Detener la demencia: consejos prácticos para prevenir y combatir el Alzheimer

Imagina por un momento que pudieras detener la enfermedad de Alzheimer. Parece un sueño, ¿verdad? Pues déjame decirte que no solo es posible detenerla, sino también prevenirla. Así lo demuestra el estudio FINGER.

¿Quieres descubrir cómo? Sigue leyendo, amigo!

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo una charla TEDx realmente impactante que acabo de ver. Se llama “Prevención de la enfermedad de Alzheimer: el poder está en nuestras manos”. El conferencista, Pablo Bagnati, nos revela datos alarmantes sobre esta enfermedad y nos brinda una noticia esperanzadora: ¡un tercio de los casos de demencia se pueden prevenir!

La realidad del Alzheimer

Bagnati comienza su charla recordándonos lo frecuente que es el Alzheimer en nuestra sociedad. Nos invita a hacer un ejercicio simple pero impactante: cerrar los ojos y retener el aire durante tres segundos. En ese lapso, en algún lugar del mundo se detecta un caso nuevo de demencia. Actualmente, hay alrededor de 50 millones de personas que padecen esta enfermedad y se estima que para el año 2030 esa cifra aumentará a 80 millones.

Pero aquí viene la sorprendente revelación: para el año 2050, se espera que haya más de 150 millones de personas con demencia en todo el mundo. En Argentina, ya hay más de 600 mil personas afectadas por esta enfermedad y cerca de 1.200.000 con deterioro cognitivo.

Leer también:  Cultura e identidad: la transformación comunitaria

El impacto económico y familiar

Bagnati nos muestra cómo esta enfermedad tiene un gran impacto tanto a nivel sanitario como económico. Si fuera considerada una economía independiente, sería la número 18 del mundo, similar al tamaño económico de Turquía. Además, se estima que este año alcanzará un valor cercano al trillón de dólares y para el año 2030, dos trillones de dólares. Es decir, la enfermedad de Alzheimer sería más valiosa que Google o Apple.

Por supuesto, el impacto más profundo se siente en las familias. El Alzheimer es una enfermedad que afecta principalmente a personas mayores de 60 años y se duplica cada cinco años. Esto significa que a los 80 años, más de un tercio de las personas tendrá demencia y a los 85 años, casi dos tercios la padecerán.

Con el aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento poblacional, cada vez hay más personas activas en sus septuagésima, octava y novena décadas. Esto explica por qué cada vez encontramos más pacientes con deterioro cognitivo y demencia entre nosotros.

El miedo al Alzheimer

Bagnati menciona que después del cáncer, el Alzheimer es la enfermedad más temida por la población. Esta enfermedad afecta directamente al cerebro y causa cambios en la personalidad y pérdida de memoria. Una vez diagnosticada, la persona ya no será quien solía ser antes; su nivel funcional cambiará drásticamente.

La gran noticia: prevenir un tercio de las demencias

A pesar del panorama sombrío que nos presenta hasta este punto, Bagnati nos revela una noticia increíblemente esperanzadora: ¡un tercio de los casos de demencia se pueden prevenir! Y lo mejor es que esto no requiere ninguna droga costosa ni procedimientos complicados o difíciles de conseguir.

Leer también:  Reputación Online: Descubre tus derechos en Internet

Nosotros mismos podemos ser protagonistas del cambio y detener el 30% de los casos de demencia. Este descubrimiento se basa en el Estudio FINGER, realizado en Finlandia, que demostró que una intervención múltiple en los hábitos de vida saludables y el control de los factores de riesgo vascular puede prevenir la demencia.

Los siete factores modificables

La Comisión Lancet, encargada de la intervención, atención y prevención de las demencias, ha identificado siete factores modificables que todos debemos conocer:

  1. Hipertensión arterial: no hay que esperar a envejecer para actuar. Es importante controlarla desde temprana edad.
  2. Obesidad: también es un factor relevante en la aparición del Alzheimer.
  3. Tabaquismo: existe una fuerte asociación entre fumar y la demencia. Dejar de fumar puede proporcionar protección cognitiva.
  4. Nivel educacional bajo: se ha demostrado que terminar la escuela secundaria reduce el riesgo de demencia.
  5. Depresión: también está relacionada con un mayor riesgo cognitivo.
  6. Diabetes: su control adecuado es fundamental para prevenir enfermedades cerebrovasculares y deterioro cognitivo.
  7. Sedentarismo: el ejercicio físico regular tiene un impacto positivo en nuestra salud cerebral y disminuye el riesgo de demencia.

El poder de la prevención está en nuestras manos

Bagnati nos cuenta cómo el Estudio FINGER y otros estudios similares se están replicando en diferentes países, como Estados Unidos, China y Argentina. Todos ellos tienen un objetivo común: cambiar hábitos de vida saludables y controlar los factores de riesgo vascular para prevenir el Alzheimer.

Nosotros mismos somos protagonistas de nuestra propia salud cerebral. Podemos crear nuestro propio “paraíso” al adoptar conductas saludables, estimular nuestra mente, llevar una dieta equilibrada, controlar la hipertensión arterial y mantenernos activos físicamente.

Leer también:  Los secretos del noviazgo para un matrimonio feliz

La enfermedad de Alzheimer es una amenaza global que afecta a millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, tenemos motivos para ser optimistas. Según el Estudio FINGER y otros estudios similares, un tercio de los casos de demencia se pueden prevenir mediante cambios en nuestros hábitos de vida.

No necesitamos drogas costosas ni tratamientos complicados. La clave está en educarnos sobre los factores modificables que aumentan nuestro riesgo de desarrollar demencia y tomar medidas para controlarlos.

Somos protagonistas de nuestra propia salud cerebral. Podemos crear nuestro propio “paraíso” al adoptar hábitos saludables, estimular nuestra mente con actividades cognitivas, llevar una dieta mediterránea balanceada, controlar la hipertensión arterial y mantenernos activamente físicamente.

¡No esperemos más! El poder está en nuestras manos para prevenir el Alzheimer y construir un futuro más saludable para nosotros y nuestras familias.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.