El impacto del capitalismo consciente: aprende rápido y diviértete

Descubre el poder del capitalismo consciente, una fascinante charla TEDx que te abrirá los ojos. ¡No te la puedes perder!

En mi búsqueda constante por aprender y tener un impacto positivo en la sociedad, me he dedicado en los últimos años al tema de la educación, específicamente a la educación en negocios. Y es precisamente de esto que quiero hablarles hoy.

Cuando le comenté a algunos amigos sobre mi charla TEDx, sus reacciones fueron curiosas. Me decían cosas como: “¿Por qué no hablas de salvar a la vaquita marina o algo verdaderamente relevante?”. Y aunque entiendo su punto de vista, creo que es aún más importante compartir las ideas que voy a presentar hoy.

Si preguntamos a las personas si el capitalismo y las empresas son buenos para la sociedad, es probable que muchos respondan negativamente. De hecho, según una encuesta realizada por Gallup en Estados Unidos (y cuyos resultados no difieren mucho en México), solo el 18% confía en las empresas, ubicándolas por debajo de los sindicatos y los medios de comunicación.

Esta narrativa negativa hacia el capitalismo y las empresas se ha arraigado tanto en nuestra sociedad que incluso me han cuestionado sobre por qué enseñamos capitalismo en las escuelas de negocios si supuestamente “destruye” la creatividad de nuestros alumnos. Incluso he presenciado manifestaciones contra el capitalismo y la globalización casi a diario.

Pero ¿es esta visión acorde con la realidad? Si observamos un panorama histórico más amplio, nos damos cuenta de que el desarrollo económico ha sido impulsado principalmente por el capitalismo durante los últimos 200 años. Gracias al derecho de propiedad privada, al emprendimiento, al libre mercado y al respeto al estado de derecho, hemos logrado transformar de manera significativa los sistemas económicos y políticos en la mayoría de los países.

Leer también:  Descarbonización urbana: protegiendo el clima y las comunidades

Sin embargo, es importante mencionar que el capitalismo no es un sistema perfecto. Hay empresas que han abusado del medio ambiente, han explotado a sus empleados y forman parte de la corrupción en México. Y creo firmemente que aquellos que creemos en este sistema debemos señalar y combatir estas prácticas.

Afortunadamente, existen movimientos como el “capitalismo consciente”, el “capitalismo incluyente” y el “capitalismo justo”, cuyo objetivo es encontrar formas de hacer que el capitalismo funcione de manera más inclusiva para todos. Estos movimientos promueven la idea de empresas bien administradas con un propósito más amplio que solo generar ganancias, empresas comprometidas con generar valor compartido para todos sus grupos de interés: accionistas, proveedores, clientes, comunidad y empleados.

A pesar de que aún no hay suficientes empresas conscientes en México (y en el mundo), he tenido la oportunidad de conocer muchas compañías comprometidas con esta visión. El reto ahora radica en cómo formamos a los líderes actuales y futuros para crear o transformar las empresas hacia esta visión responsable.

Y aquí es donde entra ustedes. Como consumidores, clientes e incluso como empleados e inversionistas tienen una gran influencia sobre las empresas con las que interactúan diariamente. Tienen la libertad de elegir qué tipo de empresa apoyar o dónde invertir su dinero.

Por lo tanto, les pido dos cosas: primero, crean en este sueño junto conmigo; crean verdaderamente que las empresas son la mejor forma de crear valor a gran escala y sacar de la pobreza al 15% restante. Y segundo, utilicen su poder como consumidores, clientes e inversionistas para impulsar a más empresas y empresarios hacia una visión de responsabilidad social, un capitalismo consciente en donde las empresas sean agentes de transformación y creación de valor más inclusivo y justo para todos.

Leer también:  La crisis como oportunidad: lecciones de resiliencia

En resumen, el capitalismo no es perfecto, pero ha sido el motor principal del desarrollo económico durante los últimos dos siglos. Sin embargo, debemos combatir las prácticas abusivas e irresponsables que algunas empresas han adoptado. Movimientos como el “capitalismo consciente” nos invitan a imaginar un sistema en donde las empresas sean agentes de cambio positivo. Y ustedes tienen un papel fundamental en este proceso: creer en esta visión y utilizar su influencia para impulsar a más empresas hacia un futuro responsable.

Así que les animo a ser parte de esta transformación. Juntos podemos construir un mundo mejor a través del poder del capitalismo consciente.

¡Gracias por escucharme!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.