Descubrimientos de viaje: Aventuras y habilidades sorprendentes

¿Sabías que viajar nos ayuda a descubrir habilidades sorprendentes para enfrentar dificultades? Descubre lo que aprendí en esta inspiradora charla TEDx.

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo una experiencia increíble que tuve al ver un video de una charla TEDx. Se trata de una charla impartida por Raisa Velasco, en la cual nos cuenta cómo el viajar puede ser una herramienta para descubrir nuestras capacidades y enfrentar nuestros problemas de manera brillante y audaz.

Descubriendo nuevas perspectivas

Raisa comienza su charla hablando sobre los miedos y restricciones que solemos escuchar en nuestro entorno cuando queremos aventurarnos a explorar el mundo. Sin embargo, ella decidió salir de Bolivia a los 17 años sin pedir permiso, animada por su rebeldía y audacia. Durante sus años en Canadá, donde cursó la secundaria junto a estudiantes de todos los continentes, Raisa se dio cuenta de lo desafiante pero también enriquecedor que era vivir en un ambiente tan diverso.

A partir de esta experiencia, despertó en ella una curiosidad por el mundo y un deseo incansable de aventura. Desde entonces ha recorrido más de 20 países, desde Escocia hasta Hungría, desde Trinidad y Tobago hasta el sur de Chile e incluso lugares remotos como Emiratos Árabes y las Islas Fiji.

Raisa afirma que viajar es un mecanismo acelerado para descubrir nuestras capacidades. Al encontrarnos en situaciones desconocidas durante nuestros viajes, debemos estar alertas y desarrollar nuestras habilidades para adaptarnos a los cambios. Si nos quedamos tranquilos en casa, no hay fuerza impulsora para nuestro crecimiento. En cambio, al viajar, Raisa descubrió cuatro capacidades fundamentales que utiliza todos los días para enfrentar sus dificultades.

Leer también:  Deja un legado positivo: Únete a la comunidad que cuida el planeta

Ampliando nuestra perspectiva

Durante un viaje, nos encontramos con creencias y costumbres a las que no estamos acostumbrados. Nos sentimos abrumados y queremos aferrarnos a lo que conocemos. Sin embargo, Raisa nos cuenta cómo aprendió a abrirse a nuevas experiencias al utilizar el transporte público en diferentes países. Antes evitaba usarlo en su ciudad natal debido a la falta de comodidad y seguridad que percibía en él. Pero durante sus viajes descubrió cómo el transporte público refleja la cultura local de cada lugar: desde buses adaptados para personas en silla de ruedas en Canadá hasta trenes puntuales en Alemania.

A través de estas vivencias, Raisa aprendió la importancia de ampliar nuestra perspectiva. Si tenemos un punto de vista limitado, corremos el riesgo de anclarnos a prejuicios y parcialidades. Sin embargo, si observamos distintos entornos y nos abrimos a nuevas experiencias, podemos aprender y crecer.

Tomando el mando de nuestra historia

Otra capacidad fundamental que Raisa descubrió durante sus viajes es la habilidad para tomar el mando de nuestra propia historia. Muchas veces las cosas no salen como las planeamos durante nuestros viajes, pero eso no significa que debamos rendirnos o conformarnos con lo menos deseado.

Raisa comparte una anécdota personal cuando visitaba Barcelona y se encontró con que la iglesia Sagrada Familia estaba cerrada. Sin embargo, en lugar de conformarse con esa situación, decidió buscar una solución y descubrió que había misa en la iglesia en unos minutos. Así pudo ingresar y admirar la obra maestra de Gaudí desde adentro.

Esta experiencia le enseñó a Raisa que podemos tomar el mando de nuestra historia si optamos por una narrativa optimista. Si nos aferramos a pensamientos pesimistas como “no se puede”, nos cerramos a nuevas experiencias y oportunidades. Pero si adoptamos una actitud positiva de “yo quiero”, nos abrimos a nuevas posibilidades y logramos lo que deseamos.

Leer también:  Cómo distinguir entre un problema y una circunstancia: consejos de Nadine

Buscando recursos creativamente

Durante un viaje, nuestros recursos suelen ser limitados. Solo podemos llevar lo que cabe en nuestra pequeña maleta. Raisa compartió cómo enfrentó esta situación cuando buscaba vivienda en Brasil y no encontraba opciones económicas ni accesibles.

En lugar de rendirse, recurrió a sus amigos universitarios para pedirles ayuda. Aunque ya vivían juntos en un departamento con tres habitaciones, decidieron convertir la sala de estar en un cuarto adicional para ella. Instalaron un ropero para dividir el ambiente, colocaron una cortina como puerta e incluso establecieron reglas de convivencia.

A través de esta experiencia, Raisa aprendió cómo buscar recursos creativamente cuando las cosas no salen como esperábamos durante nuestros viajes. No debemos dejar que los obstáculos nos detengan; al contrario, debemos encontrar soluciones ingeniosas y adaptarnos a las circunstancias.

Acumulando autoconfianza

Durante un viaje, es normal experimentar altibajos emocionales y momentos de frustración. Sin embargo, Raisa nos enseña que podemos enfrentar estos momentos con confianza en nosotros mismos.

Ella comparte una situación en la que se encontraba en la estación de tren de Nuremberg, Alemania, sin batería en su celular ni un mapa para guiarse. Temerosa de perderse, pensó en quedarse dentro de la estación y esperar al siguiente tren. Pero luego recordó todas las experiencias positivas que había tenido durante sus años viajando sola y decidió salir a explorar.

Al final, descubrió que el casco histórico estaba justo enfrente de la estación de tren. Pudo disfrutar del castillo, probar las salchichas típicas alemanas y conocer una nueva ciudad gracias a su valentía y confianza en sí misma.

Esta experiencia le enseñó a Raisa que podemos acumular autoconfianza al recordar nuestros logros pasados ante los desafíos presentes. No partimos desde cero; llevamos con nosotros un acumulado positivo de experiencias y habilidades que nos ayudan a enfrentar nuevos retos con valentía.

Leer también:  Descubriendo la belleza en la adversidad: una historia de resiliencia y aventura

Viajar puede ser una herramienta poderosa para descubrir nuestras capacidades ocultas. Durante sus viajes, Raisa ha aprendido cuatro capacidades fundamentales: ampliar nuestra perspectiva, tomar el mando de nuestra historia, buscar recursos creativamente y acumular autoconfianza.

Al viajar, nos enfrentamos a situaciones desafiantes que nos obligan a desarrollar estas habilidades para salir adelante. Pero no solo se aplican durante los viajes; también son útiles en nuestra vida personal y profesional. Nos ayudan a enfrentar dificultades, tomar decisiones audaces y crecer como personas.

Raisa nos invita a unirnos a la gran comunidad de viajeros y buscar nuestras propias maneras de ser brillantes y audaces en nuestras próximas aventuras. Ya sea que viajemos dentro de nuestro país o alrededor del mundo, cada experiencia es una oportunidad para descubrir nuevas capacidades y fortalecernos como individuos.

Así que no tengas miedo de explorar el mundo, abrirte a nuevas experiencias y confiar en ti mismo. ¡El viaje está esperando por ti!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.