Descubriendo el amor universal: Ser Ciudadano del Mundo

Imagínate que estás en mi sofá, tomando un café y charlando de las cosas que nos apasionan. Acabo de ver una charla TED fascinante y estoy aquí para contártelo. El protagonista ha descubierto algo increíble: en este planeta no hay nada más que amor.

¡Déjame presentarte a nuestro orador! Es una licenciada en Comunicación Social y está

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo una charla TEDx que acabo de ver y que me ha dejado completamente impactado. El título de la charla es “El mundo como ciudadano” y el ponente es Catalina Mielke, una mujer apasionada por viajar y conocer diferentes culturas.

Un regalo inesperado

Catalina comienza su charla hablando sobre un regalo muy especial que recibió en Qatar, mientras visitaba una mezquita. Un español convertido al islam llamado Mohamed le obsequió una valla, lo cual generó cierta atención incómoda debido a su atuendo tradicional. Sin embargo, ella decidió ponerse la túnica negra y caminar por las calles de Qatar sin prejuicios y con amor.

Amar lo que hacemos

Más adelante, Catalina nos cuenta cómo conoció a una mujer en Sri Lanka que le vendió un hermoso sarí. Esta mujer amaba su trabajo y transmitía ese amor a través de sus creaciones. Catalina se enamoró no solo del sarí, sino también de la cultura y las historias detrás de cada prenda.

El poder del amor

Luego, Catalina comparte dos experiencias personales relacionadas con el amor. La primera ocurrió cuando era niña y escuchaba noticias sobre un violador serial en su área. En lugar de desearle la muerte como muchos otros, su padre le enseñó el valor del amor al rezar por él.

Leer también:  Desigualdistas: soluciones innovadoras para reducir la desigualdad

La segunda experiencia fue mucho más dolorosa para Catalina: la muerte violenta de su abuelo. Sin embargo, en lugar de desear venganza, su padre le enseñó nuevamente a rezar por la persona responsable y enviarle amor.

Todo es amor

A partir de estas experiencias, Catalina comenzó a ver el mundo desde una perspectiva diferente: todo lo que una persona hace es una expresión o una petición de amor. Esta creencia la llevó a elegir el camino del amor en lugar del miedo.

El viaje transformador

Catalina decidió hacer un voluntariado en un orfanato en África, un continente que muchas personas consideran peligroso. A pesar de las advertencias y los temores, ella eligió creer en el poder del amor y embarcarse en esta aventura transformadora.

África como metáfora

Cuando llega a Kenia, Catalina se enfrenta al miedo y la incertidumbre. Sin embargo, descubre que este continente desconocido es como una versión amplificada de sí misma: un lugar que necesita más amor. Al conocer a los niños del orfanato y escuchar sus historias, Catalina comprende que todos compartimos las mismas alegrías y tristezas sin importar nuestras apariencias externas.

 

La isla musulmana del amor

Más adelante, Catalina nos habla sobre Lamu, una isla musulmana ubicada cerca de Somalia donde nadie va debido a la presencia frecuente del grupo terrorista Al-Shabaab. A pesar de los riesgos asociados con este lugar “peligroso”, Catalina decide visitarlo y se enamora del amor y la gente que encuentra allí.

Ciudadanos del mundo

En el cierre de su charla, Catalina reflexiona sobre la importancia de ser ciudadanos del mundo. Ella se considera una ciudadana del mundo y cree en contar historias basadas en afinidades en lugar de diferencias. Además, destaca que la verdadera transformación proviene de actuar con conciencia y amor.

Leer también:  La otra cara del dolor: una perspectiva reveladora

La charla TEDx “El mundo como ciudadano” nos invita a ver el mundo desde una perspectiva basada en el amor. Catalina Mielke comparte su experiencia personal viajando por diferentes países y culturas, demostrando que todos compartimos un mismo corazón lleno de alegrías y tristezas. Nos anima a ser ciudadanos del mundo, a contar historias basadas en afinidades y a actuar con conciencia y amor para transformar nuestro entorno.

Después de ver esta charla, me siento inspirado para mirar más allá de las diferencias superficiales y recordar que todos somos parte de una misma humanidad. El amor puede romper barreras e impulsarnos a construir un mundo mejor juntos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.