Descubre los secretos del derecho deportivo en esta charla TED

¿Te gustaría aprender de manera rápida y entretenida? ¡No busques más! Soy un autor curioso que dedica su tiempo a ver charlas TED y resumirlas para ti. Y hoy, sin duda, he dado con una joya.

Hola, ¿cómo estás? Hoy quiero compartir contigo algo realmente inspirador que vi en un video de una charla TEDx. Se trata de la historia de un hombre llamado Jorge Lyon, también conocido como “Abogado Pateador”. En esta charla, Jorge nos cuenta cómo ha logrado combinar sus dos pasiones: el derecho y el deporte, para convertirse en alguien verdaderamente único.

Un abogado fuera de lo común

Jorge comienza su charla presentándose como “Abogado Pateador”, explicando cómo decidió ser un abogado completamente diferente a los convencionales. Desde pequeño, siempre se sintió atraído por la idea de ser diferente y seguir sus sueños. Siempre siguiendo su lema personal: “Sigue tus sueños”. Aunque ha enfrentado muchas dificultades y ha tenido que tocar innumerables puertas a lo largo de su vida, nunca se rindió.

El deporte en su ADN

Jorge nos cuenta cómo desde muy joven tuvo contacto con el deporte gracias a su padre y su hermano. Su padre era entrenador de fútbol americano y él iba a todos los partidos desde que estaba en el vientre de su madre. Este contacto temprano con el deporte despertó en él una pasión que lo acompañaría toda la vida.

Leer también:  La importancia del usuario en el diseño: aprende de Tania

A medida que crecía, Jorge superaba diferentes pruebas relacionadas con su estatura baja. A pesar de las críticas y los comentarios negativos sobre su altura, él encontró otras habilidades para destacarse en diferentes disciplinas deportivas.

El sueño de ser como Michael Jordan

A los 15 años, Jorge se fijó en el legendario jugador de baloncesto Michael Jordan y decidió que quería seguir sus pasos. A pesar de las críticas y las dudas sobre su estatura, Jorge decidió unirse al equipo de baloncesto de su colegio. Aunque era más bajo que la mayoría de sus compañeros, descubrió que tenía otras habilidades, como la velocidad, que le permitían competir con los más altos.

Jorge también nos cuenta cómo desde muy pequeño su padre lo entrenaba para mejorar sus habilidades en el deporte. Pasaban horas practicando tiros libres en un frontón. Esta dedicación y apoyo constante por parte de su familia fueron fundamentales para su desarrollo deportivo.

La búsqueda incansable

A medida que crecía, Jorge enfrentaba constantemente comentarios negativos sobre sus sueños y ambiciones. Muchas personas le decían que no podía lograrlo o que estaba loco por intentarlo.

Pateador profesional: una meta desafiante

Cuando cumplió 30 años, Jorge decidió convertirse en pateador profesional de fútbol americano. A pesar del escepticismo generalizado a su alrededor, él se mantuvo firme en su objetivo y envió más de 200 correos electrónicos a equipos profesionales buscando una oportunidad.

Solo recibió una respuesta: Mike Hollis, ex pateador del equipo Jacksonville Jaguars. Mike se convirtió en el mentor y coach de Jorge durante más de once años. Aunque todavía no ha logrado llegar a la NFL, Jorge sigue entrenando y creyendo en su sueño.

Leer también:  Derechos culturales: Construyendo comunidad y dignidad

El poder de intentarlo

Jorge nos cuenta cómo, a lo largo de estos once años, ha tenido la oportunidad de vivir experiencias increíbles. Ha estado en cuatro Super Bowls con Pepsi y ha trabajado como microinfluencer. Incluso tuvo la oportunidad de enseñarle a patear un balón al futbolista Rafa Márquez, quien jugó junto a Lionel Messi y ganó varias Champions League.

A pesar de los obstáculos y las dificultades que ha enfrentado en su camino, Jorge siempre se mantiene optimista y fiel a sí mismo. Sabe que el camino hacia el éxito está lleno de altibajos, pero sigue adelante con alegría y determinación.

Jorge Lyon nos muestra con su historia inspiradora que todo es posible si seguimos nuestros sueños. A pesar de las críticas y los obstáculos que encontramos en el camino, debemos tener la valentía y la motivación para enfrentarlos sin rendirnos. Nunca debemos dejar que nadie apague nuestra pasión por alcanzar nuestras metas.

No importa cuánto tiempo tarde o cuántos intentos necesitemos, si perseveramos e intentamos una vez más, grandes cosas pueden suceder. La clave está en mantener una mentalidad positiva y seguir construyendo nuestro camino hacia nuestros sueños.

Así que te animo a ti también a seguir tus sueños sin importar lo que digan los demás. Recuerda que solo tienes que demostrarte a ti mismo y al niño que eras hace muchos años, que eres capaz de lograr lo que te propongas. ¡No te rindas y sigue adelante!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.