El juego como herramienta de autodescubrimiento en la educación

En su charla TEDx, la profesora peruana Aleyda Leyva revela cómo el juego puede revolucionar la educación. Descubre su enfoque innovador y transformador que ha impactado en la vida de sus estudiantes. ¡No te pierdas este inspirador resumen de su charla TEDx!

Hola, soy Aleyda Macará Leioa Chévez y hoy quiero compartir contigo algo que he descubierto en un video de una charla Tedx. Esta charla es presentada por una persona llamada Aleyda Leyva, quien tiene una historia personal muy interesante. En su infancia, solía jugar con sus amigos a juegos tradicionales como el yoyo y el trompo. Sin embargo, cuando tenía 6 años de edad, fue diagnosticada con artritis reumatoide juvenil, una enfermedad que cambió completamente su vida.

La artritis reumatoide juvenil es una enfermedad que causa inflamación en las articulaciones y mucho dolor. A pesar de esto, Aleyda logró continuar con sus estudios y se graduó de la secundaria. Decidió seguir estudiando y se postuló a la universidad para estudiar educación. Durante sus años universitarios, recibió mucho apoyo de sus profesores quienes se comprometieron a mejorar su aprendizaje.

Sin embargo, al comenzar a dar clases como maestra de quinto año de secundaria, Aleyda se enfrentó a un nuevo desafío: cómo captar la atención y motivar a sus estudiantes para lograr los aprendizajes necesarios. Fue entonces cuando recordó las aventuras imaginarias que vivía en su infancia y decidió aplicar estas ideas en el proceso educativo.

La gamificación: Una nueva forma de aprender

Aleyda descubrió una metodología llamada gamificación que consiste en utilizar elementos del juego en procesos no lúdicos como la educación. Si bien esta metodología surgió en el ámbito empresarial, Aleyda vio su potencial para motivar a los estudiantes y acercarles diferentes oportunidades de aprendizaje.

Leer también:  Descubre cómo el amor y el crecimiento personal nos impiden crecer

Para mostrar cómo funciona la gamificación en la educación, Aleyda compartió algunos ejemplos de proyectos que ha realizado con sus estudiantes. En uno de ellos, los estudiantes diseñaron una colección de moda juvenil basada en la iconografía de sus ancestros. Incluso organizaron una pasarela donde ellos mismos fueron modelos. Esta experiencia fue emocionante y significativa para los estudiantes, tanto así que algunos decidieron estudiar diseño de moda profesionalmente.

Otro proyecto interesante que Aleyda menciona es el desarrollo de una calculadora de dióxido de carbono. Los estudiantes utilizaron lenguaje de programación para crear esta herramienta que permite calcular cuánto dióxido de carbono generamos al realizar actividades cotidianas como ver televisión o usar el celular. Esto les permitió tomar conciencia sobre su huella ecológica y tomar decisiones más conscientes para mitigar su impacto ambiental.

La educación como aventura

A través del uso de la gamificación, Aleyda logró transformar el proceso educativo en un escenario donde los estudiantes pueden vivir aventuras y desempeñar diferentes roles. Esto les brinda la oportunidad no solo de adquirir conocimientos y habilidades, sino también descubrir quiénes son y qué pueden llegar a ser para su comunidad.

Lamentablemente, muchas veces el sistema educativo se enfoca únicamente en desarrollar competencias académicas sin fomentar el autodescubrimiento y el sentido de responsabilidad hacia la comunidad. La gamificación cambia esta perspectiva al presentar la educación como una oportunidad para divertirse, vivir aventuras y convertirse en héroes y heroínas tanto en el aula como en la sociedad.

La vida como una experiencia de aventura

Aleyda también nos invita a reflexionar sobre cómo vemos nuestra propia vida. Muchas veces, nos dejamos llevar por la rutina y olvidamos que podemos ser los protagonistas de nuestra propia historia. Si concebimos nuestra vida como una experiencia de aventura, estaremos más dispuestos a disfrutar cada día, aceptar nuestros errores y trabajar para mejorar nosotros mismos y nuestro entorno.

Leer también:  Transformación de equipos y comunidades: Lecciones inspiradoras

La gamificación no solo tiene lugar dentro del aula, sino que también puede ser aplicada en nuestra vida cotidiana. Si aprendemos a ver cada situación como un desafío emocionante, estaremos más abiertos al cambio y a tomar decisiones que nos ayuden a crecer personalmente.

La charla Tedx de Aleyda Leyva nos muestra cómo la gamificación puede transformar el proceso educativo en una experiencia motivadora y significativa para los estudiantes. Al utilizar elementos del juego, se les brinda la oportunidad de vivir aventuras, descubrirse a sí mismos e impactar positivamente su comunidad.

Nuestra vida también puede ser vista como una aventura donde somos los héroes principales. Si adoptamos esta mentalidad, estaremos más dispuestos a disfrutar cada día, aprender de nuestros errores y generar cambios positivos tanto en nosotros mismos como en nuestro entorno.

Ahora te invito a reflexionar sobre cómo puedes aplicar la gamificación en tu vida y en el proceso de aprendizaje. Recuerda que cada día es una oportunidad para vivir una nueva aventura y convertirte en el héroe o heroína de tu propia historia.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.