretera secreta para vehículos a motor para evitar ser detectados por aviones enemigos.

Una joya desconocida

Hoy en día, la presa del Casco y el canal del Guadarrama son prácticamente desconocidos por muchos. Sin embargo, su belleza romántica y su ubicación impresionante hacen que sean dignos de protección y conservación como patrimonio nacional.

Leer también:  Razones impactantes para no usar cinturón de seguridad

La Sociedad Caminera del Real del Manzanares ha estado luchando durante años para que estos tesoros sean declarados bienes de interés cultural. Creemos firmemente que tanto el canal como la presa forman parte importante de nuestra historia y merecen ser conocidos por todos.

La presa del Casco y el canal del Guadarrama son dos tesoros ocultos durante siglos en España. Construidos en el siglo XVIII con la intención de embalsar las aguas del río Guadarrama y crear un camino fluvial hasta Sevilla, estos proyectos revolucionarios nunca fueron completados debido a diversas circunstancias históricas.

A pesar de ello, la belleza y el valor histórico de estos tesoros merecen ser reconocidos y protegidos. La presa del Casco y el canal del Guadarrama son un recordatorio de nuestra historia y una oportunidad para redescubrir nuestro patrimonio cultural.

Así que, ¿qué te parece? ¿No dan ganas de visitar la presa del Casco y soñar con lo que podría haber sido el canal del Guadarrama? ¡Comparte esta historia para ayudarnos a proteger este tesoro oculto!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.