Diseño: la herramienta clave para el cambio social

¿Sabías que el diseño puede ser un factor clave para el cambio social? Recientemente, he tenido la oportunidad de ver una fascinante charla TED sobre esto. ¡Descubre cómo el diseño puede generar un impacto positivo en el mundo! ¡No te lo pierdas!

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo las ideas más importantes que he descubierto en una charla Tedx muy interesante. El autor de la charla se llama Eugenio Menjívar y nos habla sobre el diseño como factor de cambio social. ¿Te parece emocionante? ¡A mí también! Así que déjame contarte todo lo que aprendí.

La actitud del planificador

Eugenio comienza su charla hablando sobre la definición de diseño, y nos dice algo sorprendente: “El diseño no es una profesión, es una actitud”. Esto me llamó mucho la atención porque siempre había pensado en el diseño como algo relacionado solo con los diseñadores profesionales. Pero resulta que todos podemos ser diseñadores si tenemos esa actitud del planificador.

Para entender mejor esta idea, Eugenio decidió investigar cuándo fue que el ser humano empezó a tener esta actitud de planificar. Y descubrió algo fascinante: desde la prehistoria, cuando nuestros antepasados encontraron objetos en su entorno y los modificaron para cazar o cultivar alimentos, hemos estado diseñando. No solo los diseñadores profesionales pueden hacerlo, cualquier persona puede tener esa capacidad creativa para mejorar su entorno.

Eugenio menciona ejemplos inspiradores de personas que han tenido un impacto significativo en la sociedad a través del diseño. Como María Montessori, quien diseñó un modelo educativo revolucionario; o Víctor Papanek, quien cuestionó a los diseñadores profesionales y les planteó dedicar parte de su tiempo a resolver necesidades reales; o Víctor Margolín, quien habló sobre cómo podemos crear una sociedad perfecta a través del diseño.

Leer también:  Encuentra tu sandwichera perfecta y transforma tu forma de comer

Renunciar para hacer un cambio

Otra idea interesante que Eugenio comparte en su charla es la importancia de renunciar a ciertas cosas para poder hacer un cambio significativo en nuestras vidas y en la sociedad. Él nos cuenta que renunció a muchas cosas para poder emprender proyectos de diseño social que realmente le apasionaban.

Un ejemplo concreto es cuando decidió dejar su trabajo estable y emprender una investigación sobre cómo aprovechar los desechos y generar productos útiles. Así fue como creó unas lámparas hechas con cartones de huevos, las cuales fueron muy exitosas y le permitieron viajar por el mundo mostrando su trabajo en ferias de diseño internacionales.

Sin embargo, Eugenio se dio cuenta de que solo crear productos bonitos no era suficiente. Recordó las palabras de Víctor Papanek, quien planteaba la importancia de diseñar cosas necesarias, no solo bonitas o funcionales. Fue entonces cuando decidió enfocarse en proyectos sociales que realmente tuvieran un impacto positivo en la comunidad.

El diseño como factor de cambio social

Eugenio nos muestra cómo el diseño puede ser un factor clave para generar cambios sociales significativos. A través de sus experiencias en ferias internacionales, descubrió que las personas no solo estaban interesadas en consumir productos bonitos, sino también aquellos con un trasfondo social importante.

Con esta motivación, Eugenio decidió enfocarse completamente a la docencia y trabajar junto a sus estudiantes para desarrollar proyectos de diseño social. Su objetivo era cambiar la manera de pensar de las personas y demostrarles que todos somos diseñadores capaces de generar soluciones a problemas reales.

En colaboración con otras universidades en El Salvador, Eugenio y sus estudiantes desarrollaron proyectos para mejorar la movilidad en el país y para solucionar problemas relacionados con la vulnerabilidad en comunidades costeras. Estos proyectos no solo tuvieron un impacto local, sino que también fueron reconocidos a nivel internacional.

Leer también:  Robots reciclados: innovación sostenible para proteger la Tierra

Eugenio Menjívar nos ha mostrado cómo el diseño puede ser una poderosa herramienta para generar cambios sociales significativos. Nos invita a adoptar esa actitud del planificador y a renunciar a ciertas cosas para poder hacer un cambio real en nuestras vidas y en la sociedad.

El diseño no es solo una profesión, es una forma de pensar, investigar y resolver problemas. Todos tenemos la capacidad de ser diseñadores y crear soluciones innovadoras que mejoren nuestro entorno.

Así que te animo a que te unas al movimiento del diseño como factor de cambio social. ¡Juntos podemos transformar el mundo!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.