El futuro es ahora: charla sobre el avance tecnológico

¿Quieres mejorar tus relaciones en un mundo acelerado? Descubre las impactantes conclusiones de María Pérez Ahijón en esta charla TED.

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo una charla Tedx que acabo de ver y que me ha dejado realmente impactado. Se llama “Nuestro futuro es ahora” y la ponente, María Pérez, nos invita a reflexionar sobre el momento histórico en el que vivimos y cómo nuestras acciones están afectando nuestra salud mental, física y emocional.

La contradicción de nuestro tiempo

Vivimos en una época contradictoria. Por un lado, nos consideramos la sociedad más preparada de la historia, con acceso a recursos alimentarios para una dieta saludable y medios para estar conectados con otras personas. Sin embargo, cada vez hay más casos de obesidad debido al consumo de alimentos ultra procesados y nos sentimos más solos que nunca a pesar de estar hiperconectados.

Esto se debe a que estamos inmersos en un paradigma de inmediatez. Vivimos corriendo constantemente sin tener tiempo ni espacio para cuidarnos ni reflexionar sobre nuestras acciones. Hemos vendido nuestro tiempo por productividad y hemos perdido la paciencia necesaria para dedicarnos a nosotros mismos.

El cambio a lo largo del tiempo

Pero esto no es algo nuevo. Si retrocedemos en el tiempo hasta la Revolución Industrial del siglo XIX, vemos cómo se produjo un incremento masivo en la productividad y riqueza material en poco tiempo. Luego llegó la generación del 60, donde hubo una ruptura en los roles sociales y normas establecidas, dando paso a la liberación sexual y al placer instantáneo.

Leer también:  Explorando el cielo: descubre los misterios del universo

Hoy en día, sumamos a esta productividad y don de inmediatez el neoliberalismo, donde todos nos convertimos en mercancías para dar y obtener beneficios. El tiempo se ha vuelto efímero y vamos a todas partes con prisa porque queremos obtener las cosas de manera instantánea.

La falta de tiempo y sus consecuencias

El filósofo surcoreano Hyun Fulham señala que nos explotamos a nosotros mismos en nombre del autorealización. Nos sentimos orgullosos de no tener tiempo, nos quejamos constantemente, pero nos sentimos importantes por estar siempre ocupados. La falta de tiempo para cuidarnos y descansar se ha convertido en una señal de éxito.

Esta falta de tiempo no solo afecta a nivel individual, sino que también tiene consecuencias en la sociedad. Se refleja en objetos diseñados para durar poco, la obesidad como resultado del consumo rápido y poco saludable, la falta de conexión con la naturaleza y relaciones superficiales sin compromiso ni paciencia.

Las enfermedades modernas

Todos estos factores contribuyen al deterioro de nuestra salud mental. Los problemas relacionados con la ansiedad y la depresión han aumentado drásticamente en los últimos años. Según datos recopilados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), los problemas de ansiedad pasaron del 15% al 21% entre 2005 y 2016.

En edades tempranas, como entre los 10 y los 19 años, la depresión es una causa común de pérdida saludable años vida. Además, el suicidio se ha convertido en la segunda causa de muerte en el mundo entre los 15 y los 29 años.

Ante estos problemas, tendemos a buscar soluciones rápidas como pastillas para dormir, para la tristeza o para los problemas digestivos. La vida se ha vuelto patologizante y hemos mercantilizado la salud, con un aumento exponencial del consumo de psicofármacos.

Leer también:  Democracia activa: herramientas para cambiar el juego político

La importancia del ser frente al hacer

Nos hemos olvidado de dedicar tiempo a nosotros mismos. La sociedad nos empuja constantemente a tener, hacer y estar en todas partes. Sin embargo, es fundamental aprender a ser personas y no máquinas. Como menciona Víctor Frankl en su libro “El hombre en busca de sentido”, debemos buscar el sentido del ser frente al placer inmediato.

Para lograrlo, necesitamos trabajar sobre nosotros mismos, conectando con nuestras necesidades y buscando estar presentes en cada momento. También debemos invertir tiempo en relaciones sociales significativas y aprender a escuchar y atender tanto a los demás como a nosotros mismos.

Cambiar nuestros hábitos

No solo podemos trabajar individualmente, sino que también debemos tomar actitudes responsables hacia otros ámbitos importantes como la alimentación y el consumo consciente. Optar por una dieta saludable basada en alimentos locales y de temporada es crucial para cuidar nuestra salud física.

También debemos elegir objetos que tengan un menor impacto ambiental, preferiblemente sostenibles o de segunda mano. Comprar solo lo necesario evitando caer en impulsos consumistas nos ayudará a desarrollar valores como el cuidado y la reparación.

El poder de decidir y actuar

Nuestro futuro está en nuestras manos. A pesar de los desafíos que enfrentamos, tenemos el poder de tomar decisiones y actuar en consecuencia. Es hora de pasar del bienestar a corto plazo a uno a medio y largo plazo.

Podemos soñar en grande y trabajar hacia un futuro donde valoremos la calma, la serenidad y el sentido vital por encima del placer inmediato. No todo está perdido, pero requiere sacrificio y dedicación.

Nuestro tiempo actual se caracteriza por la falta de paciencia, la búsqueda constante de placer inmediato y una sociedad hiperconectada pero cada vez más solitaria. Esto tiene consecuencias negativas para nuestra salud mental, física y emocional.

Leer también:  Emprendiendo en aeroespacio: Combatiendo el Mal de Panamá desde la ISS

Sin embargo, podemos cambiar esta situación trabajando sobre nosotros mismos, conectando con nuestras necesidades e invirtiendo tiempo en relaciones sociales significativas. También debemos adoptar hábitos conscientes en cuanto a alimentación y consumo responsable.

Nuestro futuro depende de nuestras decisiones individuales y colectivas. Es momento de priorizar nuestro bienestar a largo plazo sobre el placer instantáneo. Tenemos el poder de transformarnos a nosotros mismos y construir un mundo mejor para todos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.