El futuro del dinero: adiós al efectivo

¿Sabías que los mexicanos pagamos una fortuna cada año solo por usar efectivo? Increíble, ¿no? Pero no te preocupes, tengo buenas noticias para ti. A través de una apasionante charla TED que vi recientemente, descubrí a un emprendedor mexicano llamado Martín Mexía, quien quiere poner fin al uso del efectivo en nuestro país. ¡Sí, has oído bien

Hola, ¿has oído hablar de la revolución del dinero digital? Hoy quiero compartir contigo lo que he aprendido de un fascinante video de una charla Tedx en el que Martín Mexía expone cómo el efectivo está quedando obsoleto y cómo todos podemos beneficiarnos de un México sin efectivo.

El impacto de la tecnología en nuestras vidas

Martín comienza su charla hablando sobre cómo la tecnología ha revolucionado nuestra forma de obtener información, comunicarnos e incluso comprar cosas. Sin embargo, hay algo que aún no ha sido tocado por esta revolución: el efectivo.

La necesidad de un cambio

Martín nos cuenta que durante los últimos cuatro años se ha dedicado a explorar las mejores experiencias financieras y cómo la tecnología las ha transformado. Ha visitado lugares donde el uso del efectivo es casi nulo y ha conversado con personas involucradas en esta revolución. Está convencido de que tanto nosotros como sociedad, como el gobierno, podemos beneficiarnos enormemente de un México sin efectivo.

Leer también:  Reinventando el trabajo híbrido: desafío postpandemia

El sistema bancario como solución actual

Martín plantea al sistema bancario como la mejor opción disponible actualmente para dejar atrás el uso del efectivo. Aunque reconoce que existen criptomonedas y blockchain, considera que aún no hemos llegado a ese punto en México. Sin embargo, destaca que más de 50 millones de mexicanos ya forman parte del sistema bancario y cada vez es más fácil unirse a él.

Los beneficios del dinero digital

A continuación, Martín nos presenta tres puntos clave sobre por qué el dinero digital es mejor que el efectivo.

Punto 1: El efectivo es caro

Martín nos revela que los mexicanos gastamos 2.3 billones de pesos y 48 millones de horas al año solo en conseguir efectivo. Desde el costo de trasladarnos hasta las filas en los cajeros, todo esto representa una pérdida de tiempo y dinero para todos nosotros. Además, destaca cómo este sistema afecta también al gobierno, ya que tiene un gasto innecesario en la logística del efectivo.

El caso de su abuela

Martín comparte la experiencia de su abuela, quien vive en un pueblo remoto y necesita gastar más de 100 pesos y más de 4 horas para conseguir efectivo. Esto demuestra cómo el uso del efectivo puede ser aún más costoso e inconveniente para algunas personas.

Punto 2: El efectivo es inconveniente e inhibe la competitividad

Martín plantea una situación común a muchos: cuando queremos comprar algo pero no tenemos suficiente efectivo encima. En lugar de renunciar a la compra, utilizamos tarjetas o pagos electrónicos. Sin embargo, esto está matando a los pequeños comercios que no aceptan pagos digitales. Martín narra el caso de Víctor, dueño de una tienda cercana a su oficina, quien comenzó a perder clientes porque no aceptaba pagos electrónicos. Trabajando junto con Víctor, lograron implementar esta opción en su tienda y vieron cómo sus ingresos aumentaron considerablemente.

Leer también:  Emprendimiento de alto impacto: solución global

Punto 3: El efectivo impide la transferencia y es una fuente de corrupción

Martín explica cómo el dinero en efectivo dificulta la trazabilidad de las transacciones, lo que a su vez facilita la corrupción. Si se lograra reducir en un 1% la economía informal y convertirla en formal, los ingresos del gobierno aumentarían más de 10 mil millones de pesos. Además, destaca que diariamente se desvían 110 millones de pesos debido al uso del efectivo.

La revolución fintech en México

Martín nos muestra cómo otros países ya están avanzando hacia un mundo sin efectivo, como Estados Unidos, Europa o Nigeria. Sin embargo, destaca que México también está dando pasos importantes en esta dirección. Señala que somos el primer país en tener una regulación para las empresas fintech y esto brinda seguridad tanto a los usuarios como a los emprendedores.

El papel clave del gobierno y los emprendedores

Martín reconoce las acciones positivas tomadas por el gobierno mexicano hasta ahora, pero enfatiza la necesidad de seguir incentivando este cambio. Menciona el ejemplo de India, donde retiraron un billete muy utilizado para fomentar el uso del dinero digital. También anima a los emprendedores a concentrarse en resolver problemas reales y escuchar a sus usuarios para ofrecer soluciones innovadoras.

El rol fundamental de la sociedad

Finalmente, Martín invita a todos nosotros como ciudadanos a ser parte activa de esta revolución fintech. Nos insta a probar nuevas opciones de pago, a ser embajadores del dinero digital y a no tener miedo de esta nueva forma de transaccionar. Destaca que somos los early adopters, las personas que realmente quieren marcar la diferencia en nuestro país.

Leer también:  Educación financiera en edades tempranas: clave del éxito económico

Martín Mexía nos ha mostrado cómo el efectivo está quedando obsoleto frente al avance tecnológico. Nos ha presentado tres puntos clave sobre por qué el dinero digital es mejor que el efectivo: es más económico, más conveniente e inhibe la corrupción. Además, nos ha invitado a formar parte de la revolución fintech en México, tanto como usuarios, emprendedores y sociedad en general. El cambio hacia un México sin efectivo ya está sucediendo y todos podemos ser parte activa de esta transformación.

Así que ¿estás listo para unirte a esta revolución?

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.