El impacto de tu huella: cómo nuestras acciones influyen en el mundo

¡Prepárate para una charla TED que cambiará tu perspectiva sobre el impacto que podemos tener en los demás! Descubre todo lo aprendido de Mario Pérez y su inspiradora historia en CETYS Universidad. ¡No te lo pierdas, sigue leyendo!

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo las ideas más importantes que he descubierto en un video de una charla Tedx. El autor, Mario Pérez, comienza hablando sobre los libros más vendidos y cómo todos ellos tratan sobre el tema del éxito y cómo alcanzar nuestras metas. Nos invita a reflexionar sobre qué significa el éxito para cada uno de nosotros.

Según Mario, el éxito es aquello en lo que ponemos todas nuestras fuerzas y ganas. Todos queremos ser exitosos y nadie quiere que su vida sea un fracaso. Por eso es tan importante poder responder a la pregunta: ¿Qué es el éxito para ti?

A continuación, nos propone un ejercicio muy interesante: imaginar nuestro propio funeral y pensar en qué nos gustaría que las personas estén hablando de nosotros en ese momento. No se trata de que hablen sobre cuánto dinero teníamos o cuánto viajamos, sino de cómo impactamos la vida de los demás.

Mario comparte una anécdota personal sobre el funeral de su abuela, donde pudo escuchar a las personas hablar sobre las cosas maravillosas que ella había sembrado en sus vidas. Esto le lleva a mencionar una palabra que le gusta mucho: magnanimidad.

La virtud de la magnanimidad

Mario explica que la magnanimidad se refiere a tener un alma grande, no necesariamente relacionada con tener riquezas materiales. Son aquellas personas que se acostumbran a dar lo mejor de sí mismas en todo lo que hacen. Son aquellos individuos que dejaron huella en los demás porque siempre dieron lo mejor de sí.

Leer también:  Hacer el bien: aprendiendo a respetar normas y valores

Las personas magnánimas son aquellas que se entregan por completo en todo lo que hacen, ya sea en el trabajo, en las relaciones o en cualquier otra actividad de su vida. Son aquellos seres humanos que tienen la capacidad de impactar positivamente la vida de los demás.

Lecciones aprendidas en la cárcel

A continuación, Mario comparte una experiencia personal muy impactante. Él y sus amigos decidieron ingresar a un centro penitenciario para dar clases de alfabetización a jóvenes menores de edad. Al principio, tenían miedo y reservas sobre cómo serían recibidos por estos jóvenes con problemas.

Sin embargo, se sorprendieron al descubrir que más que hacer daño a la sociedad, estos jóvenes habían sido dañados por ella. Eran personas deseosas de superarse y salir adelante a pesar de las peores circunstancias. Mario menciona el caso de un joven que quería aprender a leer y escribir porque soñaba con ser doctor. Esta historia dejó sin palabras a Mario y le hizo reflexionar sobre cómo nuestras decisiones están influenciadas por las huellas que otros han dejado en nosotros.

Nuestra construcción como individuos

Mario nos invita a pensar en las personas que han dejado huella en nuestra vida y han contribuido a convertirnos en quienes somos hoy. Son esas personas magnánimas, aquellas que han hecho cosas pequeñas pero espectaculares para nosotros.

En resumen, el éxito no está necesariamente relacionado con grandes logros materiales o fama; está vinculado con la virtud de la magnanimidad, de dar lo mejor de nosotros en todo lo que hacemos. El éxito radica en dejar huella en los demás y sembrar constantemente en la vida de quienes nos rodean.

Leer también:  Limpiemos nuestro desastre: el poder de la acción en la construcción

Así que te invito a reflexionar sobre qué es el éxito para ti y cómo puedes ser una persona magnánima, dejando huella en los demás a través de acciones pequeñas pero significativas. Recuerda que todos somos el resultado de las huellas que otros han dejado en nosotros, ¡así que seamos conscientes de la huella que dejamos en los demás!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.