Descubriendo conexiones innatas: El sistema endocanabinoide y la ética

¿Sabías que las decisiones ilegales pueden ser la solución para algunos problemas de salud? Descubre cómo la marihuana puede cambiar vidas en la charla de Daniel Oliveto en TEDxSantaRosa.

Hola, ¿cómo estás? Hoy quiero compartir contigo algo que descubrí en un video de una charla Tedx que me dejó realmente impactado. El autor de la charla se llama Daniel Carlos Oliveto y habló sobre el compromiso ético y cómo vivir acorde a lo que uno sabe. Pero lo más interesante es que comenzó contando su experiencia personal con el consumo de cannabis, también conocido como marihuana.

Resulta que hace unos 10 años, cuando ya era adulto y biólogo graduado, decidió probar la marihuana por curiosidad. Quería entender qué moléculas estaban interactuando en su cuerpo y cuál era la explicación científica detrás de ello. En ese momento, el tema del consumo de cannabis no estaba tan presente como hoy en día, así que tuvo que buscar información en textos científicos de países centrales.

El sistema endocannabinoide

Fue así como descubrió algo fascinante: el sistema endocannabinoide. Este sistema es el resultado de 50 años de investigación desde Israel, donde se aisló por primera vez la molécula responsable del efecto psicoactivo de la marihuana: el THC. Posteriormente, se descubrieron más cannabinoides y se encontraron receptores en las células donde estas moléculas interactúan tanto con las moléculas producidas por nuestro propio cerebro como con las presentes en la planta.

Todo este conocimiento se integra en lo que conocemos como sistema endocannabinoide, un sistema de comunicación entre células cuya función principal es mantener el equilibrio y la homeostasis del organismo. Es decir, cualquier derivado de la planta de marihuana puede ayudar a conciliar el sueño, mejorar la regulación del ciclo de sueño, aliviar dolores neuropáticos y articulares, aumentar el apetito y mucho más.

Leer también:  Descubriendo el universo: Un viaje emocionante a través de los secretos del cosmos

Pero lo que realmente me sorprendió es que este sistema endocannabinoide no solo está presente en los seres humanos, sino también en aves, reptiles, anfibios e incluso peces. Esto plantea una pregunta interesante: ¿por qué un pez tendría un sistema endocannabinoide si no puede consumir la planta? Parece ser que este sistema de comunicación primitivo promueve la homeostasis en todos los organismos.

Los beneficios terapéuticos

Como biólogo, Daniel se interesó por saber si los derivados de cannabis podrían tener beneficios terapéuticos en otros animales. Y para su sorpresa, descubrió que sí. Los derivados de cannabis pueden ayudar a perros y gatos a alcanzar la homeostasis en ciertas enfermedades específicas como enfermedades neurológicas, epilepsia refractaria o trastornos del movimiento.

Pero eso no es todo. También se ha encontrado evidencia in vitro de que el cannabis tiene propiedades anticancerígenas y puede ayudar con procesos autoinmunes e incluso disminuir la presión intraocular.

Todo esto me dejó abrumado por el potencial terapéutico tan amplio que tiene esta planta. Y lo más impactante es que existe una convención de Naciones Unidas del año 1961 que establece la prohibición de la marihuana a nivel mundial, basándose en el argumento falso de que no tiene potencial terapéutico y es altamente adictiva.

Esta convención ha limitado el acceso a la investigación científica y ha llevado a leyes como la 23737 en Argentina, que penaliza a los médicos por recetar una sustancia que se considera ilegal. Además, muchos médicos no están familiarizados con el sistema endocannabinoide porque no se enseña en sus estudios de medicina.

El desafío ético

Ante todo este conocimiento, surge un desafío ético: ¿qué hacemos con lo que sabemos? ¿Cómo nos posicionamos frente a esta situación? Daniel decidió empezar a crear derivados de cannabis y dárselos a familiares y allegados que estaban sufriendo enfermedades o dolores crónicos. Y para su sorpresa, comenzaron a mejorar significativamente su calidad de vida.

Leer también:  Riesgos de la comunicación en la era tecnológica: Descubre cómo repensarla en esta era digital

Sin embargo, existe un problema grave: el suministro de estos derivados está en manos del narcotráfico debido a las limitaciones legales. Aunque hay avances en la legalización del uso medicinal de la planta, todavía falta garantizar mecanismos adecuados para acceder legalmente a estos productos. Muchas personas necesitadas terminan recurriendo al mercado negro y poniendo en riesgo su salud al obtener productos sin control ni garantías.

Hacia un cambio cultural

Es evidente que se necesita un cambio cultural en cuanto al uso medicinal del cannabis. Los médicos deben informarse y estar dispuestos a ayudar a sus pacientes, en lugar de negarles opciones terapéuticas basándose en argumentos obsoletos. La investigación científica debe ser promovida y se deben eliminar las barreras legales que dificultan el acceso a los derivados de cannabis.

En resumen, esta charla me ha hecho reflexionar sobre la importancia del compromiso ético y cómo vivir acorde a lo que sabemos. Ahora tengo un conocimiento más profundo sobre el sistema endocannabinoide y los beneficios terapéuticos que puede ofrecer el cannabis. Es nuestro deber como sociedad garantizar un acceso seguro y legal a estos productos para aquellos que realmente los necesitan.

Espero que este artículo te haya servido para entender mejor este tema y te inspire a tomar una postura comprometida frente al uso medicinal del cannabis.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.