Descubriendo las altas capacidades: educación inclusiva y adaptada

¿Te has preguntado alguna vez qué significa tener altas capacidades? ¿Y cómo puede afectar la vida académica y social de una persona? Yo también me lo pregunté, así que vi la charla de Carolina Rojas Díaz de León en TEDx. Y déjame decirte que fue todo un descubrimiento.

¿Qué hace una psicóloga analizando políticas educativas de inclusión? Esta es la pregunta que se plantea Carolina Rojas Díaz de León al comenzar su charla en Tedx. A través de su experiencia personal como madre de un niño con altas capacidades, Carolina nos invita a reflexionar sobre la importancia de identificar y atender adecuadamente a estos niños en el ámbito educativo.

Carolina relata cómo desde muy temprana edad notó que su hijo era diferente en la escuela. Mientras los maestros lo reportaban constantemente por su comportamiento inquieto e indisciplinado, ella veía otra faceta de él en casa: un niño absorto armando estructuras con sus juguetes, amante de los rompecabezas y dispuesto a ayudar en las tareas del hogar. Esta dualidad llevó a Carolina a buscar respuestas y descubrió que su hijo era un niño con altas capacidades.

Sin embargo, esta situación no es exclusiva de su hijo. Estadísticamente, 3 de cada 100 alumnos son niños con altas capacidades, pero muchos no están identificados ni reciben la atención necesaria. Además, según estadísticas mexicanas, dos tercios de los casos diagnosticados erróneamente como trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) corresponden realmente a niños con altas capacidades.

Este mal diagnóstico puede tener consecuencias graves para estos niños, como el caso que Carolina menciona durante su charla: una niña diagnosticada incorrectamente con psicosis y medicada innecesariamente desde los 4 años. Es importante destacar que algunos rasgos de las altas capacidades, como la imaginación excesiva, pueden llevar a confusiones y malentendidos.

Leer también:  Reforma educativa: Superando desigualdad y estancamiento

Para comprender mejor el perfil de los niños con altas capacidades, Carolina nos introduce a la teoría de la desintegración positiva de Dabrowski y Silverman. Según esta teoría, existen 5 niveles de desarrollo que no se basan en la edad cronológica, sino en el potencial del individuo. Este potencial se desarrolla a través de tres elementos: herencia genética, ambiente y autoconsciencia.

La teoría también habla sobre las sobreexcitabilidades, que son características comunes en las personas con altas capacidades. Estas sobreexcitabilidades pueden manifestarse en diferentes áreas como motricidad (movimiento constante), percepción sensorial (sensibilidad ante ciertos estímulos), emociones intensas o intelecto hiperactivo (curiosidad insaciable y búsqueda constante de información).

Es importante destacar que estas características no son exclusivas de los niños con altas capacidades, pero su presencia es más frecuente en este grupo. Comprender estas sobreexcitabilidades nos ayuda a entender por qué algunos niños tienen dificultades para concentrarse o tolerar ciertos estímulos en el entorno educativo.

Carolina enfatiza la importancia de analizar las políticas educativas existentes y su implementación para garantizar una atención adecuada a estos niños. Aunque hay políticas inclusivas en muchos países, aún queda mucho por hacer para asegurar que todos los niños sean identificados y atendidos correctamente.

Esta experiencia ha marcado a Carolina tanto profesionalmente como madre. Actualmente está llevando a cabo un análisis de las políticas educativas para niños con altas capacidades en su tesis doctoral. Además, ha abierto un centro de atención para brindar servicios científicos y emocionales a estos niños.

Pero el viaje no termina ahí. Carolina se sorprendió al descubrir que su hija mayor también tiene altas capacidades, lo cual la llevó a reflexionar sobre su propia vida. Se dio cuenta de que ella misma es una persona con altas capacidades y comprendió por qué siempre se sintió diferente y buscaba temas más interesantes en lugar de seguir el ritmo establecido.

Leer también:  La clave para la autenticidad: cómo ser rebelde y marcar la diferencia en la educación desde casa

Carolina concluye su charla con un mensaje esperanzador: como madres, somos sabias y podemos marcar la diferencia en la vida de nuestros hijos. A través del conocimiento y la atención adecuada, podemos ayudarlos a desarrollar todo su potencial y encontrar su lugar en esta sociedad.

En resumen, Carolina Rojas Díaz de León nos invita a reflexionar sobre la importancia de identificar y atender adecuadamente a los niños con altas capacidades en el ámbito educativo. A través de su experiencia personal como madre y sus investigaciones profesionales, nos muestra cómo las políticas actuales aún tienen mucho camino por recorrer para garantizar una inclusión real. Sin embargo, también nos inspira al demostrar cómo podemos marcar la diferencia en la vida de nuestros hijos al comprender sus necesidades especiales y brindarles las oportunidades que merecen.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.